Martes 22 de Noviembre de 2016

FPV advierte que el municipio prevé aumentar 40% las tasas e incorporar 4.000 empleados

Se anticipa una caída de la recaudación del 20% y la "eliminación del pago de tasas para los barrios cerrados", a la vez que merman los fondos destinados para obra pública. El FPV cuestionó las prioridades de Ejecutivo.

Desde Frente para la Victoria (FpV) alertaron que los proyectos de presupuesto y de ordenanza tributaria para el 2017 que envió al Concejo Deliberante el intendente de Paraná Sergio Varisco, prevén un incremento de tasas del "40% promedio" y el ingreso de "4.000 nuevos trabajadores" al municipio local. Además, se anticipa una caída de la recaudación del 20% y la "eliminación del pago de tasas para los barrios cerrados", a la vez que merman los fondos destinados para obra pública.


La concejal Cristina Sosa dijo a APFDigital que hay "preocupación" por estos números y cuestionó las "prioridades" del Ejecutivo.



En la sesión pasada del 3 de noviembre ingresaron al Concejo Deliberante los proyectos de ordenanza de Presupuesto General de Gastos y Cálculos de Recursos Municipal y de Ordenanza Tributaria Anual para el ejercicio fiscal del año 2017, elaborados por el Ejecutivo local.

Desde el Frente para la Victoria, la concejal Cristina Sosa advirtió que las iniciativas causaron "preocupación" en el bloque por el efecto que su instrumentación tendrá en la ciudadanía.


"Cuando uno se aboca a una norma tan importante, lo primero que busca es el plan de gobierno que figura en los fundamentos; sin embargo esta norma no tiene fundamentos, no hay un plan de gobierno en donde se encontrarían las pautas de crecimiento vinculadas a los gobiernos nacional y provincial, los índices de inflación, de cobrabilidad, que te sirven mucho para orientar la gestión", explicó la edila.


Seguidamente precisó que de los proyectos presentados, se desprende un primer punto "importante y desmesurado" que establece "un aumento del 40 por ciento promedio de las tasas" siendo el incremento previsto del "42% en la tasa general inmobiliaria y el 37% en la de servicios sociales".


"Lo que más llama la atención es que la ciudadanía de Paraná aporta 90.000 partidas y estos ajustes se realizarán sobre 15 mil partidas, que son los que menos ganan", advirtió Sosa y definió este hecho como "un claro ejemplo de la orientación de esta gestión". "Retrotraemos el tema a una vieja usanza, en el año de elecciones no aumentamos las tasas y después sí", criticó la presidenta del bloque opositor en el Concejo Deliberante.


En este plano, sumó como otros conceptos preocupantes la "eliminación de la tasa social aplicada a quienes menos ganaban" y en contracara "la quita de las tasas a los barrios cerrados". "Estamos azorados porque hay una clara intención de gobernar para los que más tienen y en abundancia", subrayó.


Nuevos ingresos a la planta

Otro punto del proyecto de presupuesto - que prevé gastos por "2.900 millones de pesos aproximadamente" - puesto en análisis por el Frente para la Victoria, fue el referido a la partida prevista de personal para el 2017. "De acuerdo a los últimos datos que pudimos conseguir de la última liquidación del mes pasado hay 5880 cargos en personal. Esto significa que hay mil personas más en la Municipalidad, algo que desde el Gobierno dijeron abiertamente, que debían cumplir con sus promesas de campaña", manifestó Sosa.

Agregó que para ese total hay previstos para el año próximo "1575 millones de pesos, o sea que se va a poder aumentar el salario real en un siete por ciento, frente a una inflación que hoy supera según algunos estudios el 30 por ciento. Adiós cláusula gatillo que era una promesa de campaña y adiós paritarias", alertó la edila.

Sumó a este escenario lo que definió como "un alerta rojo": "El proyecto en un tema que está concatenado con las promesas de campaña, viene a solicitar autorización para 9160 cargos es decir cuatro mil más, con el agravante de que no se corrige o por lo menos no hay un índice de progresión en la partida para pagarles, sin contar recategorizaciones, direcciones y el ascenso automático. Es una partida que nos preocupa sobremanera", planteó la referente del espacio opositor.


Menos obra pública y más recesión

La edila mencionó que para la inversión en obra pública "se habían destinado 848 millones de pesos en 2016 y ahora se prevén 730 millones de pesos" lo que representa "una caída de la obra pública con la consecuencia de pérdida de empleo y posibilidades de trabajo para los paranaenses".


A la vez, observó que el gobierno de Varisco "no licitó una sola obra pública, no culminó las obras iniciadas en la gestión Blanca Osuna, como tampoco ejecutó el presupuesto participativo aun teniendo una partida de 12 millones de pesos disponibles. ¿Dónde están esos fondos?, es la gran pregunta. Ahora en el presupuesto se dice que hay 35 millones para el presupuesto participativo y se supone que en 2017 se ejecutarán las obras que no se hicieron en 2015", señaló Sosa.


A esto añadió que en el texto ingresado por el Ejecutivo local "los números detentan una caída del 20 por ciento de la actividad económica, indican recesión" puntualizó para graficar: "Mientras que para el 2016 se habían proyectado 543 millones de pesos de recaudación, para el 2017 se plantean 540 millones".


Prioridades alejadas del vecino

La presidenta del bloque del Frente para la Victoria dijo que desde su espacio político ya hicieron saber al Ejecutivo su "preocupación" respecto a este tema. "Vamos a estar alerta a este cambio de decisión necesario, para que se tome conciencia de lo que conlleva este proyecto. Son consecuencias realmente graves", enfatizó la concejal.

A continuación, opinó que "hay una cuestión de prioridades con los servicios básicos no atendida, siendo que es la razón de ser de la municipalidad. La austeridad era una de las características del proyecto; pero no hay parámetros, no hay marcos de referencia"; por tanto "esperamos que en una mirada inteligente puedan mejorarlo porque es preocupante para la ciudadanía, y muestra a las claras qué tipo de gestión es, una que favorece a los que más tienen y perjudica a los que menos; además de la demagogia muy marcada respecto a la partida de personal", cuestionó Sosa.

Finalmente no dejó de hacer notar la cantidad de "pedidos de autorización por parte del Ejecutivo hacia el Concejo Deliberante para compra y venta directa y expropiación de inmuebles" en lo que convertiría a la Municipalidad en una "gran inmobiliaria pública",puntualizó.


Comentarios