Economia
Lunes 03 de Octubre de 2016

Estiman que la Argentina deberá endeudarse en 31.523 millones de dólares el año próximo

Las necesidades de financiamiento brutas totales para el año próximo ascienden a 13 puntos porcentuales del Producto Bruto Interno, lo cual implica colocar deuda neta por u$s 31.523 millones, estimó la consultora Economía & Regiones (E&R), que precisó que en 2017 el stock del pasivo público ascendería a 53% del PBI.


En este marco, E&R subrayó que la política monetaria de metas de inflación se cumplirá "si y sólo si hay credibilidad en la política económica", y puntualizó que para que eso suceda "hace falta bajar el déficit fiscal en serio".


"Sin credibilidad, las expectativas de inflación no bajan lo suficiente y en consecuencia la inflación observada queda por encima de la meta", afirmó el análisis, que remarcó que "el problema es que en el futuro, la falta de coordinación con la política fiscal, la inconsistencia del Presupuesto 2017, que no baja ni el déficit fiscal, ni las necesidades financieras, y la baja credibilidad de Hacienda podrían amenazar el cumplimiento de las metas de inflación 2018 y 2019".


Con todo, el análisis subrayó que "la política fiscal de Hacienda no sólo es inconsistente, sino que también es poco creíble, y en consecuencia amenaza el cumplimiento de las metas de inflación de mediano y largo plazo".


Al respecto, indicó que "para que una política fiscal sea consistente con el programa de metas de inflación, es necesario que los déficit fiscales se perciban como transitorios; es decir, tengan una marcada trayectoria descendente".


Por el contrario, la consultora concluyó que "la política fiscal del Proyecto Presupuesto 2017 es inconsistente", porque puntualizó que "no disminuye el déficit fiscal y las necesidades de financiamiento".


"El déficit fiscal total del sector público nacional ascendería a 7% y las necesidades de financiamiento bruto total por 13 puntos porcentuales del PBI en 2017. Para peor, el Presupuesto 2017 también sube la presión tributaria y el peso del gasto en la economía; o sea más Estado y menor sector privado, lo cual implica menos crecimiento futuro", afirmó E&R.


El informe aseguró que "la política fiscal de Hacienda no tiene credibilidad porque ya subió su meta de déficit primario 2017 de 3.3% a 4.2% del PBI; y continúa computando como ingresos las utilidades del Banco Central y del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS)".


Además, recordó que "luego de la emisión de u$s 16.500 millones para pagar a los holdouts, Hacienda comunicó que no emitiría más deuda en 2016, y sin embargo, más tarde colocó 2.750 millones de dólares para recomprar el cupón PBI".

Comentarios