La Provincia
Martes 15 de Marzo de 2016

Exigen que haya mayor control en el transporte escolar

Cada año aparecen vehículos no habilitados en Paraná. 

En Paraná, el transporte escolar debe cumplir una serie de requisitos para circular. Según difundió al Municipalidad a fines del mes pasado, los vehículos a utilizar deberán ser unidades carrozadas de fábrica especialmente para el servicio de transportes escolares o adaptadas para ese fin, tipo combi, microbus o similar. Los asientos deben ser butacas con respaldo individual y poseer cinturón de seguridad, de acuerdo a las reglamentaciones vigentes (Ley nacional de Tránsito y Transporte Nº 24.449); el vehículo debe contar con ventanillas en ambos laterales, con vidrios inastillables, móviles; entre otras condiciones. Asimismo, se remarca que los vehículos a incorporar al servicio no podrán superar en ningún momento los 10 años de antigüedad, tomando como base para ello, el año calendario de fabricación de chasis. 

Diego González, quien se dedica a esta actividad hace 20 años y fue presidente de Transportistas Escolares Asociados en la gestión anterior, afirmó a UNO que tras el inicio del presente ciclo lectivo se detectaron móviles que no cumplen con las reglas que dicta la ordenanza correspondiente. Precisamente, apuntó a un automóvil que presta servicios en el colegio Plaza Mayor y comentó que hizo una presentación en el Municipio con notas y fotos para que se controle al irregularidad, aunque sin respuestas al momento. “Fui la semana pasada. Me dijeron que al otro día mandaban un inspector y no fue nadie. Los chicos salen a las 14.20 y a esa hora los inspectores se ve que ya no trabajan”, sostuvo. Asimismo, expresó que a las 7, durante el horario de ingreso, la mujer que maneja logra confundirse entre los padres que llevan a sus hijos al establecimiento.

“Llega a cargar hasta ocho chicos. A mí me sacó cuatro clientes, por eso advertí que trabaja como transporte escolar. Averigüé y ella ofrece el servicio diciendo que tiene la habilitación en trámite, pero en realidad no es así, porque el vehículo no se condice con lo que exige la normativa. A nosotros nos piden una serie de requisitos y esta persona, como otros tantos, no los cumplen”, dijo González, y reclamó mayores controles, ya que está en juego la seguridad de los menores.

Comentarios