Policiales
Viernes 11 de Marzo de 2016

Explotó sexualmente a una mujer y atacó a su ex: pide menos años de cárcel

César Augusto Vera recibió siete años de prisión por un caso de trata sexual, y dos años y medio por agresiones contra su expareja. Pide que la sanción quede solo en siete años

José Amado / De la Redacción de UNO
jamado@uno.com.ar


El caso de trata de personas con fines de explotación sexual por el cual fue condenado en 2015 César Augusto Vera, fue uno de los más violentos entre los que fueron juzgados en el Tribunal Oral Federal de Paraná. Por ese caso recibió siete años de prisión. El hombre ya había demostrado ser un peligro para las mujeres: también recibió una sentencia en los Tribunales provinciales golpear y amenazar de muerte con armas de fuego a su expareja, a solo dos años y medio de prisión condicional. Esta semana se llegó a la instancia en la que le se deben unificar las dos penas, y Vera pidió que su sanción quede en siete años. Por su parte, la Fiscalía solicitó que, teniendo en cuenta la gravedad y violencia de los hechos, la pena quede en ocho años y dos meses.

En la audiencia el fiscal general José Ignacio Candioti explicó que hay dos criterios que se pueden adoptar para la unificación de penas: el aritmético, por el cual se suman los años impuestos en distintas sentencias, y el composicional, que debe comprender la medida de todas las características de los delitos. 

En este sentido, el fiscal sostuvo que el caso de trata por el cual Vera fue condenado fue “el único de trata sexual dura: de violencia sobre la víctima, física y psíquica”, y resumió todos los hechos violentos que perpetró tanto contra la mujer que explotó sexualmente como los hechos de violencia de género hacia su expareja.

Por esto, consideró que la pena unificada debe quedar en ocho años y dos meses de prisión efectiva.

Por su parte, la defensora oficial Noelia Quiroga cuestionó lo planteado por la acusación y dijo que Vera está preso desde hace nueve meses, cuando fue juzgado por trata, y ya había cumplido dos meses de detención en la otra causa. Contó que el hombre hace trabajos en la Unidad Penal N° 1, como tareas de mantenimiento y trabajos extramuros. Ahora se inscribió para el curso de peluquería y para continuar sus estudios secundarios.

Como atenuantes a la pena, la defensora refirió la falta de otros antecedentes penales, que tiene dos hijos menores y que durante muchos años fue adicto a las drogas. También recordó que en la sentencia por violencia de género lo habían sometido a un programa especializado para hombres violentos con las mujeres, al cual asistió durante un año, y también asiste al tratamiento psicológico en la cárcel. “El fin de toda pena debe ser resocializador”, aseguró Quiroga, por lo que pidió que la unificación de las penas quede firme. 

La jueza de Ejecución de Penas, Noemí Berros, resolverá sobre la cuestión en los próximos días.

Una prisión física y psicológica

En el juicio por Trata de personas con fines de explotación sexual, la víctima de Vera fue contundente y conmovió a todos con el relato del infierno que le tocó vivir: ella había quedado sola con sus dos hijos, a los 19 años, y el hombre le dio alojamiento mientras la obligaba a prostituirse en la zona de la terminal de ómnibus de Paraná. Nunca la dejaba sola, siempre salía a su lado y la controlaba en forma permanente, y la tenía amenazada incluso con un arma de fuego. Además llegó a atar a los hijos en el departamento que alquilaba. Las psicólogas que la entrevistaron dieron cuenta del terror que le tenía.

Más terror, en 14 denuncias

Antes del juicio por trata, César Vera había sido condenado el 5 de marzo de 2014 a dos años y seis meses de prisión condicional por el Juzgado Correccional Nº 2 de Paraná, a cargo del juez Daniel Malatesta. Había sido denunciado por una exconcubina, a quien golpeaba y amenazaba de muerte a punta de arma de fuego. 

La causa estuvo caratulada como Vera César Augusto s/ Amenazas calificadas, Lesiones, Tenencia de arma de fuego de uso civil y Tenencia de arma de guerra. Esa expareja denunció a Vera por 14 hechos, en los cuales había sufrido golpizas en la vía pública, en una calle del barrio San Agustín, y amenazas con un arma de fuego.

En la parte resolutiva de esta sentencia, la Justicia le impuso además como obligación una serie de reglas de conducta. Entre ellas la prohibición de acercamiento tanto a la víctima como a su familia y su domicilio, a una determinada distancia. También le ordenaron realizar un tratamiento psicológico. 

Otro violento condenado, en libertad

El Tribunal de Juicios y Apelaciones de Concordia condenó a Leonardo Fabio Celecia a la pena de tres años de ejecución condicional por el delito de lesiones calificadas en el marco de violencia de género. 

El hecho ocurrió el 5 de junio de 2013, en un domicilio de calle Urquiza de Concordia, cuando el condenado agredió físicamente a su esposa, primero con golpes de puño y luego arrojándole agua caliente, informó Diario Río Uruguay.

La fiscal María José Fonseca y el defensor Sebastián Tito llegaron a un acuerdo de juicio abreviado por el cual el acusado reconoció su responsabilidad en el hecho y aceptó que se le imponga dicha pena.

Celecia también está obligado a cumplir con una serie de normas de conductas y que en caso de faltar a alguna de ellas la pena se haría efectiva en la cárcel.

Comentarios