La Provincia
Sábado 16 de Abril de 2016

Frenan apertura de nuevos comercios en Federal

Protección local. Se aprobó una ordenanza similar a la que rige en Diamante, Viale y Basavilbaso. Se prohíbe autorizar la radicación de cadenas de distintos rubros en la ciudad

A principios de año, la Federación Económica de Entre Ríos (Feder) inició reuniones con intendentes a propósito del perjuicio que ocasiona la instalación de cadenas comerciales en distintos rubros en los comercios locales. En ese contexto, la entidad planteó que el sector está sobredimensionado, saturado, con un promedio de un local cada 25 personas, muy por encima de estándares internacionales –uno cada 120 habitantes– o en el país, cuya ecuación se ubica en un establecimiento comercial cada 80 habitantes.

A raíz de esta situación, recientemente también se planteó la posibilidad de reformar la Ley Nº 9.393 de Hipermercados atentos al nuevo fenómeno comercial foráneo, que ya no requiere grandes superficies. El tema fue planteado días atrás, en el Consejo Provincial de Comercio Interior (Coprocin).

Esta semana, el Concejo Deliberante de la ciudad de Federal decidió suspender las nuevas habilitaciones comerciales para supermercados y electrodomésticos.

La ordenanza fue aprobada por unanimidad, y regirá hasta el 31 de diciembre, y fue propuesta por el Centro de Actividades Económicas de Federal mediante una nota elevada al cuerpo legislativo de la ciudad buscando medidas de protección al comercio federalense.

Según se fundamentó, un estudio reciente encontró fallas en la situación actual “referente a la creciente radicación de autoservicios, supermercados y superficies comerciales de similares rubros, como así también en los rubros cadenas de ferreterías, pinturerías y cadena de ventas de electrodomésticos en el ejido de la ciudad de Federal y a la consecuente crisis que provoca su impacto en el sector”.

En su texto, la nota explica que la proliferación de los comercios de dichos rubros no se corresponde con el incremento poblacional que justifique la apertura de nuevos locales, “y en dicho contexto se impone la necesidad de analizar el impacto sociocomercial que producirían nuevas habilitaciones”.

La normativa obliga a suspender hasta el 31 de diciembre el inicio de todo trámite de otorgamiento de nuevas factibilidades, radicaciones y funcionamiento; y habilitaciones comerciales cuyo destino o rubro sean actividades supermercados, cadenas de ferreterías y pinturerías, cadenas de ventas de electrodomésticos y similares actividades comerciales”. Mientras tanto, se deberán desarrollar estudios de impacto socio-económico-ambiental.

La decisión imita los pasos seguidos en otras localidades como Diamante, donde existe una prohibición vigente por 12o días para autorizar la radicación de comercios; o proyectos en estudio en Basavilbaso y Viale, por 180 días.

Otras medidas de protección al comercio local rigen en Urdinarrain y también en General Ramírez, localidad que empresarios mercantiles de la provincia reconocen por la valuación particular que realizan para cada caso de radicación comercial.


 

Comentarios