Pais
Viernes 06 de Febrero de 2015

Fuertes cruces desató la marcha del silencio convocada por los fiscales

Hubo adhesión de dirigentes opositores y también críticas por la posible utilización política de la convocatoria a un mes del fallecimiento de Nisman.

Un grupo de fiscales, acompañados por referentes de distintos sectores del Poder Judicial, convocó este viernes a una "marcha de silencio" para el 18 de febrero, cuando se cumpla un mes de la muerte del fiscal Alberto Nisman, lo que provocó la adhesión de dirigentes opositores y también críticas por la posible utilización política de la convocatoria que comenzará en la Plaza del Congreso y finalizará en la Plaza de Mayo.

El anuncio formal fue realizado por los fiscales Guillermo Marijuan, Carlos Stornelli, José María Campagnoli y Ricardo Sáenz -vicepresidente por los fiscales en la Asociación de Magistrados-, junto al secretario general del gremio de empleados judiciales, Julio Piumato, quienes explicaron que se trata de una convocatoria a marchar hasta las oficinas de la Unidad Fiscal AMIA que encabezaba Nisman, situadas frente a la Plaza de Mayo.

El fiscal federal Guillermo Marijuan dijo que la marcha "no es en contra de nadie, sino por respeto", y pidió que "si hay banderas, que sean sólo banderas argentinas, porque se debe pensar en el dolor de sus familiares".

Tras conocerse el anuncio, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, llamó a reflexionar sobre los verdaderos propósitos de la movilización: "Somos extremadamente respetuosos de todas las manifestaciones públicas, pero creemos que es necesario tener un nivel de evaluación de por qué se realiza una marcha de esta naturaleza".

Además, Capitanich insistió con que "en este caso (la muerte de Nisman) existe una fiscal que es colega de los fiscales que teóricamente organizan la marcha, que es la responsable principal de la instancia de la investigación".

En esa misma línea, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, advirtió que la marcha, realizada un mes después de la muerte del fiscal, "forma parte de los derechos que hemos conquistado todos los argentinos", aunque aseguró que entre los fiscales "hay gente que no se movió por otros argentinos en los momentos más duros de la democracia".

Desde el gobierno nacional, también se expresó el ministro de Defensa, Agustín Rossi, que destacó que "en Argentina está garantizada la capacidad de que cada uno se exprese", aunque sostuvo que le "preocupa que se termine convirtiendo en una protesta de contenido político y se desvirtúe el reclamo".

Al ser consultado por Télam sobre el tema, Rossi planteó que "más que una marcha para recordar la figura de Nisman, tiene un contenido claramente político", y que le "preocupa que se desvirtúe el contenido", aunque eso "será responsabilidad de quienes convocaron", al tiempo que afirmó que en el país existe la "garantía de que cada uno exprese sus ideas y su mirada".

Por otra parte, la fiscal federal en lo criminal, Graciela Caamaño, aseguró que no asistirá a la marcha porque la calificó como "una puesta en escena para victimizarse, no sabemos muy bien de qué" y señaló que "los fiscales que convocan están operando políticamente".

A horas de ser anunciada, la marcha recibió el apoyo de dirigentes de la oposición que ya anunciaron que participarán de la manifestación.

La diputada nacional de Unión por Todos, Patricia Bullrich, a través de su cuenta en la red social Twitter, confirmó su presencia y manifestó: "Los Fiscales de la Nación cuentan conmigo. Esta lucha es de todos lo que defendemos la vida y la libertad".

A su vez, la diputada nacional de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, expresó: "todos tenemos el deber de acompañar la #MarchaDelSilencio el #18F" y dijo que estará presente porque "hay que ponerle el cuerpo a la #República".

Entre los dirigentes de la oposición que anunciaron su presencia, también está el precandidato a gobernador bonaerense del Frente Renovador, Francisco de Narváez.

Desde el CELS, Centro de Estudios Legales y Sociales, su director ejecutivo, Gastón Chillier, reflexionó sobre la marcha, y recordó que el fiscal Marijuan, durante la conferencia realizada hoy, pidió que "el silencio signifique la paz que necesitamos los investigadores para encontrar la verdad" y expresó: "Momento: En la impunidad del atentado a la AMIA y su encubrimiento posterior, la justicia federal es parte del problema".

Fuente: Télam

Comentarios