La Provincia
Miércoles 21 de Diciembre de 2016

Evocaron la memoria de Romina, Eloisa y José a 15 años del estallido social

Memoria viva. Familiares, gremios y entidades sociales pidieron el total esclarecimiento de las tres muertes que dejó el diciembre negro. Fuerte repudio a los jefes políticos que gobernaban la provincia

Aquel diciembre caliente, sangriento y signado por la represión policial para frenar la protesta social e impedir saqueos en las principales ciudades del país, incluida Paraná, vuelve en imágenes editadas de archivo que reproducen a esta altura del año los canales de televisión. Las concentraciones para reclamar alimentos, primero en los alrededores de los supermercados, y luego los saqueos que se replicaron en los grandes centros comerciales desataron una brutal represión de las fuerzas policiales, ordenada por el gobierno provincial que conducía por aquel entonces Sergio Alberto Montiel. A nivel municipal el jefe político era Sergio Fausto Varisco, hoy nuevamente intendente de la ciudad capital. Familias enteras apremiadas por la desesperante situación económica, agravada en Entre Ríos por la emisión de bonos federales, desfilaron entre el 19 y el 20 de diciembre de 2001 por diferentes cadenas comerciales en reclamo de alimentos. En las calles se vivía una tensa calma, como si fuera una vigilia interminable, al tiempo que el Gobierno de Fernando de la Rúa decretaba el estado de sitio. Horas frenéticas y que quedarán marcadas a fuego en la historia reciente de la República Argentina. De cómo la violencia institucional se cobró tres víctimas inocentes; la de Romina Iturain (tenía 15 años cuando murió producto de la represión estatal) , la de Eloisa Panigua, de 13, y la de José Daniel Rodríguez, de 25. Ni el sostenido reclamo por justicia y memoria de familiares bastó para que se lograra el total esclarecimiento de aquellas muertes, que hoy todavía duelen. Solo por la muerte de Eloisa Paniagua la Justicia condenó a 10 años de prisión al cabo Silvio Martínez, quien se acogió al beneficio de la libertad condicional en 2009 por buen comportamiento. Tiempo después cumplió la condena.


***
No olvidar


Organizaciones sociales, gremiales, de partidos políticos de izquierda y familiares de aquel diciembre de 2001, convocaron ayer por la tarde a un acto homenaje en la plaza 20 de Diciembre, enclavada en el Parque Humberto Cayetano Varisco de Paraná. Aunque por la mañana y en el mismo espacio público, otros sectores políticos se concentraron por el mismo motivo. En la concentración vespertina,la Multisectorial conformada por ATE, Agmer Paraná, la CTA Autónoma, la Corrientes Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), entre otras, dieron lectura a un documento conjunto que resumió el contexto político y social de aquella época, haciendo un puente con los acontecimientos de los cuales se cumplieron 15 años. "Otra vez, y especialmente este 20 de diciembre, a 15 años de aquellos acontecimientos que ya forman parte de la historia reciente, volvemos a recordar esas jornadas y en ellas a nuestros de más 30 asesinados en todo el país. Principalmente, el compañero militante de la CCC, José Daniel Rodríguez, a las casi niñas Romina Iturain y Eloisa Paniagua. Y al comprovinciano, también militante social y delegado de ATE, Pocho Lepratti, caído en Rosario", evocó el secretario de Organización de ATE Entre Ríos, Víctor Sartori.

Visiblemente emocionado prosiguió: "No es casualidad, casi todos eran jóvenes, que estaban en la mejor de las edades, y hoy son nuestros mártires que homenajeamos en el recuerdo. Pero este homenaje, en este especial aniversario, nos reafirma la condición de que ellos continúan siendo los faros que iluminan las causas populares, junto a los miles con las que se forma la historia dura y sufrida de los pueblos. Pero empujan a mantener la bandera de los ideales en alto, para proseguir la lucha individual y colectiva por las necesidades populares".

El sindicalista endureció su voz al recordar a los jefes políticos señalados como responsables de dar vía libre a la feroz represión contra vecinos de Paraná. "Es lamentable, pero estas muertes que evidentemente no importan a los poderosos, casi todas están impunes o generalmente hay condenas insignificantes, en eslabones menores de la cadena de mando policial. De los responsables políticos ni hablar; la mayoría ni siquiera fueron juzgados, como ocurrió en Entre Ríos, con el que entonces fuera gobernador, Sergio Montiel, su ministro de Gobierno, Enrique Carbó y su jefe de Policía, Victoriano Ojeda".

En la placa, que en el centro de la plaza recuerda a las víctimas, se dejaron ofrendas florales en conmemoración de las tres víctimas. Un necesario homenaje que reafirmó la necesidad de no olvidar una fecha que duele y entristece cada vez más en Entre Ríos.


***
Otro acto, pero a la mañana

Agrupaciones políticas ligadas al kirchnerismo organizaron en la mañana de ayer un acto en conmemoración de las víctimas de diciembre de 2001 en Entre Ríos. Al igual que otros gremios eligieron la plaza 20 de Diciembre para hacer el sentido homenaje. "En la plaza 20 de Diciembre recordando que el gobierno de turno mandaba a reprimir al pueblo con hambre en las calles", posteó en su perfil de Twitter la concejala paranaense del Frente para la Victoria, Stefanía Cora.

De la actividad también participaron ediles de la bancada opositora, la conducción de la CTA Entre Ríos, del Movimiento Evita, así como también de organizaciones sociales.


***
Solo pedía comida


Paula Ramírez era tía de José Daniel Rodríguez, uno de los muertos que se cobró el estallido social. "Fue algo inesperado, para alguien que solo fue a pedir un bolsón de comida", lamentó.

"Ese día que desapareció, estaba con nosotros acá en WalMart y la última vez que lo vi fue subiendo a un carro con un amigo", recordó. La mujer, que también milita en la CCC, dijo que durante esa jornada se habían acercado al hipermercado de capitales estadounidenses a pedir comida que había prometido el gobierno de turno.


***
Montiel, el responsable


Blanca Ramírez también revivió los últimos días con vida de su sobrino. "Me contaron que lo empezó a correr la Policía, junto a la gente que estaba sobre el alambrado del supermercado. Él empezó a correr para el lado de Humito y ahí fue cuando le pegaron el primer tiro", repasó. "Responsabilizamos por todo lo que pasó a Montiel, a Carbó, al jefe de la Policía. ¿Por qué semejante represalia para el pueblo? Solo querían comida", dijo indignada.


Comentarios