Ovacion
Martes 03 de Noviembre de 2015

“Este grupo tiene mucho amor propio”

Carlos Quintana indicó que Patronato le dará pelea a Atlético Tucumán hasta el final del campeonato.   

Quería seguir dando batalla. Por eso no tenía alternativas. A Patronato solo le servía ganar para seguir pisándole los talones a Atlético Tucumán. La victoria que había celebrado el Decano tucumano en la noche del sábado ante Unión de Mar del Plata obligaba al Santo a conquistar las tres unidades ante Independiente Rivadavia de Mendoza. 

El Santo tuvo toda la presión en su espalda. Se la sacó de encima. Por eso festejó. Claro que no fue para nada sencilla la misión. Los dirigidos por Iván Delfino tuvieron que transpirar más de la cuenta para finalizar con una sonrisa. Por eso mismo, el triunfo obtenido ante la Lepra mendocina fue muy celebrado por el Pueblo Rojinegro. Quedó expresado también en el semblante de los protagonistas, quienes no escondieron su felicidad a la salida de la zona de vestuarios. 

“Logramos tres puntos que son fundamentales. Demostramos que estamos vivos, que vamos a dar pelea y que no nos vamos a caer tan fácilmente”, aseveró Carlos Quintana, en declaraciones a La Cábala, por Radio Uner. 

El defensor del conjunto de barrio Villa Sarmiento fue autocrítico a la hora de realizar un análisis del encuentro. Reconoció que el equipo estuvo dominado por la ansiedad durante la primera etapa. También resaltó que en ningún momento plantó bandera. En la mira estuvo siempre la victoria. Por eso terminó abrazado a la victoria. 

“Por más que en el primer tiempo estuvimos ansiosos para abrir el marcador, seguimos intentando, tratamos por todos los medios. Ellos vinieron a buscar el empate, estuvieron bien cerrado atrás. Con un golazo pudimos abrirlo. Después creamos varias situaciones, pero no pudimos liquidarlo. Más allá de todo, lo importante es que pudimos mantener la diferencia”, subrayó. 

El oriundo de la localidad bonaerense de Glew indicó que la modificación táctica que introdujo Iván Delfino en el complemento con el ingreso de Matías Quiroga fue determinante para el desarrollo final del encuentro. 

“Con el ingreso de Matías (por Quiroga) sumamos dos delanteros de área y pudimos jugar un poco más. Los volantes llegaron con más juego y creamos más situaciones de gol. Antes no estuvimos lúcidos a la hora de crear juego, pero en el segundo tiempo mejoramos. No estuvimos finos a la hora de convertir, pero hicimos un gol y lo supimos defender”, insistió. 

En la continuidad de su alocución, el marcador central catalogó al encuentro ante la Lepra mendocina como el “más importante” que jugaron durante la presente temporada de la Primera B Nacional. Luego dio vuelta rápidamente la página y apuntó al futuro inmediato. “Ahora tenemos otra final en Gualeguaychú y debemos jugarlo de la misma forma. Atlético Tucumán va a tener que salir a ganar su partido y nosotros también tendremos que hacerlo ante Juventud Unida. Va a ser así hasta el final. Nosotros estamos con muchas ganas. Este equipo tiene mucho amor propio y va a dar pelea hasta el final”.  

En etapa de definiciones, los rumores de incentivación saltan rápidamente a la luz. En la previa del choque entre el Rojinegro e Independiente Rivadavia el DT del elenco cuyano, Pablo Quinteros, se encargó de ponerle pimienta. “Si nos ofrecen plata para ganar, la aceptaremos”, disparó el entrenador mendocino. 

“Se notó la actitud que tuvieron los jugadores de Independiente Rivadavia”, subrayó el exdefensor de Douglas Haig de Pergamino. “Igualmente nosotros pensamos solamente en ganar. Más allá de la incentivación que hubo o no, sabíamos que teníamos que ganar sea como sea”, concluyó. 

Juega antes
Deberá ganar y esperar. Ayer quedó confirmado que Patronato saldrá a escena antes que Atlético Tucumán el fin de semana. El Rojinegro visitará el domingo a las 15 a Juventud Unida de Gualeguaychú. Por su parte, el Decano del Jardín de la República recibirá ese mismo día, pero a las 19.30, a Los Andes. 
 

Comentarios