Teatro
Jueves 08 de Junio de 2017

Presentan mañana "Corazón delator"

El unipersonal de suspenso protagonizado por Tovio Velozo, este viernes se presentará en Arandú - Espacio de Arte

Experiencia Kamikaze Teatro presenta Corazón Delator. Unipersonal de suspenso protagonizado por Tovio Velozo. La cita será mañana, a las 21.30, en Arandú - Espacio de Arte (Racedo 289, esquina Belgrano, de Paraná).
Una confesión de muerte y la lucha por la razón ante los ataques de las zonas más oscuras de la mente, desafiando el sentido de la realidad. Un recorrido por el laberinto de la locura.
Experiencia Kamikaze Teatro es una red de varios elencos nucleados por un mismo espacio de entrenamiento denominado Taller de Entrenamiento Actoral y Construcción Escénica que comienza en 2010 en el recinto de Artes Marciales Pakua (Alberdi 81) como proyecto de práctica de la cátedra de Didáctica Especial del Teatro del Profesorado de Teatro y que desde 2011 funciona en la Asociación Musical Gualeguaychú, con una periodicidad de dos veces por semana de abril a diciembre.
El Corazón Delator de Edgar Allan Poe fue publicado por primera vez en 1843, da a conocer una historia sobre el crimen, la culpa, y la percepción de la realidad, puestas en cuestión constante en la mente de protagonista.
La historia se encuentra inscrita en un género conocido como terror gótico. Una trama oscura, donde se narran hechos sórdidos llevados a cabo por mentes atormentadas. La historia se narra en primera persona, desde el punto de vista del asesino.
Poe economiza sus palabras en El corazón delator –es una de sus obras más cortas- para proporcionar un estudio de la paranoia y el deterioro mental. Poe elimina el exceso de detalles de la historia para intensificar la obsesión del asesino con específicos y sencillos entes: el ojo del anciano, el latido del corazón y su propia declaración de cordura.
Este estilo "economizador" de Poe y su incisivo lenguaje contribuyen al contenido narrativo, y puede que esta asociación entre forma y contenido realmente ejemplifiquen la paranoia. Incluso el mismo Poe, como el latiente corazón, es cómplice en el argumento al pillar al narrador en su malvado juego.

Comentarios