La Provincia
Lunes 07 de Marzo de 2016

Gobernadores quieren el 16,9% de coparticipación en tres años

El jueves los mandatarios provinciales se verán con Frigerio y tal vez con Macri. Quieren que el descuento ilegítimo que realiza la Nación comience a dejarse de lado este año y termine en 2018. Por lo ya retenido, ofrecen un canje de deuda 

Se conocieron algunos detalles del planteo que llevarán esta semana los gobernadores peronistas al gobierno nacional tras el cimbronazo que provocaron al rechazar adherir al Decreto N° 406 de Mauricio Macri que proponía discutir la devolución del 15% de la coparticipación en cinco años.

El descuento de ese 15% para el Anses comenzó a realizarse en 1992, pero en noviembre hubo un fallo de la Corte Suprema de Justicia que lo declaró ilegal y ordenó que se dejara de lado en favor de tres provincias (Santa Fe, San Luis y Córdoba). Antes de finalizar su mandado, Cristina Fernández decretó dejar de descontarle a todas las provincias; y apenas iniciado su período, Macri reinstaló el descuento. Del mismo modo se reclama el cese del 1,9% que se detrae a las jurisdicciones provinciales en favor de la AFIP.

Se trata de sumas millonarias que cambian sustancialmente la matriz financiera de cualquier provincia; y especialmente la de Entre Ríos, que sufre esos descuentos y a la vez nunca  transfirió su Caja de Jubilaciones al Estado nacional, lo que le genera un  déficit anual de 2.200 millones de pesos.

Reproches cruzados

La semana pasada los gobernadores peronistas frenaron las intenciones del macrismo y de su aliado táctico Sergio Massa, que había elaborado un decreto creando una comisión para discutir cómo dejar de realizar esos descuentos, pero señalando de antemano que sería entre 2017 y 2021.

El endurecimiento de la postura de los gobernadores se terminó de decidir con el poco amistoso discurso de Macri ante la Asamblea Legislativa, en la apertura de sesiones del Congreso. Durante las últimas horas hubo  reproches cruzados: el massismo le recriminaba a Macri la dureza de su discurso, que alertó a los jefes provinciales peronistas; y el macrismo le reprochaba a Massa haber planteado una metodología de  devolución de los fondos (que se descuentan actualmente) sin haber sondeado su aceptación en las provincias.

Vale recordar que el massismo le abrió esa puerta al gobierno nacional como alternativa a rechazar en el Congreso el Decreto de Necesidad y Urgencia de Macri que reinstauró los descuentos (excepto a las tres provincias del fallo)  dejando sin efecto un decreto anterior de Cristina Fernández.

Lo cierto es que en la necesidad del macrismo de conseguir aliados peronistas para intentar aprobar las leyes que permitirían un acuerdo con los fondos buitre (Ver página 6), durante el fin de semana se enviaron señales amigables a los gobernadores peronistas.

Durante el fin de semana los ministros de Economía provinciales dieron forma al planteo que llevarán el jueves al encuentro con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. La reunión se había planificado inicialmente para el martes, pero luego se postergó 48 horas.

El planteo de los mandatarios provinciales será que la devolución comience este año, y no el año que viene; tal como lo adelantó UNO el miércoles. Y también reclaman que la situación se normalice en el trienio 2016-2018.

El planteo -explicado ayer por voceros  extraoficiales a diarios porteños- no es novedoso. Los gobernadores quieren “gobernabilidad de ida y vuelta”, y entienden que hasta ahora el macrismo solo pide, pero no ofrece nada.

La propuesta

Si bien el monto global que la Nación retenía indebidamente a las provincias orilló los 80.000 millones en 2015; ahora se habla de una suma menor puesto que a las tres provincias con fallo favorable ya no se les realiza el descuento.

Según lo que trascendió del planteo de los mandatarios provinciales, una parte de lo que deje de descontarse deberá remitirse en efectivo a las provincias. No superaría 10 puntos porcentuales, de un total de 16,9 que se reclaman. El resto podría aceptarse en bonos. 

Lógicamente, los gobernadores también llevarán una propuesta para recuperar lo descontado en años anteriores (reclamarían lo de los últimos cinco) y que podría saldarse con un bono  nacional a  largo plazo o bien compensando deuda. La segunda posibilidad mejoraría el perfil de las provincias para salir a buscar financiamiento externo, un plan que tienen la mayoría de los gobernadores.

Por la magnitud de los temas y por la reformulación de las reglas en la relación Nación-provincias se trata de un acuerdo de magnitud, en el que ahora  los gobernadores quieren poner las condiciones.

Bordet reclama igualdad en el trato de la Nación

El miércoles el gobierno entrerriano difundió algunas declaraciones del gobernador, Gustavo Bordet, formuladas al término de la reunión de los gobernadores en la sede porteña del Consejo Federal de Inversiones (CFI).

Bordet enfatizó que el proceso de discusión debía desembocar en medidas que reinstauren la igualdad entre las provincias, ya que hay algunas a las que la Justicia ya liberó del descuento de la coparticipación, sino que también el gobierno nacional impone criterios selectivos, asistiendo por ejemplo con voluminosos adelantos de coparticipación a provincias amigas como Buenos Aires o Jujuy, o elevando por decreto el porcentaje de coparticipación para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, mientras que las jurisdicciones gobernadas por el peronismo no acceden a estos beneficios.

“Queremos llevar adelante una negociación por restitución de la coparticipación que ponga en situación de igualdad a todas las provincias. Los plazos son perentorios. No vamos a  comprometer con una decisión las finanzas en el futuro ni renunciar a ningún derecho”, señaló el gobernador entrerriano.

En ese momento, Bordet no habló de un nuevo borrador ni menos aún de un nuevo Pacto Fiscal (de lo que comenzó a hablarse el fin de semana), sino de aspectos del Decreto N° 406 “que habría que modificar y corregir para hacer real y efectiva una pretensión totalmente legítima que tienen las provincias”. 

Algunos medios nacionales, como el diario La Nación, ubican a Bordet dentro del grupo de los gobernadores moderados, donde están la mayoría de los que cursan su primer mandato, tanto el entrerriano como Domingo Peppo (Chaco), Hugo Passalacqua (Misiones) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego). Aseguran que en ese grupo tiene notable ascendencia el mandatario  salteño Juan Manuel Urtubey.

En cambio, señalan estos medios,  los más duros a la hora de plantarse frente a Frigerio y a Macri son  Alicia Kirchner (Santa Cruz), Carlos Verna (La Pampa),Gildo Insfrán (Formosa) y Juan Manzur (Tucumán).

El gobernador entrerriano comparte con algunas otras provincias la situación más perjudicial: sufrir el descuento para el Anses pero tener que hacer frente al déficit de un sistema previsional provincial que no puede transferirse a la Nación por mandato de la Constitución provincial. “En nuestro caso se da una situación donde existe un (descuento de) 15% por la transferencia de la Caja de Jubilaciones, más el 1,9% para el sostenimiento y financiamiento del sistema tributario nacional, con lo cual el monto porcentual adeudado es del 16,9%. Y por otro lado, también, el hecho de que la Caja de Jubilaciones nunca ha sido transferida y no puede serlo porque nuestra Constitución provincial lo determina”, indicó. 

Comentarios