Mundo
Sábado 10 de Enero de 2015

Francia mantiene el plan antiterrorista en un nivel máximo ante las nuevas amenazas de Al Qaeda

Es luego de tres días de máxima tensión, por el atentado a la revista satírica Charlie Hebdo y las tomas de rehenes que terminó con los tres principales sospechosos muertos en dos asaltos coordinados de la policía.

 

 

Entretanto, mañana se llevará a cabo una "Marcha Republicana" en Francia y en numerosas ciudades del mundo para condenar los atentados y recordar a las 17 víctimas, que promete ser multitudinaria.



En París, bajo un fuerte operativo de seguridad, el presidente francés -el socialista Francois Hollande- marchará junto a la canciller alemana Angela Merkel y numeroso dirigentes políticos mundiales.



"Francia fue atacada durante tres días. La amenaza de la que somos blanco aún no terminó", reconoció anoche, tres horas después de la resolución de una de las semanas más violentas en Francia en décadas.



Esta mediodía, el primer ministro Manuel Valls, al salir de una reunión de crisis con el presidente, confirmó que el plan antiterrorista Vigipirate se mantendrá en su máximo nivel.


"Tenemos en cuenta el contexto, estamos expuestos a riesgos, por eso es importante mantener las medidas excepcionales porque aún estamos buscando a los cómplices. Habrá un antes y un después de estos tres días", declaró Valls a la prensa.



Anoche, en una grabación, Al Qaeda en Yemen felicitó a los autores del ataque contra Charlie Hebdo, una revista que había sido amenazada por islamistas por haber publicado caricaturas satíricas sobre Mahoma, pero sin reivindicarlo de manera explícita.


"Los que agreden al profeta recibieron una lección. No estarán seguros hasta que dejen de agredir a Alá. Habrá más atentados", sostuvo la grabación difundida en sitios islamistas, reportó el diario Libération.



El viernes por la tarde fueron abatidos los hermanos Cherif y Said Kouachi, de 32 y 34 años, sospechosos de ser los autores del atentado del miércoles en la revista satírica Charlie Hebdo, que dejó 12 muertos.



Los dos hermanos habían evadido durante 48 horas la búsqueda policial más importante de la historia de Francia, con 88.000 efectivos de todas las fuerzas desplegados dentro de sus fronteras.



Amedy Coulibaly (32 años) también fue abatido tras protagonizar una toma de rehenes en un supermercado kosher en el limite este de París.



La mujer de Coulibaly, Hayat Boumeddiene, una joven de 26 años, aún se encuentra prófuga y es buscada intensamente por las autoridades.


 

Coulibaly y Boumeddiene son sospechados de haber asesinado a una mujer policía fusilada el jueves en Montrouge, en un suburbio al sur de la capital.



En la mañana del viernes fueron detectados y tras una persecución y tiroteo con gendarmes, los dos sospechosos se atrincheraron en una imprenta de la localidad Dammartin-en-Goele, (40 km al noreste de París), con un rehén.



No obstante, el rehén, de 26 años, que salió ileso, nunca fue descubierto por sus captores al permanecer escondido bajo un lavabo en el primer piso las siete horas que duró el atrincheramiento de los hermanos Kouachi.



Con su teléfono, el joven brindó detalles a la policía.



Cerca de las 17 horas, los parisinos Kouachi comenzaron a disparar con sus ametralladoras kalashnikov sobre las fuerzas del orden, un minuto después salieron de la imprenta y rápidamente fueron abatidos por los francotiradores.



Los hermanos Kouachi fueron considerados -el jueves- como "héroes" por la organización Estado Islámico (EI) por su ataque a Charlie Hebdo, que pese al atentado saldrá a la venta el miércoles con una tirada de un millón de ejemplares.



Según el diario Le Monde, como la policía temía que al enterarse de lo sucedió a los hermanos Kouachi, el secuestrador del supermercado judío tomara represalias con los rehenes como había advertido, esta fuerza intervino pocos minutos después.



En un video amateur filmado por un vecino de la zona, la brigada de elite BRI, que seguía los movimientos de Coulibaly por las cámaras de seguridad del supermercado, y sabía que los rehenes se encontraban en un sótano, lanzo varios explosivos en las dos puertas del local y comenzó a intercambiar disparos con el joven francés.



Tras responder con su ametralladora durante algunos segundos, Coulibaly se lanzó en carrera desde las cajas del supermercado hacia la veintena de efectivos de la BRI, que como muestra la filmación, acribillaron al atacante.



Después de la resolución de las dos tomas de rehenes, el canal BFM TV dio a conocer dos entrevistas con los supuestos autores del atentado.


Por la mañana, un periodista del canal privado de noticias llamó a la imprenta de Dammartin-en-Goele y fue atendido por Said Kouachi, quien reivindicó haber sido enviado por Al Qaeda en Yemen.


"No hemos matado ningún civil, las muertes de Charlie Hebdo eran blancos a eliminar", relató con tono calmo y pausado.



En tanto que poco antes del asalto de la policía al supermercado judío para liberar a los rehenes, Coulibaly se comunicó con BFM TV, canal criticado estos días por su sensacionalismo, para reivindicar su lazo con Estado Islámico (EI), organización enfrentada a Al Qaeda.


El joven parisino afirmó que había recibido financiación del exterior y que estaba "sincronizado" con los hermanos Kouachi, para que "ellos se encargaran de Charlie Hebdo y yo de los policías".



Coulibaly, preso por terrorismo entre sus 22 y 26 años y en 2009 recibido por el entonces presidente Nicolas Sarkozy como un ejemplo de la reinserción tras salir de la cárcel, exigió en la entrevista que Francia "se retire de los territorios dominados por EI" y "de todos los países islámicos de Africa".


Anoche, Hollande llamó a todos los franceses a formar parte de la "Marcha Republicana", una manifestación de la que participarán todos los partidos políticos, excepto el ultraderechista Frente Nacional (FN), que no fue invitado por los organizadores y el gobierno.


En un hecho inédito, junto al presidente socialista Francois Hollande marcharán la canciller alemana Angela Merkel, el primer ministro británico David Cameron, el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy y el premier italiano Matteo Renzi, entre otros altos dirigentes políticos mundiales.



Con el transporte gratuito en Francia durante todo el domingo, el gobierno espera una movilización histórica.



"Todos los franceses deben venir para defender el laicismo. Garantizaremos la seguridad para que todos puedan manifestarse. Habrá un antes y después", declaró este mediodía el primer ministro Manuel Valls.



En medio de ataques a centros de culto musulmán y la toma de rehenes en el supermercado kosher, el Ministerio del Interior volvió a reforzar la vigilancia en todos los principales puntos turísticos y de culto del país.


Anoche, una mezquita en el sur del país fue profanada y en su interior aparecieron esparcidas descuartizados un jabalí y un cerdo.



En total, en los últimos tres días hubo mas de 20 ataques a centros de culto musulmán en Francia.



Las profanaciones preocupan a la comunidad musulmana (en Francia viven cerca de seis millones de profesantes) quienes reclamaron a los fieles condenar con violencia de estos actos pero exigen que la sociedad luche contra la "estigmatizaron".


 

Fuente: Télam

Comentarios