La Provincia
Viernes 08 de Abril de 2016

Este fenómeno climático podría seguir en la región hasta fines de abril

Así lo informó Walter Ceballos, integrante del Sistema Federal de Emergencias (Sifem). 

“Es un fenómeno que continuará por lo menos hasta la tercera semana de abril” y frente al cual las provincias “se encuentran mejor preparadas para enfrentarlo, aunque por la magnitud solo podemos trabajar en mitigar los efectos”, afirmó Walter Ceballos, integrante del Sistema Federal de Emergencias (Sifem). 

El funcionario, quien ocupa el cargo de secretario de Emergencias y logística del Ministerio de Defensa, dijo que “lo que se produjo desde el fin de semana pasado son fenómenos de lluvias localizadas que fueron de mucha magnitud y que se dieron en forma súbita, por lo que es más difícil de prever”. Ceballos destacó que ante semejante cantidad de lluvia “no hay escurrimiento posible y a raíz de la recurrencia de estos fenómenos, estos no pueden ser abordados desde la infraestructura, porque no sabemos cuándo se van a volver a repetir y, para prevenirlos, habría que relocalizar pueblos o construirlos a nuevo”.



Pico de crecida del río Salado en la vecina costa

El río Salado a la altura de las ciudades de Santa Fe y Santo Tomé tocaría hoy su pico de creciente provocado por las lluvias en su cuenca noroeste, con una medida de aproximadamente 6,80 metros, pero las autoridades consideran que no habrá inconvenientes dentro del anillo defensivo que rodea a la capital provincial. 

En cambio, el municipio local monitorea el barrio La Vieja Tablada, donde residen unas 100 familias que podrían ser evacuadas dado que esa zona está por fuera del terraplén de defensa. 

El intendente José Corral dijo que “dentro del anillo de defensas no esperamos inconvenientes, ya que los de la circunvalación son los terraplenes más consolidados de la ciudad”, aunque consideró “probable que sea necesario evacuar familias de La Vieja Tablada”. 

La crecida del Salado se explica en las abundantes lluvias caídas durante el fin de semana en localidades del noroeste de la provincia, especialmente la ciudad de San Cristóbal, donde se registraron más de 400 milímetros desde el viernes. 

En cuanto al comportamiento del río Paraná, cuya crecida se extiende desde finales del año pasado, hoy creció 5 centímetros en el puerto de Santa Fe y llegó a los 5,96 metros, en parte debido a las lluvias que provocaron graves anegamientos en localidades de la cuenca entrerriana, como La Paz. 

De todas formas, voceros del Instituto Nacional del Agua (INA) estimaron hoy que en los próximos 10 días se experimentará una baja de alrededor de 20 centímetros en los puertos de la zona. 

El gobierno de Santa Fe informó que hay 1.502 evacuados, entre ellos 558 que corresponden a la capital. 



En el sur correntino hay 2.300 evacuados 

Las inundaciones generadas por las intensas lluvias en el sur de la provincia de Corrientes afectan ya a más de 2.300 pobladores, mientras el pronóstico meteorológico anuncia para la zona la continuidad de precipitaciones al menos hasta el domingo próximo. 

Según detalló al jefe de Operaciones de Defensa Civil de la provincia, Orlando Bertoni, las jurisdicciones más perjudicadas por las inundaciones son las de Esquina y Pueblo Libertador. 

Bertoni señaló que las precipitaciones que se iniciaron el pasado fin de semana continúan. Agregó que también sufren anegamientos amplias zonas de las localidades de Sauce y Monte Caseros, donde el agua ingresó a numerosas casas. Respecto de la cantidad de afectados, afirmó que  eran más de 2.300 entre evacuados y autoevacuados, y remarcó que la asistencia del gobierno provincial “es permanente”.  

Asimismo, mencionó que están recibiendo donaciones que se acopian en Cáritas y que serán distribuidas por el gobierno provincial. En cuanto al pronóstico meteorológico, el funcionario mencionó que se prevé que las lluvias continúen hasta el domingo en el sur de la provincia. 

Por su parte, el intendente de Pueblo Libertador, Raúl Cañete, contó que en esa localidad “llueve desde el sábado” y detalló que “ya cayeron 600 milímetros”. “Estamos viviendo algo que nunca vivimos en Pueblo Libertador. Que se inunde el centro, nunca vimos. La gente no tiene cómo salir ni cómo vivir. Creo que no debe quedar una vivienda sin que esté en el agua, en la parte del centro no hay lugar que no esté cubierto por el agua”, continuó, y explicó que “se está alojando a las familias en las escuelas, pero ya no nos están quedando muchos lugares dónde evacuar”. 

En el mismo sentido se expresó el intendente de Esquina, Humberto Bianhi, que calificó la situación de “catastrófica”. “Esta situación ya tiene un panorama catastrófico”, y agregó que “hay muchísimas complicaciones en actividad agropecuaria y hay muchos bienes que se han perdido”. “Esquina en este momento está siendo una suerte de isla, ya que la ruta 12 está interrumpida entre Esquina y Goya y al sur entre Esquina y La Paz (Entre Ríos)”, agregó.

Comentarios