La Provincia
Viernes 08 de Abril de 2016

Extendieron por 72 horas el estado de alerta y emergencia climática en Feliciano

El registro de lluvias superó los 600 milímetros en la localidad del norte entrerriano. Hay 150 personas evacuadas.

Desde la Municipalidad de Feliciano, comunicaron que debido a las condiciones meteorológicas que afectan a San José de Feliciano, se decidió extender por 72 horas el estado de Alerta y Emergencia Climática. El informe da cuenta de que las lluvias registradas llegaron a 629 milímetros hasta este viernes por la tarde y hay pronósticos de continuar las precipitaciones por 72 horas más.    
El estado de alerta y emergencia climática se había dictado en principio por el plazo de 48 horas, pero la continuidad de las condiciones climáticas llevaron al municipio a extender la medida. 
Las precipitaciones y fuertes vientos han provocado diversos daños a la población y a los bienes del dominio público y privado de la ciudad. Desbordó el arroyo Feliciano en la zona de Paso Bravo, por lo que se encuentra cortado el tránsito. Asimismo se encuentra cortado el tránsito en el tramo Feliciano-Sauce por desborde del rio Guayquiraró. Las clases fueron suspendidas hasta el lunes 12 y se arbitraron los medios para que funcionen los comedores escolares.
A esta situación se sumaron numerosos requerimientos de vecinos por anegamientos de viviendas, obstrucciones e intransitabilidad en la vía pública y deterioro de infraestructura urbana. La cantidad de evacuados aumentó a 150 personas, las cuales se encuentran alojadas en la Escuela N° 31 “Ana Corona de Ojeda” y la Escuela de Educación Integral “Pbro. Luis A. But”.
Ante este panorama se decidió extender la emergencia y encomendar a las áreas pertinentes del Municipio la diagramación de acciones con personal afectado y recursos necesarios para la prevención y protección de la población, y demás acciones que se requieran en el marco de la emergencia, según se lee en el decreto que pubicó el sitio Realidad Regional.
Asimismo se solicitó a la población circular con precaución, evitando hacerlo en calles deterioradas o socavadas, prestar especial atención en las tapas de los registros en las esquinas, extremar las medidas de higiene y más aún en caso de tener mascotas, hacer uso racional de agua potable y energía eléctrica y extremar precaución en la manipulación de instalaciones eléctricas. Evitar depositar la basura en la vía pública, así como escombros, ramas u otros residuos que puedan ocasionar atascos y obstrucción de bocas de tormenta.

Comentarios