Ovacion
Miércoles 08 de Julio de 2015

Ganar para recuperar terreno y confianza

Atlético Paraná recibirá a All Boys desde las 19.15. El Decano viene de sufrir dos derrotas en forma consecutiva.   

Atlético Paraná saldrá a escena esta noche con la necesidad de ponerle freno a una serie negativa. El Decano viene de sufrir dos derrotas seguidas. Los traspiés se produjeron en apenas cinco días. Si bien se ubica lejos de los incómodos últimos puestos de la tabla de los promedios, es una alarma que se enciende pensando en el futuro inmediato. 

El Gato no puede ceder más espacio. Mucho más aún cuando disputa cada compromiso en su propia casa. Por eso necesita sumar de a tres para recuperar el terreno que resignó en las últimas presentaciones y para adquirir mayor confianza en la etapa más difícil de la temporada 2015, en la fase de las definiciones. 

Desde las 19.15, el Rojiblanco recibirá a All Boys en uno de los encuentros correspondiente a la 23ª fecha del campeonato de la Primera B Nacional. El partido será arbitrado por Alejandro Castro. Televisará para todo el país la señal de DeporTv. 

Regreso esperado. El elenco de barrio San Martín sacó provecho de su localía. En el estadio Pedro Mutio sumó seis de los 11 encuentros que disputó. A pesar de lo que indican los números, registra dos jornadas sin alegrías en barrio San Martín. 

En este sentido, el Decano sufrió la ausencia de Nicolás Ledesma. El delantero quedó al margen de los últimos compromisos por un fuerte esguince de tobillo que sufrió en el empate ante Juventud Unida de Gualeguaychú. El equipo extrañó la capacidad de desequilibrio del punta, como también la presión asfixiante que impone a los defensores adversarios en la salida. 

El atacante recuperará su lugar dentro del 11 inicial después de cuatro encuentros. Reemplazará a Fernando Benítez, quien a pesar de tener características diferentes, aportó dos conquistas ante la ausencia de Ledesma. 

Ahora el Gato deberá recuperar otros argumentos futbolísticos. En los últimos juegos careció de variantes ofensivas para romper las estructuras defensivas de sus rivales. Abusó en demasía del pelotazo. A su vez no pudo capitalizar las ocasiones de riesgo que generó. 

El Albo. La llegada de José Romero a la conducción técnica de All Boys le cambió el semblante al elenco del barrio porteño de Floresta. El equipo naufragaba en los últimos sectores del escalafón general. El fantasma del descenso asomaba sobre sus espaldas. 

De la mano del histórico DT, el Albo comenzó a enderezar el camino. Se acostumbró a sumar, aunque el viernes terminó masticando el sabor amargo de la derrota al caer sobre la hora ante Patronato. 

Comentarios