Pais
Lunes 12 de Enero de 2015

Golpeó y desfiguró a su exnovia en una fiesta electrónica

Ocurrió en una fiesta en la playa, en Mar del Plata. La joven de 25 terminó internada con múltiples fracturas.

Una joven de 25 años denunció a su ex novio, por golpearla salvajemente durante un fiesta electrónica que se llevó a cabo el jueves pasado en un balneario de Mar del Plata.

 

El hecho ocurrió en la madrugada del jueves 8 de enero, cuando Victoria Montenegro estaba en la fiesta electrónica que se llevaba a cabo como inauguración del balneario "Destino Arena", de esa ciudad.

 

En la fiesta, la chica tuvo la mala fortuna de encontrarse con el violento, identificado como Cristian Pilloti, de 25 años, quien se desempeña en el Ente Municipal de Vialidad de Mar del Plata.

 

El iracundo joven la llevó hasta el estacionamiento del balneario y comenzó a golpearla hasta dejarla inconsciente, según consta en la denuncia que se realizó en el destacamento de la Mujer. Más tarde, el propio atacante la llevó hasta la casa de un amigo de ella, la dejó en la vereda y se dio a la fuga.

 

Según los médicos de la clínica Pueyrredón, donde la atendieron, la joven "sufrió fractura de tabique, tenía partido el hueso del globo ocular en tres partes, además de cortes y hematomas en la cara y el resto del cuerpo".

 

Por las lesiones, Montenegro estuvo tres días internada y si bien el sábado le dieron el alta, deberá continuar con un tratamiento ambulatorio, informaron fuentes de la investigación.

 

En su denuncia, Montenegro expuso que el ex novio le había pegado en otras oportunidades, "pero por miedo nunca lo había denunciado, me maquillaba, me ponía base y todo quedaba tapado, pero esta vez no lo pude hacer". "El dolor y el daño que yo siento en este momento, tanto físico, como psicológico y emocional no se puede describir con palabras, y no se lo deseo a nadie", expresó la mujer en su cuenta de Facebook.

 

A cinco días de la brutal paliza, Vicky cree que si esa noche no hubiese terminado internada y con múltiples fracturas, ahora andaría por ahí, con los moretones tapados con maquillaje. "Si bien hace bastante que no estábamos juntos, nunca dejamos de vernos, de salir a tomar algo. Siempre fue muy celoso, controlador y aunque otras veces me había agredido, jamás lo había hecho de esta manera", contó la víctima este lunes al sitio web 0223.

Comentarios