Policiales
Miércoles 11 de Febrero de 2015

Facundo Bressán seguirá preso, en espera del juicio

Confirman la prórroga de la prisión preventiva para el joven imputado por la muerte de Priscila Hartman. La Defensa insiste en que el encierro cautelar viola garantías constitucionales.

El juez de Apelaciones, doctor Alejandro Grippo, rechazó la apelación de la defensa de Facundo Bressán, imputado por el homicidio de Priscila Hartman, y confirmó la prórroga de la prisión preventiva por 60 días que dispuso la jueza de Garantías, doctora Marina Barbagelata.

 

 

La Defensa insiste en que el encierro cautelar viola garantías constitucionales. La Fiscalía y la Querella afirman que la preventiva es una medida razonable y fundamentada, y piden que se asegure la realización del juicio que podría celebrarse a principios del mes de abril.

 

 

Bressán, de 19 años, fue detenido en el marco de la investigación del homicidio de la joven Hartman, de 22, cuyo cadáver fue hallado el domingo 26 de octubre último en un descampado de la zona de San Benito, luego de una intensa búsqueda policial que se inició el viernes 24, cuando la familia denunció que la chica salió de su casa la noche anterior, y que no regresó más a su domicilio.

 

El juez de Apelaciones aclaró que lo que estaba en cuestión era la prórroga de la medida cautelar y no la procedencia de la prisión preventiva, que ya fue confirmada por él y por la Cámara de Casación, y en ese sentido, sostuvo que la decisión de la jueza Barbagelata del 2 de febrero “es razonable y ajustada a Derecho” y no conculca garantías constitucionales del imputado.

 

En cuanto a la vigencia de los riesgos procesales (peligro de fuga o de entorpecimiento de la investigación), el magistrado expresó que la seriedad del hecho y la severidad de la pena que podría imponerse al imputado, permiten pensar en una serie probabilidad de fuga.

 

En síntesis, el juez consideró que se mantienen los riesgos de entorpecimiento que motivaron el dictado de la prisión preventiva, y por ello corresponde la prórroga, a la vez que recordó que en el nuevo sistema de enjuiciamiento penal, debe asegurarse, sobre todo, la realización del juicio oral y público, oportunidad en la que se producirá la prueba que debe resguardarse.

 

La audiencia

Dos horas antes del pronunciamiento, en la audiencia de apelación que se llevó a cabo desde las 9.30, el abogado defensor, doctor Miguel Ángel Cullen, sostuvo que la prolongación de la detención del imputado, que está alojado en la Unidad Penal de Victoria, “no fue debidamente fundada y conculca derechos constitucionales”. Para Cullen, la jueza Barbagelata realizó consideraciones sobre la autoría y responsabilidad de Bressán en el homicidio, y que prejuzgó sobre cuestiones que son competencia del tribunal de juicio.

 

El abogado defensor consideró que “no hay ningún elemento” que pruebe los denominados riesgos procesales, es decir, el peligro de fuga o de entorpecimiento de la averiguación de la verdad por parte de Bressán. La privación de la libertad del acusado “dejó de ser un aseguramiento del proceso para convertirse en un adelantamiento de la pena” se quejó el abogado del imputado, quien además, señaló que “la Fiscalía asegura que Investigación Penal Preparatoria está llegando a su fin, por lo cual, no hay manera de que el imputado frustre ninguna averiguación”.

 

Finalmente, además de volver a pedir que se deje sin efecto la prisión preventiva y se disponga la inmediata libertad del joven domiciliado en San Benito, Cullen insistió con la posibilidad de sustituir la medida cautelar por una menos grave, por ejemplo, un arresto domiciliario.

 

 

Acusación

Por su parte, los fiscales, doctores Juan Malvasio y Álvaro Piérola, y el querellante particular, Dr. Marcos Rodríguez Allende pidieron al juez Alejandro Grippo que confirme la prórroga de la prisión preventiva.

 

Malvasio ratificó los fundamentos por los cuales el 2 de febrero había pedido la prolongación de la medida cautelar, y recordó que el Código Procesal Penal de Entre Ríos, en su artículo 353 prevé “un extremo que hay que tener en cuenta antes de evaluar los riesgos procesales: el juez debe analizar la probable participación punible del imputado en el hecho investigado”, destacó.

 

El representante del Ministerio Público Fiscal reprochó a la defensa que “pretende menospreciar el trabajo de la Fiscalía, que en 90 días logró, prácticamente, agotar la investigación de un hecho aberrante. No tenemos delante nuestro a un perejil. No se debe confundir a los jueces ni a la opinión pública”, reclamó Malvasio.

 

En tanto, el fiscal Piérola expuso que “hay una obstinación de la Defensa por pedirnos que probemos lo que ya está probado. El entorpecimiento de la investigación por parte de Bressán ya fue probado. Su propia conducta posterior al hecho corrobora su intención de obstaculizar las averiguaciones” resumió el acusador, y recordó, por ejemplo, que el imputado habría borrado los mensajes de texto del celular con el que se comunicó con la víctima.

 

Piérola indicó que la Fiscalía está “a pocos días de pedirle a la Oficina de Gestión de Audiencias, que fije una fecha para solicitar la elevación del caso a juicio y seguimos discutiendo siempre lo mismo. El riesgo procesal está probado y nada se ha modificado, para sostener lo contario”, finalizó el fiscal.

 

Por último, el querellante, Dr. Rodríguez Signes, afirmó que la resolución apelada “es fundada y razonable. Bressán no está detenido desde hace dos años. Sólo pedimos que se asegure la realización del juicio, al que llegaremos en menos de 60 días”, dijo el letrado.

 

El abogado de la madre de Priscila Hartman coincidió con la defensa en que la Investigación Penal Preparatoria está casi finalizada, pero agregó que “lo que no queremos que se entorpezca es el juicio, donde se va a producir prueba y van a declarar muchos testigos. Eso es lo que puede entorpecer Bressán en libertad. Por eso, la prórroga es proporcional y para nada arbitraria”, argumentó Rodríguez Allende.

Comentarios