Clima
Martes 14 de Febrero de 2017

Gualeguaychú sin playas, tras las lluvias, por la crecida del río homónimo

Ayer se produjo el desborde de arroyo La Capilla y dejó que dejó aislados a turistas y pobladores

En Gualeguaychú cayeron más de 240 milímetros en cuatro días, el río homónimo llegó a 3,44 en la noche del lunes en el puerto local y tapó las playas.


En repunte del caudal del río provocó el desborde del arroyo La Capilla y desbordó sobre el camino que une la ciudad con baleario Ñandubaysal, una zona turística con casas de fin de semana y bungalows para turistas, y los pobladores quedaron aislados.


En el lugar trabajaron, de manera conjunta, la Policía, la Dirección de Tránsito de Gualeguaychú y la de Pueblo Belgrano y, para la tarde la situación quedó controlada aunque el camino permaneció cortado.


Desde el área de Defensa Civil Municipal explicaron que el río desbordó en las áreas bajas; es decir que el parque Unzué se vio afectado, al igual que el camino de la Península. Además, el río afectó los balnearios Norte, Playa del Puente y las áreas privadas.


Hernández dijo a El Día que, pasados los 2.50 metros en puerto local, comienza a ingresar agua a la playa del puente como al balneario municipal. "Esperamos no tener evacuados de población urbana de residencia, esperamos no tener problemas en la zona del barrio Munilla y en las zonas bajas en general".


Por otra parte, Néstor Pintos, coordinador de Seguridad e Higiene de la Municipalidad, dijo a El Argentino que, por una cuestión de seguridad, el acceso a Parque Unzué, donde hay mucha agua acumulada, quedó cortado para el tránsito vehicular, excepto para aquellas personas que viven en el Camino de la Costa. Asimismo, indicó que "la zona de mayor complicación fue la del Barrio 200 Viviendas, donde se trabajó en facilitar el drenaje en las calles de acceso, que tenían mucha agua acumulada. En los otros barrios y sectores ribereños, la situación está controlada, aunque nos mantenemos en alerta ante cualquier repunte del río".


Pronósticos

La lluvia caída en lo que va del año se acercó a los 500 milímetros, una marca no habitual y que no había sido pronosticada. Afortunadamente, el río Uruguay se encuentra bajo respecto al puerto local y puerto Boca. Con una diferencia de casi 70 centímetros, el agua comenzaría a escurrirse naturalmente.


A nivel del puerto, se registra una crecida promedio de 2 centímetros por hora aproximadamente pero la velocidad de desagüe es importante, ya que está entrando y saliendo rápido de la cuenca.


En tanto, el pronóstico anuncia que hoy y mañana podría mejorar el tiempo, aunque las lluvias volverían a ser incesantes, el jueves, viernes, sábado y domingo.

Comentarios