Mundo
Domingo 28 de Junio de 2015

Grecia: El presidente Tsipras anunció que mañana cerrarán los bancos y no operará la bolsa

Corralito griego. Alexis Tsipras culpó a sus socios europeos y al Banco Central Europeo por forzar al país a tomar estas medidas. La bolsa de Atenas también  permanecerá sin operaciones.                 

 A raíz de las negociaciones que mantiene Grecia con la troika por nuevas medidas de austeridad que debería implementar el gobierno heleno para que le liberen un nuevo tramo de descarte, el primer ministro Alexis Tsipras anunció hoy que mañana habrá feriado bancario y la que bolsa tampoco realizará operaciones. 

Alexis Tsipras anunció esta tarde que mañana no funcionarán los bancos y que se realizarán controles de capitales en Grecia, y culpó a sus socios europeos y al Banco Central Europeo por forzar al país a tomar estas medidas. La bolsa de Atenas también  permanecerá sin operaciones.                 

Los prestamistas griegos, que se han mantenido a flote a  través del financiamiento de emergencia del banco central, están  en la línea de fuego en caso de que Atenas caiga el martes en  moratoria por una deuda de 1.600 millones de euros con el Fondo Monetario Internacional (FMI).                 

El Banco Central Europeo (BCE) dijo que no elevaría el nivel del financiamiento de emergencia, sumando presión sobre los  bancos griegos que han estado sobreviviendo en las últimas  semanas gracias a los frecuentes incrementos de los fondos del  mecanismo ELA.  
               
En medio de la agitación política en Grecia, donde una clara  mayoría desea permanecer en la zona euro, los próximos días supondrán un enorme desafío a la integridad del bloque monetario de 16 años. Las consecuencias para los mercados y los sistemas  financieros no estaban claras.                 

“Es un momento oscuro para Europa (...) sin tomar en cuenta  el lugar en el que estemos tenemos clara conciencia al respecto”, dijo el ministro de Finanzas griego, Yanis  Varoufakis, en una entrevista con la Radio BBC.             
    
El Gobierno de Grecia, liderado por el partido Syriza, había  estado negociando la liberación de los fondos a tiempo para pagar al FMI. Pero sorpresivamente, en las primeras horas del  sábado, Tsipras pidió un tiempo adicional para permitir a los griegos votar en un referendo el 5 de julio sobre los términos  del acuerdo con la zona euro.                 

Los acreedores rechazaron de plano la solicitud, dejando pocas alternativas a Grecia más allá de caer en default, un evento que agudizará la presión sobre el sistema bancario del país.
                 
Tsipras dijo que los controles de capital no detendrían sus  planes de realizar un referendo el próximo domingo sobre las  exigencias del FMI y la zona euro.

Las exigencias de la troika
​Los acreedores desean que Grecia recorte las pensiones y eleve impuestos en niveles que según Tsipras agudizarían una de las peores crisis económicas que ha vivido el país en tiempos  modernos. Un cuarto de la fuerza laboral está desempleada.     
            
Partidos de oposición griegos se han unido en una condena contra la decisión de Tsipras de convocar al referendo sobre los términos del rescate, pero muchos ciudadanos están de acuerdo con la medida.      

El BCE dijo en un comunicado el domingo que mantendrá en sus  actuales niveles la liquidez de emergencia para los bancos griegos, pero que estaba siguiendo de cerca la situación y que  podría ‘reconsiderar su decisión‘.  


Fuga de capitales 
Con el feriado bancario como telón de fondo, hoy se formaron largas filas en los cajeros automáticos, incluyendo a entre 40 y 50 personas que  aguardaban por retirar su dinero en algunos expendedores del centro de Atenas.  
               
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania emitió una advertencia de viajes a los turistas que acudirán a Grecia,  señalando que deberían llevar consigo efectivo suficiente en caso de tener dificultades con los prestamistas locales.  
               
El Banco de Grecia dijo que estaba haciendo ‘enormes  esfuerzos‘ por garantizar que los cajeros automáticos se  mantuvieran con efectivo.   

Comentarios