La Provincia
Viernes 04 de Marzo de 2016

Evaluarán costos y habrá suba del pasaje de colectivo

Transportistas presentarán la semana próxima a la comuna el nuevo cuadro de costos operativos, con el propósito de reacomodar el esquema tarifario de los viajes urbanos

Luego de primeras reuniones y charlas informales entre los prestadores del servicio de colectivos urbanos de Paraná y autoridades municipales, comenzó a analizarse un nuevo cuadro tarifario en la estructura de pasajes.

El secretario de Servicios Públicos del gobierno municipal, Rubén Amaya, afirmó que la modificación podría disponerse en el transcurso de este mes, de acuerdo con la aplicación de una fórmula polinómica que contempla costos operativos como combustible, repuestos y salarios de los choferes, entre otros factores.

De todos modos, la presentación formal por parte de los empresarios para reacomodar los distintos valores de los pasajes será la próxima semana.

Desde el sector transportista se apunta que el boleto en Paraná es uno de los más retrasados del país, incluso por su composición, ya que existen en la capital provincial varias modalidades de viaje –obrero, jubilado, estudiante Primario, Secundario, magnética, a bordo–, que varían desde 1,25 pesos hasta 4,95 pesos con tarjeta, y 6 pesos con monedas. La última modificación se instrumentó en el primer trimestre de 2015.

De acuerdo con las ordenanzas vigentes, en el marco de la última actualización tarifaria, la evaluación de costos debería ajustarse a estudios de la cartera de Transporte nacional, aunque los valores podrían ser más altos de lo razonable.

Los empresarios consideran que hay un retraso de casi el 45% de la tarifa, más allá de los subsidios que reciben para no avanzar aún más en los valores de los pasajes.

A nivel nacional, los valores promedios rondan entre los 6,50 y 7,50 pesos, la tarifa media, que en la capital provincia promedia –con sus distintas modalidades– por debajo de los 4 pesos.

La discusión del nuevo esquema de costos para los usuarios se colará a pocos meses del fin de la actual concesión del transporte urbano. Por primera vez desde 1984, el intendente Sergio Varisco, prometió y volvió a anunciar esta semana, durante su discurso de apertura de sesiones en el Concejo Deliberante, la decisión de realizar una nueva licitación abierta a todas las empresas interesadas.

En ese marco, la discusión se abrirá también a una Mesa del Transporte, para que puedan pronunciar ideas y reclamos, en un proceso que podría iniciarse a mitad de año y deberá estar concluido a inicios de noviembre, cuando expire la actual concesión, que tras varias empresas desaparecidas, quedó en manos de Mariano Moreno y ERSA.




Sigue demorada la llegada de la tarjeta SUBE
Con plazos ya vencidos y prorrogados, y la llegada de un nuevo gobierno nacional se dilata la llegada de la tarjeta SUBE a Entre Ríos.

De acuerdo con la normativa establecida por el área de Transporte de la Nación, en todo el país deberá regir la tarjeta del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) para el transporte público de pasajeros. En el caso de Entre Ríos, alcanza a las ciudades de Paraná, Concordia, Gualeguaychú y Concepción del Uruguay; sin embargo, al no suscribirse el acta acuerdo, tampoco avanzó, más allá de las circunstancias electorales.

Vigencia
El nuevo sistema vigente ya en distintas ciudades del país –incluso en Santa fe y Corrientes, con sistemas y prestadoras de servicios similares a la capital provincial– no implica cambio alguno a los usuarios, sino que constituye una mejor información e interconexión sobre movilidad de los usuarios del transporte, cantidad de pasajeros transportados, distancias recorridas, y en función de ello, el gobierno nacional asigna los subsidios.

Para su instrumentación, serían necesarias unas 400 máquinas.

Más allá del cambio de gobierno, esta política en materia de transporte público a nivel nacional no se modificará.

La puesta en vigencia de la SUBE es un requisito para la asignación de los subsidios al transporte, y en Entre Ríos, los plazos originales para su instrumentación expiraban en febrero.

Números:
- 4,95 el costo actual del boleto, con tarjeta. A bordo, con monedas, sube a 6 pesos.
- 45% el retraso de tarifa que afirman, tienen las empresas, según los primeros cálculos técnicos.
- 5 años duró cada prórroga de la concesión, a lo largo de más de 30 años.
- 100.000 pasajeros diarios se movilizan por las distintas líneas del servicio urbano.
Datos
De las empresas originarias de la concesión, suscripta entre la Asociación del Transporte Urbano de Pasajeros y la Municipalidad, solo quedó la firma Mariano Moreno: ERSA adquirió pocos años atrás a La Victoria. En el camino fueron desapareciendo firmas como Independencia, Martín Fierro y Transporte Urquiza.

Comentarios