Ovacion
Lunes 16 de Febrero de 2015

Explotó en el desenlace

Fútbol: Igualdad en la Floresta. Atlético Neuquén empató 1-1 ante Colón de San Justo. El Pingüino alcanzó la paridad en el quinto minuto recuperado con un bombazo de Leandro Lorenzón.

Matías Larraule / Ovación
mlarraule@uno.com.ar

 


La conquista de Leandro Lorenzón provocó una explosión en La Floresta. El Mellizo capitalizó un despeja de la defensa de Colón de San Justo para decretar la paridad en el marcador y conservar el invicto del Pingüino en el Torneo Federal C.


El conjunto del sur de la ciudad tuvo la cuota de suerte en el desenlace. Es que el remate del mediocampista creativo se desvió en un defensor santafesino para luego vencer la resistencia del uno del Conquistador.


También se vio favorecido por la imprecisión de los delanteros visitantes. Colón generó las situaciones necesarias para abrazarse con la victoria, pero se encargaron de transformar en figura a Diego Rodríguez. Por eso, el punto fue observado con buenos ojos por Atlético Neuquén, que en cancha de Sportivo Urquiza igualó 1 a 1 ante Colón de San Justo, en uno de los encuentros correspondiente a la cuarta fecha del Torneo Federal C, Zona 38.


Colón estaba obligado a sumar de a tres para prenderse en zona de clasificación. Por eso exhibió una propuesta más ambiciosa. Preocupó cuando metió pelotazos a espaldas de Flores, dejando a sus puntas mano a mano con los centrales paranaenses. A los 4 minutos la visita tuvo una doble situación de riesgo. El travesaño le negó el grito a Ruiz. Obregón tomó el rebote, pero envió el balón a las nubes.


Los santafesinos tenían en mayor tiempo la posesión de la pelota. Ganaban el duelo en la mitad de la cancha con la claridad de Minotti y las proyecciones de Reniero. Sin embargo sus intenciones morían en los metros finales. Neuquén propuso poco en la primera etapa. De hecho solamente exigió una sola vez a Scatiza con un disparo de Comas que controló el arquero sin inconvenientes.


En el complemento, el Conquistador encontró espacios para desnivelar a la defensa paranaense. Sin embargo pecó la falta de eficacia y chocó con la humanidad de Diego Rodríguez. El uno del Pingüi se agigantó al atragantarle el grito a Obregón, a los 61’, y a Ruiz, a los 76’. Solamente Alessio, de tiro penal, pudo vencer a la figura de la tarde.


El panorama era cuesta arriba para el conjunto del sur de la capital entrerriana, que jugaban con 10 hombres por la infantil expulsión de Exequiel Flores. De todos modos, en la adversidad reaccionó. Buscó con vergüenza deportiva salvar la ropa.


El juez adicionó 5 minutos. En el cierre llegó la explosión. El tanto del Melli Lorenzón conservaba a Neuquén en la cima de las posiciones. El pase a la siguiente fase depende de si mismo.

 

 

Comentarios