Ovacion
Lunes 18 de Enero de 2016

Forestello, entre las urgencias y la sinceridad

La pretemporada de Patronato se desarrolla tal y como estaba previsto, de cara a su regreso a la máxima categoría del fútbol nacional. El entrenador del Patrón, Rubén Darío Forestello, busca en los trabajos una identidad futbolística y los protagonistas para llevarla adelante. En esa tarea se encuentra el Yagui y su cuerpo técnico. Luego de la jornada del sábado el DT habló con los hombres de prensa, que habitualmente cubren los entrenamientos del equipo Rojinegro y en sus declaraciones dejó sus urgencias y desde luego su sinceridad de cara al futuro.
Forestello fue claro en su mensaje sobre las necesidades por la que atraviesa Patronato en su nuevo desafío. Lo primero es saber que “son 16 fechas y el primer objetivo es mantener la categoría”, así de sencillas fueron sus palabras para luego expresar: “Tenemos que estar todos al 100%, todos sabiendo que el primer partido es fundamental”.
El Yagui conoce bien lo que se juega Patronato y su discurso no escapa a la realidad. Sabe que el tiempo es oro y que el compromiso de todos lo acercará al éxito. Su análisis, más allá de que es optimista en cuanto al desarrollo de los entrenamientos, no oculta la complicada parada que tiene el Santo en el próximo semestre. 
A la hora de hablar de los refuerzos que faltan, Forestello confió en el esfuerzo de los dirigentes para completar el plantel de cara al debut de la temporada ante San Lorenzo. Asimismo fue claro en que los jugadores que se encuentran en el mercado no tienen como prioridad a Patronato. Y es así, la opción de jugar por el descenso no es seductora, sobre todo cuando la oferta es de un club con escaso rodaje en Primera. Y el Yagui lo afronta con naturalidad, con hidalguía y sobre todas las cosas con honestidad ante el simpatizante, que a priori le puede sonar chocante, pero al fin y al cabo es cierto. 
Sin vueltas, Rubén Darío Forestello prepara a Patronato 2016 con una propuesta ofensiva, con la misión de mantenerlo en Primera, sin discursos tribuneros y con los pies en la Tierra.   

Comentarios