Policiales
Lunes 23 de Mayo de 2016

Fue sobreseído por cultivar 12 plantas de marihuana

Criterios. La Justicia Federal sostuvo que el vivero que tenía en un supermercado de Paraná era para consumo personal. Por el contrario, ayer detuvieron a tres jóvenes por llevar solo 30 gramos

Los criterios entre las autoridades que aplican la Ley son tan distintos como contradictorios: la Justicia Federal acaba de dictar el sobreseimiento para un comerciante que cultivaba 12 plantas de marihuana de gran altura en el patio de un supermercado de Paraná. Hace un par de meses, una pareja fue condenada a prisión por cuatro gramos de droga y ayer a la madrugada, tres jóvenes fueron privados de su libertad en la ruta 130 por llevar solo 30 gramos de picadura de la marihuana.

En el caso del comerciante, dueño de un extinto supermercado, el Tribunal Oral Federal de Paraná sostuvo que la plantación que tenía en el patio del local de calle O’Higgins era destinada al consumo personal. La Fiscalía pidió que el caso debía ser aclarado en un juicio, pero los jueces Noemí Berros, Lilia Carnero y Roberto López Arango, dictaron el sobreseimiento final.
La Policía había descubierto las 12 plantas que alcanzaban los dos metros de altura, escondidas entre cajones de verduras apilados, en la tarde del 16 de enero de 2014. Pero además, en el allanamiento al comercio encontraron una balanza de precisión y una licuadora: por esto la Fiscalía consideró que se debía analizar en un debate oral si la plantación tenía como destino el consumo o la comercialización, más aún teniendo en cuenta una pericia fundamental, que arrojó que de las plantas se podían extraer 1.148 gramos de la sustancia estupefaciente.

Cuando el comerciante se defendió, dijo que primero compró una planta y luego con las semillas fue cultivando más, en su casa, y las mudó al supermercado para que no la vieran sus hijos.

Los jueces le creyeron al imputado, y manifestaron en la sentencia que no hubo pruebas que acreditaran que el cultivo de marihuana haya sido la red del narcotráfico y que la cantidad era escasa, por lo cual el procedimiento policial fue una “invasión coactiva sobre la esfera de su intimidad”. Asimismo, valoraron que el informe químico arrojó que el acusado es un “consumidor ocasional”. Por esto, aplicaron el criterio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (fallo Arriola) de considerar no punible el consumo de drogas.
Cabe recordar que hace menos de dos meses, una pareja de Paraná fue condenada a cuatro años de cárcel, porque le encontraron en su casa 2,5 gramos de cocaína y 1,6 de marihuana, mientras que en otro procedimiento, en circunstancias poco claras, los uniformados levantaron del patio una bolsa con 106 gramos de cocaína. Esto se sumó a una supuesta denuncia anónima respecto de la venta de droga en el lugar, más “tareas de inteligencia”, suficientes para que cayera la condena en los imputados.
Por otro lado, tres jóvenes fueron detenidos por la Brigada de Abigeato de la Policía cerca de Villaguay, por llevar 30 gramos de marihuana en auto.
Los uniformados junto a la perra Sofía, detectora de narcóticos incorporada hace pocos días a la Brigada, realizaban un operativo preventivo en el cruce de las rutas 130 y 20, cuando identificaron a las 23 del sábado un auto Volkswagen Gol abordado por tres jóvenes (dos de 23 años y el restante de 20).
El animal detectó estupefaciente en el vehículo. Con orden judicial se procedió a requisar el automóvil y se encontró debajo del asiento dos frascos de vidrio que contenían en total 30 gramos de picadura de marihuana.
Se secuestró el estupefaciente, tres teléfonos celulares y el auto. Se labraron las actuaciones correspondientes con intervención del Juzgado Federal. Los tres jóvenes quedaron detenidos a disposición de la justicia federal, según se informó desde la Policía.
 

Comentarios