Mundo
Viernes 19 de Febrero de 2016

Falleció el escritor italiano Umberto Eco

El filósofo y sociólogo murió a los 84 años. Entre sus éxitos se destacan El nombre de la rosa y El péndulo de Foucault


Milán.- El escritor y filósofo italiano Umberto Eco, autor de El nombre de la rosa, entre otras obras, falleció anoche a los 84 años en su propia habitación, según confirmaron fuentes familiares al diario italiano La Repubblica.
Umberto Eco, galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, publicó su primera novela en 1968. Este trabajo, titulado La estructura ausente le llevó a la publicación de su obra más completa más completa sobre semiótica Tratado de semiótica general, publicada en 1975.
Sin embargo, el escritor italiano nacido en Piamonte en 1932, no alcanzaría la verdadera fama ante el gran público hasta 1980 con la publicación de su más conocida novelas El nombre de la rosa, con la que obtuvo varios premios y que fue llevada al cine. Otra de sus obras más conocidas es El péndulo de Foucault publicada en 1988.
Pero la carrera de Umberto Eco está plagada de premios y reconocimientos anteriores al Príncipe de Asturias. Eco es doctor en Filosofía por la Universidad de Turín y trabajó en programas culturales de la RAI desde 1954. Durante la década de los primeros años de la década de los años 60 trabajo como profesor agregado de Estética en la universidad de Turín y Milán.
Participó en el llamado ‘Grupo 63’ con la publicación de ensayos sobre arte contemporáneo, cultura de masas y medios de comunicación. Entre estos trabajos se encuentran el conocido ensayo Apocalípticos e integrados en 1965 u Opera aperta.
También ha sido durante años catedrático de Filosofía en la Universidad de Bolonia, en la que ha puesto en marcha la Escuela Superior de Estudios Humanísticos conocida como la ‘superescuela’. Esta iniciativa está destinada a difundir la cultura internacional y dirigida a licenciados con un alto nivel de conocimientos. También fue fundador y actual secretario de la Asociación Internacional de Semiótica.
En su currículum, también figuran otras distinciones que le avalan como un prestigioso escritor y semiólogo. Así, es doctor honoris causa por cerca de una veintena de universidades de todo el mundo y posee prestigiosas condecoraciones, como La Legión de Honor de Francia.
En 1998 entró además a formar parte de la Academia Europea de Yuste y es miembro del Foro de Sabios de la Unesco. Además de sus obras más conocidas, Eco tiene publicados otros trabajos como Segundo diario mínimo (1992), Los límites de la interpretación (1992), La isla del día antes (1994) y Kant y el ornitorrinco, entre otras.
Sus obras más recientes son Baudolino, del año 2000; La Misteriosa Llama de la Reina Loana, del 2004; El cementerio de Praga, del año 2010; y Número cero, que fue publicada en 2015, una novela dedicada al mal periodismo, ambientado en la redacción de un periódico imaginario.
Eco recibió una educación salesiana y, de hecho, en varias de sus obras se hace referencia a la orden y su fundador. Su apellido es supuestamente un acrónimo del ex caelis oblatus (latín: un regalo de los cielos), que fue dado a su abuelo (un expósito) por un funcionario de la ciudad.
Eco fue una presencia importante en la vida cultural italiana de los últimos 50 años, pero su nombre siempre estuvo ligado al mundo.

Comentarios