AFA
Martes 04 de Octubre de 2016

FPT para alegría del hincha

Las trasmisiones gratuitas de Fútbol para Todos tienen fecha de vencimiento. El FPT supo unir en sus argumentos, falaces por cierto, a izquierdas y derechas en nuestro bendito país. En el medio, el hincha común, aquel que no tiene, la mayoría de las veces, un mango para seguir a su equipo. De él se olvidan los republicanos bien pensantes, la derecha rancia y discriminadora y los empresarios, siempre ávidos de ganancias por sobre todas las cosas.
Pocos han entendido que, en un país como el nuestro, la televisación del fútbol ya debería entrar en la categoría de servicios, por lo que mueve, por su pasión bien popular, por ser, acaso, el único entretenimiento del que gozan las clases bajas y bien bajas. A esto, hay que sumar que, para muchos, el fútbol puede ser la llave que los saque de la miseria.
Pero todo esto no basta. Los de arriba, apoyados a izquierdas y derechas, ya le pusieron fin, bendecidos por los clubes que conforman AFA, prestos a mirar hacia arriba, hacia quien gobierna y no hacia abajo, donde están las bases que la sustentan y la hicieron grande.
Entre las falacias que se escuchan están las fáciles, las que tocan las cuerdas de la gente común. "Que esa plata vaya a la escuela, a los hospital", etc.,etc. Mentiras. Burdas chicanas totalmente alejadas de la razón, de la veracidad. Cada área maneja su presupuesto y es ahí donde deben apuntar y aumentar. No quitarles a otros para cubrir el resto. Bueno sería que los gobernantes, y su cohorte, expresen los mismos argumentos a la hora de aprobar el presupuesto del Colón, por poner un ejemplo de las actividades culturales de ciertas minorías. En estos casos no hay dedos ampulosos, señaladores, castigadores, sobre dinero destinado a diversión de las gentes.
Siguiendo con las falacias, nadie, nunca en los años que lleva esta discusión, nos hemos preocupado por averiguar cuanto ocupa el FPT dentro del presupuesto del país.
Según el proyecto de Presupuesto 2016 diseñado por el Ejecutivo y aprobado por los legisladores, es de un billón, quinientos sesenta y nueve mil cuatrocientos doce millones de pesos (1.569.412.091.951). El FPT anda por los 1500 más o menos. Es, entonces, una cifra insignificante, menos del 0,001% del total. Poco para semejante despropósito, muy poco para semejante cacareo de señoras gordas que se escuchan por estos días, cuando el tema se vuelve charla.
Se termina ya otra temporada de una gran política destinada a los sectores mayoritarios del país. Bueno sería que este gobierno, aunque me quedan pocas esperanzas de acuerdo a la insensibilidad popular con la que se maneja, se acuerde de ellos y continué aplicándolo, para que cada casa sea una pequeña tribuna familiar en los partidos de los colores que seguimos.

Comentarios