Pais
Miércoles 10 de Febrero de 2016

Gremialistas dicen que el piso salarial en paritarias será el 30%

Así lo afirmaron en la jornada de ayer Hugo Yasky y Pablo Micheli, de las dos CTA, y Mario Calegari de la UTA, con el argumento del salto inflacionario de los meses de diciembre y enero 

Los gremios que nuclean a distintos sectores de la actividad pública y privada advirtieron ayer que debido a la fuerte suba en los precios desde finales del año pasado no aceptarán cerrar acuerdos salariales con ajustes inferiores al 30%, justo antes de la reunión que el presidente Mauricio Macri mantendrá esta semana con algunas de las centrales obreras.

El secretario de prensa de la UTA (Unión Tranviario Automotor), Mario Calegari, aseguró que ese sindicato reclamará “no menos del 30%” de aumento en las paritarias y consideró que sería “prudente” dividir la discusión salarial en dos tramos.

“El trabajador necesita poder recuperar el poder adquisitivo y a partir de ahí entendemos que no debería ser menor al 30%”, sostuvo el dirigente gremial sobre las pretensiones del gobierno de que los aumentos no superen el 25%.

Sin embargo, aclaró que el sindicato está “abierto” a la discusión si en la agenda del gobierno se encuentran temas como actualización del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias.

Calegari subrayó que “la paritaria no tiene techo”. Para que haya una paritaria libre “tiene que haber una libre discusión entre el sector empresario y los trabajadores”.

El secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, aseguró por su lado que la “cifra mínima” para plantear en las paritarias es de un “35%”, al tiempo que propuso desdoblar la discusión salarial en dos tramos distintos.

Los secretarios de las dos CTA (Yasky y Pablo Micheli) no estarán en la reunión con Macri, que sólo recibiría a los jefes de las tres CGT (Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo). “La cifra mínima es de un 35%”, sostuvo Yasky, quien también se mostró confiado en que “no va a haber ningún techo para las paritarias” tal como señalaron algunos funcionarios nacionales.

El sindicalista cercano al kirchnerismo justificó su augurio en que “los dirigentes sindicales y el gobierno saben que ese tipo de acuerdos cuando se toman a espaldas de los trabajadores deja afuera a una parte del movimiento sindical”.

“Con los aumentos que ha habido, poner un techo del 25% no lo aceptaría ningún dirigente sindical, y creo que el Gobierno no se animaría a tal cosa”, resaltó.

Asimismo, Yasky se refirió a la posibilidad de que en la reunión entre los líderes de las facciones de la CGT y el presidente Mauricio Macri se intente fijar un techo a la discusión salarial.

Por su parte el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, aseguró que el gobierno de Mauricio Macri “está poniéndole techo a las paritarias”, lo que consideró que es “una política de corte neoliberal”.

“Macri está poniéndole en los hechos un techo a las paritarias.

No tiene por qué meterse en esta negociación. ¿Por qué no le puso techo al aumento de las tarifas, a los beneficios de los sectores más beneficiados?”, sostuvo el dirigente sindical

Reintegros

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó que “a partir de hoy (ayer), comenzarán a cobrar sus reintegros los ciudadanos que solicitaron la devolución por la adquisición de moneda extranjera para tenencia y turismo realizados entre 2012 al 2014.

Marcha atrás del BCRA tras amenaza de Moyano

Tras la amenaza del gremio de Camioneros de convocar a un paro, el Banco Central optó por postergar la resolución que habilitaba a las entidades financieras a dejar de remitir por correo los resúmenes de cuenta para empezar a hacerlo vía online.

La entidad que preside Federico Sturzenegger escuchó el reclamo y las advertencias del titular del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, y dispuso que los resúmenes sigan siendo emitidos en papel y que en forma gradual se haga el cambio a la vía informática.

La medida puso en pie de guerra al gremio de Moyano, quien había advertido que unos 4.000 empleados de compañías postales podían perder el puesto de trabajo. El Central empezó a comunicar a los bancos, emisoras de tarjetas, las asociaciones gremiales bancarias, y también a Camioneros, que continuará el mecanismo de envío, aunque paulatinamente se lo irá cambiando para que se los haga vía online.

“No puede ser que todo ese papelerío deje de enviarse a través de los carteros y se utilice solo Internet. Ya empezaron las suspensiones y el recorte de horas extras”, advirtió la semana pasada Moyano. Originalmente, el Central había comunicado el 14 de enero que los bancos podían remitir a sus clientes los resúmenes de cuenta o de tarjeta de crédito a través de medios electrónicos, tales como el correo electrónico o el acceso a través de homebanking, un servicio por el que no podrán cobrar cargos ni comisiones.

Tras una reunión de directorio, se comunicó que la medida se engloba en “la extensión del uso de medios electrónicos en el sistema bancario, a través de la cual el BCRA aspira a promover la bancarización en todos los estratos de la sociedad, uno de sus objetivos centrales de gestión”.

Cuando se desató el conflicto, Moyano convocó a un plenario de delegados y amenazó con llamar a un paro en Correo y Transporte de Caudales. 

Buenos Aires, Mendoza y Neuquén tomarán deuda

Las provincias de Buenos Aires, Mendoza y Neuquén saldrán entre este mes y marzo al mercado de capitales para colocar deuda en dólares, con lo que inyectarán divisas al Banco Central y se harán de pesos para salir de la emergencia financiera.

Esa fue la opción que le dio el presidente Mauricio Macri a los gobernadores, quienes le pidieron recientemente al ministro de Interior, Rogelio Frigerio, asistencia financiera para pagar salarios y a los proveedores, con el objetivo de reactivar las provincias.

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal ordenó a su ministro de Economía, Hernán Lacunza, que salga a colocar una primera emisión de 500 millones de dólares este mes y otra en marzo o abril, como parte de los 60.000 millones de pesos autorizados por la Legislatura provincial.

La gestión bonaerense ya tiene avanzada la ingeniería financiera con un consorcio de bancos integrado por el Citibank, JP Morgan y HSBC: esta primera colocación será clave para testear la performance de la provincia. 

El mandatario mendocino, Alfredo Cornejo, tiene avanzado su plan de endeudamiento por 300 millones de dólares: la idea consiste en colocar un bono nacional y otro internacional, entre una y dos letras con vencimiento en 2016 y la suscripción de al menos un préstamo bancario. En paralelo, Cornejo busca la renegociación de una millonaria deuda de 2015 con el Banco Nación y analiza la cancelación anticipada de las obligaciones con el Credit Suisse o de uno de los tres bonos Link de la gestión anterior.

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, analiza salir al mercado de capitales, aunque cuenta con oxigeno disponible debido a los 500 millones de pesos que le adelantó Macri.

Comentarios