Literatura
Lunes 09 de Octubre de 2017

Libro: "El ermitaño de Cabo Vírgenes"

Aníbal Parera presentó su libro en Valle María. El jueves lo hará en la Feria del Libro de Paraná

El historiador Aníbal Antonio Parera presentó su segundo libro sobre la vida de Conrado Asselborn, El ermitaño de Cabo Vírgenes. La presentación tuvo lugar en Valle María, de donde era oriundo el protagonista. En tanto, el jueves a las 19 lo presentará en el marco de la Feria del Libro de Paraná, que se desarrollará en la Sala Mayo (Puerto Nuevo).

El Museo Hilando Recuerdos, de Valle María, promovió la presencia del escritor para presentar una novela histórica sobre Conrado Asselborn, un aventurero nacido en 1916. Hijo de Juan Asselborn y Gertrudis Kloker, vivió sus últimos años al pie del faro de Cabo Vírgenes. El viejo Asselborn fue tan popular que en la ciudad de Río Gallegos hay una calle que lleva su nombre, como último homenaje a un hijo de Alemanes del Volga, fiel representante del tesón, empeño y fuerza de los suyos.

Duro de carácter, vivía solo en un ranchito hecho con sus manos. Vivía de cazar zorros con sus trampas, róbalos de mar, algún cordero y liebres que cazaba con sus trampas. Los cueros de zorro y alguna pepita de oro que encontraba eran canjeados en algún almacén de ramos generales de Río Gallegos

Conrado Asselborn trascendió como "El veterano buscador de oro", "El solitario del fin del mundo" o "El ermitaño de Cabo Vírgenes", y su vida fue tan rica en experiencias y anécdotas que fue llevada a los medios nacionales e internacionales.

"Este libro no es una biografía, como lo fue el primero; porque los datos documentados fueron reemplazados por la literatura", argumentó Parera. Y explicó: "Empleé la imaginación para tratar de interpretar cómo el personaje produjo los sucesos, y para ello me sumergí en la categoría del tiempo y el espacio en los que vivió el protagonista".

La inclemencia climática de Cabo Vírgenes, ubicado en Santa Cruz, hizo que todo intento de colonización fracasara desde los tiempos en que Hernando de Magallanes lo descubriera, allá por el siglo XVI.

"Sin embargo, el Viejo Asselborn permaneció allí por espacio de 42 años, acompañado por la cruda naturaleza y su propia soledad. En los años 70 del siglo XX, Conrado trascendió a través de numerosos medios periodísticos como El ermitaño de Cabo Vírgenes. ¿De dónde obtuvo este hombre la fuerza y el temperamento para sobrevivir bajo tan hostiles circunstancias?", señala el texto de la contratapa del libro, donde se abordan los caracteres de la vida de Asselborn, ensayando una explicación al interrogante e indagando en los orígenes de este hombre oriundo de Entre Ríos.

Comentarios