Pais
Jueves 13 de Agosto de 2015

"Estamos muy asustados y rezando para que no siga lloviendo", dijo el jefe comunal de María Susana

Norberto Antici afirmó que esa localidad santafesina recibe agua de poblaciones cercanas y que "la situación puede complicarse mucho". 

 La población de María Susana, ubicada al sudoeste del departamento San Martín, se encuentra en estado de alerta por la acumulación de aguas en sus calles y ante la posibilidad de nuevas lluvias.

Norberto Antici, el presidente comunal de esa localidad, explicó que en esa zona están recibiendo una masa hídrica desde poblaciones vecinas, y manifestó que "están rezando" para que cesen las lluvias.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, el mandatario comunal remarcó: "Estamos rezando para que no continúen estas lluvias. Estamos con problemas de inundaciones hace mucho tiempo. Esta es una zona baja y se recibimos aguas de todas las poblaciones vecinas".

"Ayer no llovió. El agua escurrió un poco, pero el tiempo está amenazante. Estamos asustados por esta situación. Todavía no hubo gente evacuada gracias al trabajo de los Bomberos y de la Comuna, que han repartido arena en las viviendas", agregó el mandatario.

Antici dijo que la cantidad de agua acumulada en el pueblo "es muy importante. El agua escurre y corre con facilidad. Los suelos se han endurecidos y el agua que cae a 50 kilómetros termina en esta zona. Lo que llueve en nuestros pueblos más el agua que llega de otros lugares como Bouquet, Piamonte, nos complica bastante la situación".

Fuente: La Capital

Comentarios