La Provincia
Martes 22 de Diciembre de 2015

Este miércoles dictarán sentencia en la causa por la represión ilegal en Paraná

A las 10 el juez Ríos dará a conocer su veredicto en la causa Área Paraná, donde se investigaron delitos de lesa humanidad contra 52 víctimas, entre ellos cinco desaparecidos. Desde las 9 habrá actividades frente al Juzgado.

Este miércoles a las 10 el juez Leandro Ríos leerá el veredicto de la causa Área Paraná en la Sala de Audiencias de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná (25 de Mayo 256). En este expediente se inestigan delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura contra 52 víctimas: secuestros, torturas y los homicidios de cinco militantes detenidos-desaparecidos.
La causa Área Paraná fue abierta con el regreso de la democracia, hace ya más de tres décadas, y reabierta a partir de la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. A esta instancia llegaron siete represores acusados, sobre los cuales se expedirá el juez Ríos: Cosme Demonte, para quien Fiscalía y la querella solicitaron prisión perpetua; Jorge Appiani, la querella pidió prisión perpetua y la Fiscalía 25 años de prisión; Alberto Rivas, Fiscalía y querella pidieron 25 años de prisión, José Anselmo Appelhans, la querella y la Fiscalía peticionaron 25 años de prisión, Hugo Moyano, la querella solicitó 25 años y la Fiscalía 18; Rosa Bidinost, la querella pidió 25 años y la Fiscalía, 15; Oscar Obaid, la querella pidió 25 años y la Fiscalía ocho.
Festival popular 
La Multisectorial de Derechos Humanos de Entre Ríos convocó a una manifestación frente al Juzgado Federal de 25 de Mayo 256. Desde las 9 habrá un festival popular con músicos invitados y una intervención teatral a cargo de actores locales. Luego se escuchará el veredicto del juez desde la calle –el acceso a la sala de audiencias será limitado por sus pequeñas dimensiones– a través de un sistema de audio y video, para luego continuar con los espectáculos.
Organizaciones políticas, sociales, estudiantiles y de derechos humanos irán a acompañar a las víctimas y familiares en lo que se considera un momento histórico para la etapa democrática en la ciudad y la provincia. Especialmente recordarán a los desaparecidos cuyos casos están incluidos en la causa: Juan Alberto Osuna, Carlos Fernández, Victorio Erbetta, Claudio Fink y Pedro Sobko. 
Los alegatos
El juez se expedirá sobre lo que fue el alegato de las partes, presentado por escrito el 30 de octubre, Los fiscales Mario Silva y José Ignacio Candioti y los abogados querellantes describieron el funcionamiento de la represión ilegal en Entre Ríos y la responsabilidad que le cupo a cada uno de los imputados. Las querellas peticionaron que se aplique el delito de genocidio, o bien se considere que los delitos fueron cometidos en el marco del genocidio que asoló al país durante la última dictadura cívico-militar. También solicitaron que se caractericen los delitos sexuales sufridos especialmente por las mujeres víctimas por su condición de tales.
Los fiscales hicieron hincapié en la “magnitud del daño causado” a las víctimas y a sus familiares para “dimensionar adecuadamente la gravedad de los delitos cometidos”. En ese sentido citaron a la actual decana de la Facultad de Humanidades de la Uader, Rosario Badano, quien al declarar sobre sus padecimientos en los centros clandestinos de detención expresó: “Nosotros tenemos escritos en nuestras memorias y nuestros cuerpos lo clandestino de la represión”.
Al solicitar perpetua para el policía federal Demonte, Candioti y Silva resaltaron que intervino personalmente en la detención de los hoy desaparecidos Sobko y Erbetta y en el homicidio del primero. Además sostuvieron que fue “una pieza clave en el andamiaje de la represión ilegal en Paraná”.
Sobre el represor Appiani, militar y abogado, resaltaron que “su accionar, acentuadamente despreciativo de los derechos humanos, resulta privado por completo de atenuantes”. Subrayaron su “involucramiento personal” en los crímenes, su presencia activa en los campos de concentración, en las sesiones de tortura y en las “farsas de juicio” de los Consejos de Guerra. Y destacaron que “actuó motivado por un profundo odio hacia las víctimas” y con “actitudes llenas de crueldad individual”.

Comentarios