La Provincia
Domingo 09 de Octubre de 2016

Este domingo concluye una Feria del Libro de alto vuelo a la que faltó público

Los expositores en general ayer estaban conformes con la iniciativa cultural en la Sala Mayo. Sin embargo, hubo coincidencias en advertir que haber sacado la actividad de la Plaza 1º de Mayo perjudicó la afluencia de visitantes

Las ferias en las plazas siempre lucen mejor. Quienes conocen de libros saben que la calidad de los expositores en la Sala Mayo de Paraná es para destacar. Hasta hoy a las 22 se pueden comprar títulos nuevos y destinados a todas las edades, trabajos de encuadernación y rescate, obras antiguas, excelentes ofertas cero kilómetro y también aquellas historias con décadas de lecturas encima, a precios muy accesibles. Sin embargo, en un repaso general, libreros y editores coincidieron en que recién el viernes por la tarde las ventas comenzaron a mejorar. Algunos que pensaron en irse para no aumentar sus gastos ayer decidieron quedarse hasta el final.

La Feria del Libro cerrará hoy sus puertas hasta el año próximo y lo hará con un conjunto de iniciativas que reivindicarán el paso del general Manuel Belgrano por Paraná. Son 50 los stands que podrán visitarse. Hay de todo, desde editoriales independientes y librerías de Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe y Mar del Plata con ejemplares bien presentados, títulos actuales y espacios destinados a los niños; las universidades y expositores educativos pusieron sus producciones sobre la mesa, los autores entrerrianos tienen stands exclusivos, hay rescatadores de libros viejos con restauraciones particulares, y libros antiguos en exposición y venta que son un lujo. También tienen su lugar los textos religiosos, entre otros.

Todo eso se advierte al recorrer la propuesta, una variedad de posibilidades y puestos con ofertas accesibles. Sin embargo, el público comenzó a visitar la iniciativa cultural, que inició el miércoles, recién el viernes por la tarde; ese aspecto se notó. También fueron pocas las escuelas que participaron. A la comodidad de las instalaciones, hubo libreros que no pudieron dejar de advertir el poco público en general. Habrá que decir que ayer sí hubo mucha gente entre los pasillos de la Sala Mayo, pero todavía muy lejos a la cantidad de las ediciones anteriores.

Germán Altuna, dueño de una de las librerías históricas de Paraná, dijo que en general estaba contento y satisfecho con la propuesta. También propuso, por ejemplo, que en años próximos más autores destacados puedan hacer sus presentaciones en el marco de la iniciativa. Asimismo destacó las comodidades de la Sala Mayo, pero aclaró: "Comercialmente no es un lugar de choque. En la Plaza, por ejemplo, no va solo el público lector. De todos modos, la Feria se pudo hacer y eso ya es muy importante".

Natalia Lapalma tiene una librería en Santa Fe y puso el stand junto con una editorial de Buenos Aires que ella invitó. Comparado con el año pasado, dijo que vendió por lo menos el 30% o el 40% de lo que fue en 2015. "A la Plaza iban los que salían de trabajar, los de las facultades y las escuelas cercanas, el que iba al centro. Por más que se puso la carpa de artesanos, no es lo mismo", dijo.

Pablo Ponse tenía su stand con libros viejos muy cuidados y también antiguos. Ayer vendió y lo mismo el viernes, de hecho salvó los gastos del flete. Sin embargo, aclaró: "Recuperamos la plata y ganamos muy poco, quizás esperábamos más gente. Igual es la primera vez que participo".

Hubo iniciativas musicales, paneles, talleres y presentaciones que convocaron. De hecho ayer, al cierre de la edición, Nelson Castro se presentaba en le Teatro 3 de Febrero.

Juan Pablo Vicentín presentó en su puesto libros recuperados con nuevas encuadernaciones. Nicolás Correa fue el representante de La Coop, cooperativa de editoriales con sede en Buenos Aires. Destacaron la comodidad del lugar y coincidieron en que las ventas fueron irregulares. De todos modos estaban contentos con los resultados del viernes y ayer a la siesta ya les había ido mejor que en días anteriores. "Si el domingo (por hoy) es bueno, la Feria va a funcionar", dijo Vicentín, y tenía expectativas. Hubo opiniones que se repitieron, algunas más críticas, otras más conformes.

Hoy, en el marco de la Feria, se hará un homenaje por el aniversario del paso de Belgrano por Paraná. Será en el Parque Humberto Cayetano Varisco. A las 19, en la Casa de Doña Gregoria Pérez de Denis (en el Club Social de la Peatonal) será la presentación de la Delegación Paraná del Instituto Belgraniano del Litoral.

La Feria llegará a su final a las 22 y de la calidad de los expositores que estuvieron en ella no quedan dudas. Muchos de quienes la visitaron estos días se fueron conformes. Faltó público, ese que no es lector, al que hay que acercarle el libro; es que las ferias en las plazas siempre lucen mejor.

Comentarios