A un click
Martes 02 de Febrero de 2016

Gorila protegió a un nene que quedó inconciente en su jaula

Las imágenes son utilizadas para demostrar que los gorilas no son agresivos y que sólo reaccionan con violencia cuando detectan un peligro.

Otra vez quedó confirmado que la fama de violentos que tienen algunos animales son consecuencia de la imaginación. Así lo confirma el video de un enorme gorila que se hizo viral. Porque lo que parecía que terminaría en una tragedia tuvo un desenlace cariñoso e inesperado de parte del gigante animal. La historia la protagonizaron un niño de cinco años y un gorila de espalda plateada en el zoológico de Jersey, Inglaterra.
Ya se sabe que el binomio entre animales y niños suele funcionar a la perfección, pero no es lo mismo hablar de mascotas domésticas que de otras especies salvajes acostumbradas a proteger su territorio. Lo que tenía que ser un día feliz en familia a punto estuvo de convertirse en una jornada fatídica cuando pequeño niño se subió a la cornisa para poder ver mejor al simio con tanta mala suerte que se precipitó al vacío ante la psicosis de los presentes. Los nervios aumentaron cuando se percataron de que Jambo había visto la caída y se acercaba sigilosamente hacia él, que permanecía inconsciente en el suelo tras el fuerte impacto. Fue en ese momento cuando todo el mundo temió lo peor. Pero lejos de los peores augurios, el gorila se acercó al niño pero adoptó con él una actitud protectora, como si el animal hubiera percibido que el pequeño estaba lastimado.
Tal y como muestran las imágenes que sen pudieron grabar del incidente, Jambo no adopta ningún tipo de actitud agresiva con el niño, al contrario, parece estar velando por él para evitar malos mayores. Al final, miembros del zoológico pudieron entrar en el interior del recinto de los gorilas para rescatar al niño que, más allá del susto, no sufrió ninguna herida de gravedad. Los responsables del recinto y asociaciones que estudian el comportamiento de este tipo de animales están usando ahora estas imágenes para demostrar que los gorilas no son agresivos y que sólo reaccionan con violencia cuando detectan un peligro. 

Comentarios