La Provincia
Jueves 07 de Abril de 2016

Ex intendente de Gualeguay será enjuiciado por peculado en 2009

Se trata del dos veces jefe municipal Luis Erro. El debate será el 15 y hay una larga lista de testigos

El exintendente de Gualeguay, Luis Erro, será llevado a juicio el 15 en una causa que se originó en 2009  luego de la denuncia anónima que aseguraba que la gestión municipal había utilizado un medidor de luz municipal en beneficio de un tercero, en ese momento el PJ. Gastón Justet y Marcelo Sánchez, los denunciantes, se basaron en ese hecho para hacer una presentación por el delito de peculado de servicio contra el Estado comunal. 

La Justicia entrerriana también pondrá en el banquillo de los acusados a Alfredo Della Giustina, exsecretario de Obras Públicas, y después de seis años tratará de determinar la responsabilidad de ambos por entender que se estaba cometiendo un delito. Las crónicas periodísticas de ese entonces dijeron que la actividad convocada por el PJ gualeyo se realizó  en una promotora del partido, una versión contrarrestada por la defensa de Erro que afirma que  allí desarrollaba actividades una Asociación de Mujeres de la comuna. Si bien resulta anecdótico para la cuestión de fondo, ese día participaron del convite los candidatos a diputados nacionales Raúl Barrandeguy y Cristina Cremer de Busti, entre otros. El caso mereció amplia repercusión en medios de la provincia, e incluso alimentó la interna del PJ gualeyo que se trasladó a las páginas de los diarios.

“En 2012 le pedí al Tribunal de Cuentas que me aconsejara cómo proceder ante la convocatoria de un nuevo acto político y qué hacía con el medidor: surgió la posibilidad de recibir la visita de la exministra Alicia Kirchner.   El organismo me contestó por escrito que tenía la obligación de dárselo a los partidos políticos porque fomentan la democracia. Es  decir que no se trata del aprovechamiento de la electricidad del partido político y que el gobernante le debe dar el medidor para realizar el acto. Sucede lo mismo con las asociaciones y demás, que es la facultad que tenemos todos los intendentes”, se defendió consultado por UNO el expresidente municipal Luis Erro. 

Sobre los antecedentes del proceso,  el dirigente recordó que el acto partidario que ahora será tema de debate en un estrado judicial duró una hora y media: “El monto del consumo de energía durante ese tiempo era de 6 pesos. Si uno toma la factura bimestral fue de 130 pesos, ya que el medidor no estaba colocado de manera fija en ese lugar, sino que estuvo en distintas partes”.

Luis Alberto Erro estuvo al frente del municipio de Gualeguay en dos gestiones consecutivas: desde 2007 hasta 2011, y ejerció un segundo mandato entre 2011 y 2015. Actualmente es coordinador de Políticas de Gobierno en Gualeguay.

La historia del expediente

De acuerdo a material periodístico de archivo, la causa nació a partir de una publicación de El Día de Gualeguay, medio que reflejó una denuncia anónima que Enersa y el EPRE estaban llevando adelante. Con este precedente,  dos abogados del foro local se presentaron en Tribunales pidiendo que la Fiscalía iniciara la investigación.  

Meses después el fiscal Sebastián Elal solicitó la indagatoria del titular del Ejecutivo municipal de Gualeguay y del secretario de Obras Públicas. Un dato que no es menor es que el hecho se produjo antes de las elecciones legislativas de junio de 2009, por la cual se renovó la mitad de los miembros de la Cámara de Diputados y un tercio de los miembros de la Cámara de Senadores. Para Erro la acusación en su contra tiene motivaciones políticas y cada vez que pudo responsabilizó de ello a sectores políticos. 

En sucesivas decisiones judiciales, Erro y  Della Giustina fueron procesados y luego desvinculados por diferentes tribunales de la ciudad de Gualeguay. La jueza de Instrucción Número 2, Alejandra Gómez, había dictado el auto de procesamiento contra los dos funcionarios por la presunta comisión del delito de malversación de fondos públicos al utilizar un medidor de luz que la comuna le alquilaba a la empresa Energía de Entre Ríos Sociedad Anónima (Enersa) en una unidad básica, emplazada en un inmueble propiedad de la familia Erro. 

Luego, el tribunal integrado por Mariela Rojas de Di Pretoro, Fabián López Moras y Alberto Seró anuló el procesamiento por considerar que en el acto de la declaración indagatoria de los imputados se produjeron vicios de procedimiento que atentaban contra el derecho de defensa y el principio del debido proceso, por lo que la situación de Erro y Dellagiustina se retrotrajo a aquella situación, según indicaron fuentes judiciales.

La defensa de Erro

“Increíble” y “aberración” fueron los conceptos elegidos por el exintendente  para expresar su malestar con esta acusación. “Nosotros ganamos en 2007 y ellos hicieron la denuncia en 2009”, reseñó acentuando la puja política. El dirigente gualeyo buscó desacreditar los dichos de los opositores al afirmar que el inmueble mencionado en el expediente no se utilizaba como local partidario y que  además la actividad proselitista se realizó en la calle. “Desde diciembre de 2007 hasta diciembre de 2008 le devolví a la administración 900 pesos por mes porque consideré que debía ganar lo mismo que el intendente anterior, es decir que le devolví 10.800 pesos en total. Y ahora me van a hacer un juicio por 6 pesos, 3 pesos por cada funcionario”, recalcó. Acerca del uso que se le daba al medidor y a quien beneficiaba, Erro manifestó que a través de una ordenanza se le otorgó la prestación a una Asociación de Mujeres. “No tenían iluminación y nosotros les habíamos prestado el inmueble. Sin embargo, pusieron énfasis en el acto y en el partido político. Seguramente los jueces consideraron que se trataba de un acto de corrupción esos 6 pesos. No tuvieron en cuenta nuestra petición al Tribunal de Cuentas porque lo presentamos posteriormente, pero seguramente se lo tomará en cuenta durante el juicio”, aseguró. 

En el debate oral y público que comenzará la próxima semana fueron citados a declarar exfuncionarios. “Como testigos llamaron a los opositores. Primero la causa se caratuló peculado de uso y finalmente quedó como peculado de servicio”, cerró. 

Comentarios