Río 2016
Viernes 05 de Agosto de 2016

Florencia Mutio habló en la previa a los Juegos Olímpicos

La paranaense se refirió, junto a su compañera Succi, al debut de Las Leonas y las expectativas para Río de Janeiro.

En Río de Janeiro, Las Leonas ajustan detalles a tres días del inicio del objetivo más importante de la temporada: los Juegos Olímpicos, del que participarán del 6 al 19 de agosto. Dentro del grupo de jugadoras seleccionadas por Gabriel Minadeo se encuentran las responsables de defender el arco Albiceleste: Belén Succi y la paranaense Florencia Mutio.

Se conocen desde que tenían edad de junior, cuando por 2003 compartían habitación en el Cenard para entrenarse y buscar un lugar dentro del equipo que disputaría el Mundial Sub 21 (Chile 2005). Y, por qué no, sumar experiencia al lado de las experimentadas Mariela Antoniska y Paola Vukojicic, en aquel entonces, porteras del seleccionado mayor.

"Para mí es fundamental tener una buena compañera. Pasamos casi todo el día juntas y es importante una buena convivencia. Siempre digo que el rendimiento de la que le toca jugar depende mucho de la que está afuera. Valoro el esfuerzo que hace Flor, las ganas de saber que tal vez no juegue y sin embargo entrenarse a la par. Es un puesto muy difícil donde trabaja la cabeza", aseguró Belén Succi, quien hizo su debut con Las Leonas en los Juegos Odesur de Buenos Aires, en 2006. "Estoy entrenando con una de las mejores arqueras del mundo, aprendo todos los días de su técnica y de su perseverancia, así que no me queda más que admirarla", confesó Florencia Mutio.

A propósito de la experiencia que acumulan en Juegos Olímpicos, cada una tiene una participación en su haber. Con 22 años, Belén Succi viajó a Beijing 2008 para acompañar en la dupla a Paola Vukojicic. Allí, fueron Medalla de Bronce. "Me encantó vivir un Juego Olímpico siendo suplente. Era muy chica, tenía 22 años y me sentía como en Disney. Era algo soñado. Me tocó jugar un partido importante y vivir lo que era un Juego y el impacto que genera. Ahora, luego de ocho años, con experiencia ganada, está bueno haber recorrido los años siguientes para poder tener nuevamente esta linda responsabilidad", reflexionó Succi.

El caso de Florencia Mutio fue distinto. Su llamado a la Selección Mayor llegó recién en 2012, ante la maternidad de su compañera -Belén- y nada más ni nada menos que para ocupar el puesto de arquera titular en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, certamen en el que Las Leonas consiguieron la medalla plateada. "Creo que no era ni consciente de lo que estaba haciendo. Me enfoqué en cumplir la función. Tenía una gran responsabilidad y por suerte estuve a la altura. Como experiencia personal, fue lo mejor que me pasó como deportista por lejos. Poder tener la oportunidad de vivir un segundo Juego es increíble y lo disfruto totalmente porque es un privilegio que nos toca a pocos", afirmó la arquera nacida en Paraná.

Hoy, un Juego Olímpico las vuelve a encontrar, con el sueño de seguir haciendo historia en el deporte argentino. "Cuando una arquera sabe el lugar en el que le toca estar es cuando mejor rinde y ayuda. Cuando una lograr hacer ese click realmente da todo por el equipo; ahí está la clave y es lo que tratamos de hacer nosotras", aseveró Succi. "Todas nos entrenamos, pensamos y actuamos en pos del equipo. Representar a Argentina y vestir la camiseta es un orgullo. El objetivo es uno, es grupal", agregó Mutio.
Sobre las expectativas de cara al certamen más esperado, Belén Succi analizó: "En los últimos torneos nos fue muy bien y eso es importantísimo. El haber ganado confianza después de un gran recambio, consiguiendo una World League y un Champions Trophy hizo que la vara se ponga alta y que hoy por hoy no se pueda bajar".


Comentarios