Espectaculos
Domingo 04 de Enero de 2015

Flor Peña cuenta su propia historia en Carlos Paz con el espectáculo "Casi diva"

"Lo más lindo del espectáculo es poder reírnos de los corsets que a veces aparecen en esta profesión, donde pareciera que una tiene que ser y vivir de una manera determinada", indicó

"Es una obra donde el eje está puesto en reírnos de los estereotipos pero burlándome de mí misma, porque la gracia radica en que soy una antidiva total a lo largo de todo el espectáculo", señaló Florencia Peña sobre la puesta que se presenta en el Teatro del Sol de la ciudad cordobesa de Carlos Paz.

Es que "Casi diva" propone deconstruir ese imaginario lujoso e imponente asociado a la vida de algunas actrices, con la historia de la propia Florencia Peña como hoja de ruta: en escena, será ella misma quien desgrane su listado personal de miserias, totalmente alejadas de lo que se supone es la vida de una celebridad.

"Lo más lindo del espectáculo es poder reírnos de los corsets que a veces aparecen en esta profesión, donde pareciera que una tiene que ser y vivir de una manera determinada", indicó Peña sobre la puesta que dirige Daniel Casablanca.

"La gracia radica en que yo soy una antidiva total en todo el show y, en la era de los piolas, de los que se ríen tanto de los demás, nosotros elegimos poner la lupa en nosotros mismos y reírnos de eso. Y la gente lo agradece porque mostramos una versión mía que es real: el chiste que les estoy contando soy yo", comentó la actriz sobre el termómetro que les ofrecen las primeras funciones.

Así es que, acompañada por Sebastián Almada, Noralih Gago, Leo Bosio, Seku Faillace y Mariela Rosso, Peña baila ritmos diversos, interpreta un monólogo, intenta un streap tease y canta.

"Es que la vida me fue mostrando que el divismo no tiene que ver conmigo y que las cosas que me suceden lejos están de acercarme a eso: no me dejan entrar a los lugares porque no me reconocen, me confunden con otras actrices, un sinfín de cosas de looser que tienen que ver conmigo y que quería contar", reconoció.

Sin embargo, aunque para Peña esta pieza marque un diferencial en su trayectoria artística o, como ella misma consigna, un "paso hacia adelante" en su camino dentro del humor, su recorrido incluye mojones actorales que la ubican como una de las referentes femeninas entre las actrices argentinas. Por citar sólo algunos ejemplos, en la pantalla chica se destacó en envíos como "Poné a Francella" ( 2001); "Casado con hijos" (2005), repetida hasta el hartazgo hasta el día de hoy por Telefe; "La niñera" (2004) o "Sr y Sra. Camas" (2012), por citar sólo algunos ejemplos. Según palabras de la actriz, "Casi diva" marca un salto cualitativo en su paso por el humor; un tránsito distinto desde un nuevo punto de partida: "Nunca hablé de mí en ningún espectáculo y siento que, por primera vez, estoy en el lugar correcto en el momento indicado".

"La idea de montar este espectáculo tiene que ver con una respuesta hacia mí misma, a que cumplí 40 años y que, en el balance, me di cuenta que quiero ser lo que he hecho", admitió la actriz.

"Descubrí -continuó- que además de darme de comer, la actuación es la manera que tengo de mostrarme al mundo y que este espectáculo me sirve para exorcizar las partes que no me hacen tan bien y reírme de que en los 33 años que llevo en esto he pasado por todas las etapas de la profesión". Y la conclusión de esa búsqueda interna fue, para la actriz capaz de militar por la perspectiva de género en la televisión a la vez que ser parte del "Bailando por un sueño" de Marcelo Tinelli, que la clave está en "ser genuina".

"Entendí que cuanto más me divierta con lo que haga, voy a dejar de preocuparme por cómo mido hacia afuera, si soy una actriz con caché caro o si lleno el teatro, porque esas cosas nublan la elección primaria de por qué elegí actuar", reflexionó la actriz que este año participó de "Tu cara me suena", el reality de Telefe conducido por Marley.

En esa misma línea, alejada del fragor de la exposición mediática encendida a la luz de declamaciones políticas y videos prohibidos -casi, por partes iguales- Peña remarca que "el afuera necesita exitosos y fracasados y yo ya no concibo el trabajo de esa manera".

"Para mí «Casi diva» ya es un éxito porque me significa un aprendizaje que me hace bien, independientemente de lo que suceda con la taquilla porque, en este momento de mi vida, me rehúso a hacerme cargo del afuera", agregó Peña.

Consultada por su participación en la tira de Telefe "Viudas e hijas del rock and roll", donde interpretará a una enamorada del personaje de Fernán Mirás que se podrá ver por la pantalla a principios de 2015, la actriz contó que aceptó volver a la ficción porque la propuesta no significaba "dedicación completa". "Hice muchas tiras durante muchos años, una detrás de la otra, y sinceramente se vuelve complicado estar diez horas en un estudio sin ver la luz", dijo, y añadió: "Así es que volver un rato estuvo bien pero no sé si lo haría de lleno por ahora", admitió consultada sobre sus proyectos para 2015.

"Yo siempre fui de soltar poco el trabajo porque me mantengo desde los 18 y, como no la tengo atada, siempre tengo que laburar. Pero me di cuenta que al empezar a confiar y soltar, las cosas fluyen mejor, así que me dedicaré a ver qué pasa con «Casi diva» después del verano", concluyó.

Comentarios