La Provincia
Jueves 03 de Marzo de 2016

Gobernadores del PJ objetan plan de Macri para la coparticipación

Gustavo Bordet dijo que no comprometerá las finanzas de la Provincia adhiriendo al decreto nacional

“Queremos llevar adelante una negociación por restitución de la coparticipación que ponga en situación de igualdad a todas las provincias. Los plazos son perentorios. No vamos a  comprometer con una decisión las finanzas en el futuro ni renunciar a ningún derecho”, dijo ayer el gobernador entrerriano, Gustavo Bordet, luego del encuentro de sus pares y legisladores en la sede del Consejo Federal de Inversiones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.  

“Se analizó el decreto que la semana pasada emitiera el Poder Ejecutivo Nacional proponiendo un plan de pago de la coparticipación a cinco años. Es un paso hacia adelante que el Gobierno reconozca la legitimidad del reclamo. Pero no estamos de acuerdo en varios de los puntos de esa norma”, sostuvo el mandatario entrerriano aludiendo al plazo que el Ejecutivo nacional propuso para dejar de descontar el 15% que fue considerado ilegítimo por la Corte Suprema de Justicia de la Nación para tres provincias que habían llevado su reclamo ante la señora de los ojos vendados.

“Decidimos en el conjunto solicitar una audiencia al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y posteriormente al Presidente para poder discutir los términos del decreto y ver en qué puntos podemos avanzar y cuáles, a nuestro entender, habría que modificar y corregir para hacer real y efectiva una pretensión totalmente legítima que tienen las provincias”, adelantó Bordet. 

Dicho esto, el gobernador se refirió puntualmente a la situación de Entre Ríos. “En el caso particular de Entre Ríos se da una situación donde existe un 15%  (que se descuenta) por la transferencia de la Caja de Jubilaciones, más el 1,9% para el sostenimiento y financiamiento del sistema tributario nacional, con lo cual el monto porcentual adeudado es del 16,9%. Y por otro lado, también, el hecho de que la Caja de Jubilaciones nunca ha sido transferida y no puede serlo porque nuestra Constitución provincial lo determina de esa manera”, acotó

“De esta manera, la idea es tomar, reunir y analizar todos estos elementos objetivos, y hacer un planteo general y concordante con los gobernadores para poder llevar adelante esta negociación que pondría en pie de igualdad al resto de las provincias, porque hoy hay cuatro distritos que ya tienen solucionando su sistema de coparticipación, y los 20 restantes aún estamos en tren de espera de poder lograrlo”, indicó en referencia a las tres provincias que inicialmente reclamaron a la Justicia, y de la Ciudad de Buenos Aires, que fue favorecida por una suba que decidió Macri  por decreto. 

Bordet dijo además: “Se fijaron términos perentorios porque esto urge y no admite dilaciones, además porque hay hechos como el decreto que ya está emitido y vigente, al cual nosotros debemos adherir o no”.

Renunciamiento judicial

El gobernador entrerriano apuntó a una de las trampas del decreto macrista, que exige un renunciamiento al reclamo judicial dentro de la adhesión a la norma que fija las condiciones para dejar de descontar el 15% de la coparticipación.

Bordet insistió: “Entre Ríos hoy no está en condiciones de adherir porque no queremos comprometer con una decisión las finanzas en el futuro de la provincia, dado que esto implica, por ejemplo, el renunciamiento a toda acción judicial”.

Y evaluó luego:  “Son temas complejos que están estudiando fiscales de Estado y los ministros de Economía de las provincias justicialistas, y cuando se tenga un documento, un petitorio consensuado, se planteará en sucesivas instancias al Ministerio del Interior y al Presidente de la Nación”, concluyó.

Participaron en el encuentro los gobernadores de Catamarca, Lucía Corpacci; de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; de La Rioja, Sergio Casas; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Formosa, Gildo Insfrán; de Misiones, Maurice Closs; de Santa Cruz, Alicia Kirchner; de La Pampa, Carlos Verna; y de Tucumán, Juan Manzur. También estuvieron presentes en el cónclave Miguel Ángel Picheto, presidente del bloque de senadores nacionales del FPV; el senador Pedro Guastavino y el diputado Héctor Recalde.

***

Razonable reacción desde las provincias

Carlos Matteoda / De la Redacción de UNO
cmatteoda@uno.com.ar 


La cuerda se va tensando con el gobierno nacional y, no es novedad, la tarea del interlocutor con los gobernadores -el ministro del Interior Rogelio Frigerio- se pone cada vez más dificultosa.

Gustavo Bordet, al igual que varios gobernadores justicialistas, elogiaron la semana pasada el decreto del presidente, Mauricio Macri, que estableció que la devolución del 15% de la coparticipación que se descuenta a las provincias se iba a realizar gradualmente en cinco años.

El Decreto Nº 406  fue firmado por Macri el 25 de febrero y creó el Consejo Argentino para el Nuevo Federalismo y estableciendo que la devolución definitiva deberá completarse el 1º de enero de 2021.

El elogio era por la actitud de reconocerle a las provincias la legitimidad del reclamo. Bordet valoró el “gesto político” del gobierno nacional: “De darle legitimidad al reclamo que las provincias venimos haciendo”.

En realidad se sabe que la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló a favor de las provincias que llevaron ese planteo a Tribunales, por lo que, lejos de ser una concesión graciosa del Presidente era el reconocimiento de una realidad.

Pero, en el fondo, la realidad era que ese compromiso significa poco. Excepto los tres distritos favorecidos por la el fallo judicial (Santa Fe, San Luis y Córdoba) , y la Ciudad de Buenos Aires a la que Macri le aumentó la coparticipación por decreto; las otras provincias están asfixiadas y no pueden esperar cinco años. Y Entre Ríos es de las más comprometidas porque mantiene su Caja de Jubilaciones y asume el déficit completo del sistema, a diferencia de otras provincias que transfirieron a la Nación su sistema previsional.

El origen del decreto de Macri fue -según los medios porteños-  la negativa de Sergio Massa a ratificar legislativamente un decreto anterior de Macri que derogaba lisa y llanamente una medida anterior de Cristina Fernández que ordenaba dejar de descontar el 15% a todas las provincias. Si bien la postura de Massa pareció inicialmente en favor del reclamo de las provincias, hay quienes sospechan que la intención del “cogobernante” líder del Frente Renovador haya sido fortalecer a Macri llevándolo a asumir un compromiso de lento y tardío cumplimiento, como una manera de restarle presión a un conflicto en el que las provincias reclaman una respuesta urgente.

En síntesis, los gobernadores esperaban llegar este año a un acuerdo para dejar sin efecto -al menos parcialmente- el descuento de ese 15% de la coparticipación, y la respuesta que encontraron fue un reconocimiento del reclamo y la promesa de darle cumplimiento en cinco años. Y esto, en lo que respecta a dejar de descontar ese porcentaje. Nada se habla de la devolución de lo ilegítimamente descontado durante los últimos 10 años, que es el plazo hacia atrás hasta donde se puede extender el reclamo. 

Concretamente el plazo de cinco años implicaba que durante todo 2016 el gobierno nacional seguiría descontándole a todas las provincias (menos las tres mencionadas) y que recién en 2017 comenzará una lenta devolución. Esto significa, entre otras cosas, que la ayuda financiera  a las provincias seguirá siendo discrecional en manos del macrismo.

Cuando las provincias vayan a la Corte Suprema a reclamar la misma sentencia que obtuvieron las provincias de San Luis, Córdoba y Santa Fe, el cuerpo judicial casi seguramente tendrá dos miembros más puestos por el macrismo. Los gobernadores recelan que no sería de extrañar entonces, que el pronunciamiento judicial se retrase.

Mientras tanto, esos gobernadores necesitados de fondos nacionales reciben cada vez más condiciones del macrismo, entre las que se cuentan la necesidad de alinear a los legisladores nacionales de las provincias gobernadas por el peronismo para que voten los proyectos legislativos remitidos por el Presidente. Si bien puede indicarse que es una metodología frecuente en la política, no deja de ser un apriete importante a los jefes provinciales.

Los gobernadores escucharon con atención el martes a Macri en la apertura de sesiones del Congreso, donde achacó casi todos los males actuales de la Argentina al anterior gobierno y justificó en esa situación todas las medidas impopulares que pueda tomar, además de no haber hecho ninguna referencia al famoso 15%; y posiblemente cayeron en la cuenta de que la intención del Gobierno es seguir dilatando el tema.

Tal vez por eso, la favorita del Presidente, la gobernador bonaerense María Eugenia Vidal, el lunes en la apertura de sesiones del parlamento provincial se atrevió a decir que con el nuevo decreto Macri “empezó a ofrecer soluciones a esto, pero es solo un comienzo”, remarcó, más de lo que habían dicho hasta entonces los gobernadores peronistas.

***
Relanzan el Senado Juvenil con nuevos coordinadores



El presidente del Senado, Adán Bahl, puso ayer  en funciones a los nuevos coordinadores del Senado Juvenil, Ingrid Dening y Pablo Arriola. La nueva impronta que intenta dársele a este programa de educación no formal implica la renovación de la página web y el material que se entregará en las escuelas y a los estudiantes del último año del nivel medio de toda la provincia.

Luego de reunirse con los nuevos coordinadores, Bahl explicó que este programa “es único en el país y les permite a los estudiantes de  la provincia conocer de cerca en qué consiste el trabajo de los legisladores y aprender las reglas de la democracia”.

Después se refirió a los nuevos integrantes del equipo de trabajo y sostuvo: “Me  acompañarán en la puesta en marcha de la edición 2016. Este año hemos querido renovarlo con una gráfica nueva y dinámica, pensada para atrapar la atención de los estudiantes”.

Bahl destacó: “Las ideas y la voz de los jóvenes, su compromiso y participación, son imprescindibles para construir una sociedad más democrática. Nuestra provincia los necesita, el país los necesita, y sin dudas,  son el presente y el futuro de cada lugar donde viven”.

Por último, adelantó: “Ya están en marcha las distintas tareas que requiere este proyecto, que tiene su momento destacado en noviembre, cuando nos encontremos en el recinto del Senado con los jóvenes que vengan a debatir en representación de sus pares de cada Departamento”.

Los nuevos coordinadores

Ingrid Dening es paranaense, estudiante de la Licenciatura en Ciencias Políticas. “Se involucra comprometidamente en diferentes espacios de participación política y juvenil. Integra el centro de estudiantes de la Facultad y el Modelo Naciones Unidas – proyecto donde estudiantes de diversas escuelas o universidades simulan representar a los diplomáticos de diferentes países miembro de la ONU”, se indicó .

En tanto, Pablo Arriola, es licenciado en Ciencias Políticas. Fue presidente del Centro de Estudiantes en la Escuela Normal de Paraná, experiencia que repitió en su etapa universitaria. Trabaja con jóvenes en actividades deportivas, vecinales y otras organizaciones.

Diseño renovado

Tanto la web como los materiales que se entregan en las escuelas de toda la provincia  y entre los estudiantes del último año del nivel medio han sido renovados. Se presenta una gráfica nueva, dinámica, pensada para atrapar la atención de los jóvenes y se puede apreciar visitando la página www.senadojuveniler.gob.ar. 

Comentarios