La Provincia
Viernes 04 de Marzo de 2016

Explicaron porqué no se harán cargo de la situación social del barrio La Lonja

En Colonia Avellaneda hay unas 13 familias pobres que perdieron todo al inundarse sus viviendas precarias. El intendente Dellizzotti se deslindó de la responsabilidad y cargó contra el IAPV  

Pablo Felizia / De la Redacción de UNO
pfelizia@uno.com.ar


En el barrio La Lonja de Colonia Avellaneda hay 13 familias que con las últimas tormentas vieron al arroyo Las Tunas ingresar a sus viviendas precarias y perder lo poco que tenían. Una crónica publicada por UNO el domingo dio cuenta de la pobreza en la que viven y de la contingencia sufrida; pedían una solución. Edgardo Dellizzotti, intendente de la localidad, emitió un comunicado en donde se deslindó de la responsabilidad y explicó porqué, la comuna, no se hará cargo de esa situación social.

Junto a otros vecinos del barrio, Nélida Acuña de 72 años, pidió con urgencia un lugar para poder vivir ya que su casa era todo barro y dijo que en él debió dormir después de las dos últimas tormentas que azotaron la región. Hay unos 25 niños y tres viejos que también la pasan muy mal y en condiciones de pobreza en la zona.

Frente a esta situación, en un comunicado, el intendente de Colonia Avellaneda señaló, como primer argumento, que la ciudad cuenta con una norma que veda la construcción en lugares aledaños al arroyo Las tunas; donde estas familias tienen sus viviendas.

También explicó que La Lonja es una zona que fue programada antes de que naciera la Municipalidad en base a “una maniobra perpetrada” por las autoridades del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda de Entre Ríos (IAPV), en 1997. Detalló cómo en aquellos años, una asociación civil llamada La Estancia adquirió un inmueble y a los pocos meses de constituida gestionó y recibió del IAPV un crédito hipotecario de 181.545 pesos (dólares en aquel momento) con el que “posiblemente encubrió alguna maniobra”, afirmó.

Dijo que en varias oportunidades quisieron resolver la situación con notas al organismo y reafirmó que mediante un estudio de Hidráulica no aconsejan realizar construcciones por debajo de la cota 37 en la zona, por los desbordes del arroyo Las Tunas.

Pero además, Dellizzotti dijo que hay quienes compraron terrenos de buena fe y otros que se asentaron de manera ilegítima. Frente a estos últimos, el municipio los denunció por usurpación ante la comisaría de Colonia Avellaneda. “Denuncia que fuera elevada al Ministerio Público Fiscal atento al asentamiento ilegítimo de algunas personas, en zonas inundables y que fuere advertido a los moradores”, justificó.

Por último destacó que todavía no han obtenido respuestas del IAPV sobre la autorización del asentamiento. “Desde la creación de este municipio en fecha 9 de febrero de 2005 se ha interesado en resolver esta irregular situación, con todos los elementos a su alcance, no teniendo responsabilidad alguna en dicha problemática”, remató.

El domingo UNO publicó una crónica sobre los padecimientos de 13 familias que viven en La Lonja. Cualquiera que camine por el lugar,dará cuenta de lo insatisfechas que están todas las necesidades básicas en ese barrio de Colonia Avellaneda.

La Municipalidad informó que no tiene responsabilidad alguna de la situación social de estos ciudadanos que desde hace más de 15 días duermen en el barro.


Solo les llegó la solidaridad de la gente
Nélida Acuña tiene 72 años, vive con cuatro hijos y pide desesperada un lugar par vivir.

Su casa de material se inundó dos veces y a más de un metro de altura por el arroyo Las tunas luego de las últimas tormentas y perdió todas sus pertenencias; de hecho debió dormir en el piso como otros de sus vecinos e hijos en el barrio La Lonja de Colonia Avellaneda.

UNO se comunicó con ella otra vez para preguntarle si alguna autoridad municipal se acercó a brindarle una ayuda. Dijo que no, que solo fue gente hasta el barrio para llevarle algún colchón, un poco de alimentos y algo de ropa. Volvió a pedir que por favor alguien la ayude a conseguir un nuevo lugar donde vivir, un terreno, una casa quinta para cuidar, un pedazo de campo para trabajar.

Para ayudar a Nélida Acuña se puede llamar a los celulares: (0343) 155307491 o (0343) 155135032.

Policiales:





 

Comentarios