Pais
Domingo 08 de Mayo de 2016

Fuerte preocupación en el sector comercial por baja en la ventas

Frente a la situación, hay malestar por la falta de diálogo con el gobierno provincial, la presión tributaria y falta de acceso al crédito

El sector comercial de la provincia registra una fuerte retracción en las ventas, con una baja del 6% menos en el primer trimestre del año con respecto a 2015. El titular del Centro Comercial e Industrial de Paraná y la Federación Económica de Entre Ríos (Feder), Jorge López, señaló que si las condiciones continúan, son muchos los negocios que van a tener que cerrar. 
La escalada inflacionaria, la retracción del consumo y los incrementos de costos vienen afectando en los últimos meses a la mayoría de los sectores de la economía, aunque cada uno con sus particularidades y, algunos, arrastrando problemáticas y demandas de vieja data. “Las ventas están disminuyendo en forma importante. Nosotros estamos recorriendo la provincia y en todos los lugares que vamos el sector comercial está pasando un momento difícil”, alertó López.
Pese a este panorama, el titular de la Feder señaló que no hubo instancias de diálogo con el gobierno provincial para tratar las problemáticas del sector: “No hemos tenido relación, a pesar de que nosotros habíamos acordado con el gobernador Gustavo Border que pasadas las instancias de las elecciones íbamos a volver los temas que afectan el normal desarrollo de las empresas y que en situaciones como estas se agudizan”, consignó AIM.
Respecto del titular del área específica vinculada al sector, López fue tajante: “Hay un ministro de la Producción (por Carlos Schepens) que nosotros no conocemos, nunca tuvimos contacto”.
El dirigente evaluó el sector merece otra consideración. Al respecto, indicó: “A través de los Ingresos Brutos es el que más aporta al erario provincial y  es el que más aporta al Producto Bruto provincial”. También afirmó: “Es el sector que más fuentes de trabajo genera dentro del sector privado, con 45.000 negocios registrados en la provincia”.
Entre las situaciones planteadas a Bordet previo a que fuera electo gobernador, López hizo referencia a las preocupaciones del sector ante la competencia del comercio ilegal y la presión impositiva. Sobre el último punto, mencionó que, según un informe de la Cámara de Comercio Interior, “Entre Ríos es una de las provincias impositivamente más caras del país, tomando los impuestos nacionales, provinciales y las tasas comerciales municipales”.
Otra de las problemáticas que denuncia el sector tiene que ver con las dificultades para el acceso al crédito: “El comercio y los servicios están excluidos de todas las líneas  promocionales que tienen los otros sectores”.
Además, dijo: “El sector tiene que hacer frente al incremento de salarios que se dio por las negociaciones en paritarias, que nos parece muy justo, pero se hace difícil hacerle frente”.
“En marzo se ajustaron los contratos de alquiler y en ciudades como Paraná son realmente altos para el nivel de facturación que tienen nuestros negocios. Todo esto conforma un panorama muy preocupante y lleva a pensar, en muchos casos, como lo venimos viendo en nuestras recorridas, en la desaparición de muchos puestos de trabajo”, alertó el dirigente.

Panorama adverso
Jorge López señaló que “el 75% de los empresarios refieren que están trabajando con rentabilidad cero o negativa y solamente trabaja con regularidad un 25%”. 
Asimismo, el dirigente afirmó: “De ese 75% hay un 25 % que sostiene que si las condiciones continúan van a tener que cerrar el negocio”. La retracción en las ventas, la baja rentabilidad, los altos costos, la presión tributaria y el comercio ilegal son los factores que más los afectan.

Comentarios