Tractorazo
Miércoles 12 de Octubre de 2016

Está cerca de un acuerdo el conflicto penal entre ruralistas y policías

La querella anunció que resta firmar un acta donde los productores harán un pedido de disculpas a los efectivos policiales

El conflicto penal suscitado tras la agresión de un grupo de ruralistas contra efectivos policiales que custodiaban la Casa de Gobierno durante un tractorazo realizado el 3 de setiembre de 2015, está más cerca de cerrarse a partir de la firma de un acta acuerdo que las partes involucradas firmarían en los próximos días. Para que ello suceda las entidades del sector agrario que representan a los dirigentes denunciados deberían asumir un pedido de disculpas, además de cumplir con una reparación económica. En este marco, hoy se llevó a cabo una audiencia en la oficina de mediación penal de la Procuración General, a la que asistió el jefe de la policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, acompañado por el abogado querellante, Marcos Rodríguez Allende. "La idea es ir avanzando en los conceptos e ideas para poner fin al conflicto penal, que trajo como perjuicio las heridas de diferente magnitud a los efectivos de seguridad", informó el letrado a UNO.

El grupo de productores que había sido denunciado oportunamente por la violenta manifestación en reclamo de un plan de salvataje al gobierno provincial aceptó la propuesta de la querella de acordar una mediación penal. Ahora solo resta definir en los términos que se concretará.

Para avanzar en una salida al proceso, entidades del campo concurrieron a Tribunales, donde ante un mediador admitieron que hubo un desborde y que además están dispuestos a pedir disculpas por lo sucedido. "El jefe Maslein pretende que se logre la paz social, para que esto no vuelva a ocurrir. Queremos que la otra parte asuma la responsabilidad, por eso consideramos que tiene que haber una reparación económica", agregó Rodríguez Allende.


***
Firma de un acta


Lo que en principio avanzaba como una denuncia por resistencia y atentado contra la autoridad iniciada a un grupo de 40 ruralistas, camina firme hacia un acuerdo. En plena tramitación de la causa, la querella había asegurado que se había recolectado un voluminoso material probatorio, entre los que figuraban fotografías, videos y demás elementos.

En aquel momento también se aguardaba un informe de la Dirección de Criminalística con el que se podía avanzar en la identificación de los ruralistas. A esto se le sumaba la declaración testimonial de los funcionarios policiales que resultaron víctimas de la agresión. Con el paso del tiempo hubo un cambio en la estrategia de la querella, que ahora pretende alcanzar un convenio para evitar la judicialización. "Los funcionarios policiales merecen una disculpa porque estaban cumpliendo con su deber en una de las puertas de acceso de Casa de Gobierno. Este es el paso inmediato, y creo que vamos a tener un final feliz para todos", consideró Rodríguez Allende. "Lo que quieren los funcionarios policiales es no seguir judicializando esta cuestión, pero sí buscar una solución a través de la mediación. Esta medida tiene por objeto un pedido de disculpa, un arrepentimiento y una pequeña reparación económica en la medida de las lesiones que tuvo cada uno", expresó el exinterventor del EPRE.

El día de la protesta los productores rurales reclamaban una audiencia con el exgobernador Sergio Urribarri, con el objetivo de fijar las pautas de un plan de salvataje financiero para el sector. Tres días del violento episodio se concretaría la reunión exigida en la Casa de Gobierno.

Comentarios