Teatro
Lunes 02 de Octubre de 2017

"El cruce" sigue cosechando reconocimientos en el país

La obra de Teatro del Bardo fue distinguida en el Congreso nacional y por el crítico Jorge Dubatti

La Compañía Teatro del Bardo sigue demostrando la calidad del teatro entrerriano por todo el país. Tal como ya lo ha hecho a través de las obras Jacinto Rojo y Antígona, la (otra) necia, ahora hacen lo propio con El cruce, inspirada en el cuento homónimo del misionero Sebastián Borkorski, obra con la que descollaron en la 32ª Fiesta Nacional del Teatro, en Mendoza.

Gracias a las críticas positivas y buenas repercusiones, con El cruce realizaron una gira por Misiones, Corrientes y Chaco, luego por Río Negro, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero, San Juan, Mendoza y San Luis. Y la semana pasada estuvieron en Capital Federal, participando en la Escuela de Espectadores del reconocido crítico teatral, Jorge Dubatti. Además, hicieron una función en la Biblioteca del Congreso, invitados por Diputados que le entregaron un reconocimiento al espectáculo, declarándolo de interés educativo y cultural.

"Fruto de las repercusiones de nuestra participación en la Fiesta Nacional del Teatro hemos sido invitados a funciones en todo el país. Hace poco estuvimos participando en la Escuela de Espectadores de Jorge Dubatti en Santa Fe. Luego Jorge nos invitó a participar del mismo proyecto pero en Buenos Aires, así que el domingo 24 estuvimos presentándonos en Timbre 4, una sala del off porteño bastante importante, en un ciclo que de a poquito se va consolidando, Teatros de mi País, y que tiene la intención de mostrarle a los porteños la producción del teatro de las provincias. Él hace hincapié en que hay teatros, en plural, no un teatro nacional; y para nosotros ha sido muy importante formar parte de ese ciclo", señaló a Escenario Juan Kohner, quien protagoniza El cruce junto a Toño López y Andrés Maín, bajo la dirección de Gabriela Trevisani.

Dubatti es un reconocido crítico, historiador y docente universitario especializado en teatro. Doctor en Historia y Teoría de las Artes por la Universidad de Buenos Aires, también obtuvo el Premio Academia Argentina de Letras al mejor egresado 1989 de la Universidad de Buenos Aires. Es director del Instituto de Artes del Espectáculo de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA y coordina el Área de Investigaciones en Ciencias del Arte en el Centro Cultural de la Cooperación. Fundó y dirige desde 2001 la Escuela de Espectadores de Buenos Aires. Ser reconocido por él, es un gran honor para quienes se abocan al teatro.

"Buenos Aires es un medio donde hay mucha producción teatral, y hay gente a la que le interesa conocer el medio, aprender cosas del oficio en su fibra más íntima y en algunas cuestiones técnicas que Jorge aborda. Este espacio se viene desarrollando desde hace muchos años con continuidad. La gente va a ver las obras para luego quedarse a debatir al respecto", señaló Kohner, y añadió: "Después de eso nos convida a una charla en el marco de su Escuela de Espectadores, en el Centro Cultural de la Cooperación, donde más de 600 personas asistieron a este proyecto que él coordina con su pareja, Nora Lía Sormani, otra investigadora teatral de renombre. Y estamos muy agradecidos con ellos, que han referenciado a Teatro del Bardo como uno de los grupos más reconocidos del teatro del país. Para nosotros es un aliciente".

En esa ocasión, los paranaenses pudieron compartir grilla con referentes del nivel de Carlos Belloso, quien habló sobre su unipersonal; y el director del Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA) Federico Irazábal, quien hace poco hizo declaraciones que generaron polémica entre quienes hacen teatro en las provincias. "Él manifestó que el teatro del interior no es buen teatro. Fue gracioso, por así decirlo, porque estaba intentando que el FIBA se conectara con otros festivales internacionales, quería que el teatro argentino esté en el exterior, y por teatro argentino se refería a teatro de Buenos Aires", acotó, en tanto, Gabriela Trevisani. "Me pareció pintoresca la situación de él hablando de ese modo en un ciclo que se llama Teatros de mi País, estuvo muy bueno", añadió.



***
Historias en la selva misionera


"Berger, Francis y Paulo ya no pueden dar marcha atrás. Un momento, una sola furia, una acción derivada de los sentimientos más sinceros y profundos, ha de cambiar el destino de estos tres hermanos para siempre. Una huida épica, donde el sentimiento fraternal y la tragedia se dan la mano", adelanta la sinopsis de la obra.

"El cruce es un espectáculo que utiliza la literatura como pretexto para el teatro, donde adaptamos el cuento homónimo de Sebastián Borkoski poniéndolo en relación con algunos de los relatos más reconocidos de Horacio Quiroga", adelantan los hacedores.

"Nos gustó la idea de incluir a Quiroga, primero porque hay una cuestión geográfica a la que asociamos el cuento de Sebastián (Borkoski) después de leerlo. Y, segundo, como nosotros siempre pensamos en puestas para escuelas, asociamos dos autores con más de 100 años de diferencia en el tiempo y que tienen puntos en común. Quiroga es un autor que puede tener una referencia a la actualidad", dijo Trevisani a Escenario.

La obra "se despliega como si fuera una caja china -técnica literaria estructural desarrollada desde los albores de la narrativa oral y así, dentro de una historia aparece otra similar pero más pequeña y dentro de esta, otra más pequeña aún y así pudiera ser hasta el infinito; aquí se cruzan cuerpos, se cruzan personajes, fronteras, sonidos del monte y la ciudad, animales y humanos, vivos y muertos... para luego volver a la historia ancestro, la historia de tres hermanos que ya no pueden dar marcha atrás", definen.


Comentarios