La Provincia
Miércoles 25 de Mayo de 2016

Fuerte avance de la epidemia de obesidad se registra en Entre Ríos

Alcanza a dos de cada 10 personas. Médicos advierten gran incremento de consultas y cada vez más casos desde la infancia

El flagelo de la obesidad crece en diversos países a pasos alarmantes y Argentina no es la excepción. De acuerdo a los datos revelados por la última encuesta nacional de factores de riesgo, realizada durante 2013 por el Ministerio de Salud de la Nación, la prevalencia de la obesidad se estima en 20,8%. Si bien Entre Ríos se ubica por debajo de la media nacional, donde las estadísticas dan cuenta de que el 18,6% de sus habitantes mayores de 18 años son obesos, el estudio indica que hubo un crecimiento exponencial de esta enfermedad en los últimos años: en la encuesta realizada en 2005 el porcentaje de prevalencia a la obesidad era del 13,6%; en 2009 ascendió al 15,9%  y trepó 2,7 puntos más en cuatro años.

La Organización Mundial de la Salud la reconoce como una enfermedad grave, estigmatizante y devastadora. El organismo reconoce que “la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial y cada año mueren, como mínimo, 2,8 millones de personas a causa de esta enfermedad o sobrepeso”, y aclara: “Anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos y en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos”.

De la mano de una problemática que se extiende, en la provincia crecen las consultas a profesionales para revertir esta situación. Con la aprobación de la Ley de obesidad Nº 26.396 promulgada en la Argentina en agosto del 2008, la posibilidad de que más personas accedan a tratamientos con una cobertura de su obra social o una prestación estatal en caso de no contar con recursos significó una oportunidad para que muchas personas puedan tener una mejor calidad de vida, e incluso evitar la muerte. 

Antes de esta normativa, la situación era angustiante para una persona obesa. De eso sabe Gloria Kleiman, la paranaense que en 2006 llegó a pesar casi 300 kilogramos y llevó a cabo un largo peregrinar pidiendo ayuda para poder contar con un tratamiento. En el caso intervino incluso la Defensoría del Pueblo, y ante el riesgo de vida que representaba su estado, recibió un subsidio de parte del gobierno provincial para poder tratarse en una clínica de Buenos Aires. “Los tratamientos que he hecho me han dado muy buenos resultados, pero luego cuesta sostenerlos. Hace tiempo no me peso, pero calculo que debo tener un poco más de 200 kilos. Tengo problemas físicos, de circulación de sangre, cardíacos, un poco de todo. A eso me ha llevado la obesidad”, contó a UNO, una década después de su pedido desesperado para que el sistema de salud le brindara una solución a una enfermedad que entonces las obras sociales no reconocían como tal. 

Por su parte, el médico Marcelo Palma, quien forma parte del primer equipo interdisciplinario que comenzó a realizar cirugías bariátricas en Paraná, señaló: “El número de consultas por casos de obesidad se ha incrementado. Es un hecho que esta enfermedad, lejos de detenerse, lamentablemente sigue avanzando; incluso hay más casos de obesidad infantil. Antes uno veía pacientes que llegaban obesos a la edad adulta y ahora lo hacen siendo obesos desde la infancia”. El profesional aclaró que la primera medida cuando llega un paciente es que entienda que se trata de una enfermedad. “Antes no se la veía así, pero ahora este concepto está más difundido y se sabe que quien la padece tiene mayor riesgo y una menor calidad de vida. Se debe tomar conciencia de que es una enfermedad grave que tiende un puente hacia un montón de enfermedades más que van a ir generando una mala calidad de vida en los pacientes. Por eso hay que controlarla”, enfatizó.

Entre las causas de por qué hay una mayor prevalencia de la obesidad a nivel mundial, expresó: “Entre lo que postulados que explican el por qué de este incremento hay muchos factores. Tiene que ver con cambio en el estilo de vida en los últimos 50 años. Hay más facilidad para obtener comida. Hoy los chicos van a colegio y hay kioscos donde les venden determinadas cosas que antes no había, tienen acceso a bebidas azucaradas, a comidas con contenido graso, con mucho hidrato de carbono. Eso sumado a lo que hay más sedentarismo, provocado por la televisión y las computadoras. En los adultos también pasa, usan más el auto en vez de caminar, el trabajo ha ido cambiando y se pasa más tiempo sentado”, concluyó.

***
La opción de las cirugías bariátricas


Si bien Gloria Kleiman nunca se animó a una cirugía bariátrica, a pesar de que fue una de las opciones que tuvo en 2013 luego de que la internaran en el hospital San Martín debido a su hiperobesidad, hoy no descarta ninguna posibilidad frente a los problemas de salud que la aquejan: “He probado ya tantos tratamientos. Hoy en día para salir de mi casa tengo que hacerlo en ambulancia, y al lugar que llegue no tengo dónde sentarme”, dijo resignada.

En la actualidad, las cirugías bariátricas se hacen habitualmente en clínicas privadas y, afortunadamente para los pacientes que tienen obra social, son reconocidas por las prestadoras de salud, que se hacen cargo del tratamiento. En el ámbito privado se realizaron en promedio 100 intervenciones en los últimos tres años y en el sector público, recién en marzo de este año se llevó a cabo la primera operación de este tipo: fue en el hospital San Martín, donde funciona desde entonces un programa que incluye la cirugía bariátrica como una alternativa cuando los demás tratamientos no funcionan y está en riesgo la vida del paciente. De todas maneras, el médico cirujano Marcelo Palma aclaró: “La gente tiene que ser consciente de que la obesidad es una enfermedad y que la cirugía es una herramienta muy buena, pero hay que saber utilizarla, y esto se hace en el contexto de un equipo interdisciplinario”. Asimismo, explicó: “Es un eslabón de una cadena para tratar esta enfermedad, pero los aspectos nutricionales y psicológicos son sumamente importantes. Si un paciente no entendió que debe modificar hábitos y costumbres, puede llegar a fracasar”

***
Detalles de la noticia


- 20,8% Es el porcentaje promedio de personas que padecen obesidad en la Argentina, de acuerdo a los datos aportados por una encuesta del Ministerio de Salud de la Nación.
- 2,7%  Es el porcentaje en que se incrementó la cantidad de personas con obesidad en Entre Ríos comparando las encuestas realizadas por el MSN en el 2005 y en el 2013: pasó del 15,9% al 18,6%.
- 37,1%  Es el porcentaje de personas con sobrepeso en el país. En la provincia coincide el índice con la media nacional. El sobrepeso y la obesidad crecen a nivel mundial a pasos alarmantes.

Comentarios