La Provincia
Sábado 19 de Marzo de 2016

Este año los huevos de Pascua más que dulces están salados

Las opciones tradicionales en las góndolas cuestan en promedio desde 140 pesos en adelante. El gramo de chocolate: un peso

Son tradicionales, ricos, de todos tamaños, pero en las góndolas de Paraná parecen inalcanzables. Un huevo de Pascua regular, en promedio, va desde los 140 pesos hasta los 200 o más. En ese margen se mueve la mayoría de las primeras marcas. Después hay más baratos, los que pesan 5o gramos, cuestan 50 pesos, pero se nota al tomarlos en la mano que parecen puro envoltorio.
Los huevos de Pascua artesanales, esos que alguien prepara en su casa y los vende en los quioscos y despensas, son siempre mucho más baratos, pero el kilogramo de la materia prima semiamarga pasó de 60 pesos que estaba el año pasado a 90 y en varios cotillones fueron contundentes: se vende muy poco.

Para el que busca hay de todo, precios diferentes y opciones de marcas y coloridos. Pero es cierto que con solo pararse al borde de una góndola, frente a las múltiples posibilidades de huevos de Pascua, no cualquiera se va a animar a desembolsar parte de su sueldo en este regalo tradicional. Es que sus precios son muy elevados: para no errarle, en general cuestan un peso por gramo. Entonces aquellos huevos de 170 gramos cuestan 170 pesos, cuando el año pasado no llegaban a los 130. Después los hay con otros costos que quizás están más relacionados con las marcas o los regalos que traen adentro, pero uno de 96 gramos costaba ayer en Paraná 140 pesos; otro de 150 gramos , 180 pesos; y uno de 210 gramos 194 pesos. Así, para quienes deben comprar más de uno, la cosa se pone cuesta arriba.

El kilogramo de chocolate ya transformado en huevo y de marca cuesta entre 1.000 y 1.200 pesos. En Paraná se pueden conseguir algunos gigantes de 4,5 kilogramos a 2.190 pesos, pero de marcas más baratas o uno de 900 gramos a 438 pesos; capaz que este último hasta conviene porque si se compara, dos o tres de aquellos otros más chicos ya superan ese costo. Una rosca, clásica e histórica, ronda los 50 pesos, también las hay un poco más baratas.

Pero es en los cotillones y en aquellos comercios donde se vende el chocolate suelto o por kilo como materia prima, donde se encuentra parte de la explicación. Un kilogramo semiamargo en Paraná cuesta 90 pesos, cuando el año pasado tenía un valor de 60. Es decir, aumentó 30 pesos, está un 50% más caro.

La mayoría de estos comercios se adelantan en la compra, para poder tener mejores precios y adquirir la mercadería más barata. Ayer, a pocos días de Semana Santa, los proveedores ya les pasaron nuevos precios que son más bajos que hace algunos meses atrás. La causa: no vendieron lo que esperaban.

Seguramente en los barrios de Paraná aquellos huevos que son artesanales tendrán otros valores y muchos más accesibles. De todos modos, quienes quieran comprar más de uno, con seguridad, deberán pagar mucho más que el año pasado o bajar en la cantidad de gramos.

Así las cosas, la recomendación es buscar precios y no quedarse con lo primero que se encuentre. Sin embargo, con una repasada por las góndolas y los comercios, por mucho que se ande, este año los huevos de Pascuas de chocolate, más que dulces, están salados.

Actividades en Mosconi III y en Puerto Viejo
Vecinos Por Puerto Viejo realizarán dos actividades para los chicos del barrio e invitaron a toda la familia a participar.
Harán dos iniciativas: una es hoy a las 17 en Mosconi III y la otra será el domingo 27 a las 19 en Puerto Viejo. Con un cine móvil pasarán la película La Pasión de Cristo Infantil, se trata de una versión animada. Además van a dar chocolate caliente con facturas y cerrarán las dos jornadas entregándoles a los chicos un huevo de pascuas hechos por los propios vecinos autoconvocados. Este grupo de paranaenses trabaja junto a los niños de sus propios barrios.

“Mañana, en Mosconi III lo vamos a hacer en la casa de Roxana, la señora que da la copa de leche y que es una de las integrantes del grupo. El domingo 27 se hará en Puerto Viejo al costado del dispensario que queda en Avenida Estrada y Camino de Santiago. Si llueve nos trasladaremos al Puerto de la Memoria”, contó Nadia García, una de las organizadoras de la actividad

Para poder hacer los huevos de chocolates pidieron donaciones de dinero y eso les permitió hacer la cantidad necesaria para llegar con la actividad a los dos barrios y alegrar a los chicos.

La creciente afectó a la venta de pescado
En pescaderías de Paraná hay opiniones que coinciden: no vendieron hasta ahora lo que esperaban y está época es la principal del año para el rubro.

Son varias las razones que ofrecen en estos comercios para explicar la situación, pero la mayoría coincidió en que la creciente disminuyó la cantidad de pescado donde ya ni siquiera traen surubí por el precio al que lo tienen que vender, unos 130 pesos el kilogramos. En una pescadería de calle Alem señalaron que boga casi no consiguen y menos el dorado como consecuencia de los aumentos de los niveles de los ríos Paraná y Uruguay. En otros lugares del país, pero sobretodo en el Litoral la situación es similar. Lo que sí hay son sábalos grandes que cuestan 38 pesos el kilogramo; el mandubé está a 60 pesos y lo más barato: el molido para empanas está a 50 pesos el kilo. A la falta de pescado por la creciente, se le suman que las ventas no fueron hasta ahora tan buenas, aunque había ayer algunas expectativas para Semana Santa.

Por otro lado contaron que el pescado de mar aumentó su precio en varias oportunidades y puede llegar a costar en el centro de Paraná 115 pesos el kilogramo.

En promedio, el incremento fue de entre un 20% y un 30% que se suma a la dificultad para conseguir variedad.


 

Comentarios