Ovacion
Lunes 13 de Julio de 2015

Escasa actitud para revertir su presente

Fútbol. Belgrano igualó 1-1 ante Libertad de Concordia. Acumula 11 jornadas sin triunfos y se mantiene en zona de descenso.   

Matías Larraule / Ovación
mlarraule@uno.com.ar


El inicio de un nuevo proceso no llegó acompañado de un resultado positivo. En el estreno de Daniel Veronesse en el banco de Belgrano provocó algunas mejoras en el rendimiento colectivo. Gracias a esa evolución pudo ponerse en ganancias. Sin embargo todo se derrumbó cuando la bocha ingresó en su propio arco. 

La paridad en el marcador despertó viejos fantasmas. El Mondonguero comenzó a cargar en sus espaldas una mochila que, a medida que transcurrieron los minutos, fue pesando más. No solo se desordenó por completo, sino que se fue de partido. Le faltó argumento para romper las dos líneas de cuatro que propuso la visita. Pero sobre todas las cosas, careció de carácter. No exhibió la actitud necesaria para revertir un panorama oscuro. 

En su casa, Belgrano igualó ayer 1 a 1 ante Libertad de Sunchales en uno de las historias correspondiente a la séptima fecha del Torneo Federal B, Zona 5. Con este resultado, el Mondonguero continúa sin poder abrazarse con la victoria en el 2015 y acumula 11 jornadas sin triunfos en el certamen organizado por el Consejo Federal. Además se mantiene en zona de descenso junto al Lobo concordiense y Colegiales de Concordia.  

El humor del hincha es el termómetro. Marca la temperatura ambiental. Ayer se hizo escuchar por primera vez en mucho tiempo. Hubo insultos para algunos jugadores, responsabilizándolo de este delicado presente y recordándole que, jugando de esa manera, corren cierto riesgo de perder la plaza en la categoría.  

Lavada de cara. El anfitrión fue claro y sencillo durante los primeros 25 minutos. Los dirigidos por Veronesse manejaron con criterio el balón. Ganaron el duelo en la mitad de cancha con buenas decisiones de Moratto. Además capitalizó los espacios que Libertad ofreció sobre los dos costados. 

En ese pasaje, al Lobo le costó hacer pie. Por eso tuvo que recurrir en varias oportunidades a infracciones tácticas. El local lastimó al sacar provecho de las dudas que presentó la visita en su última línea. Así abrió el marcador a los 21’ cuando Flores tomó un balón que bajó Bruselario para inaugurar el marcador. 

Mermó. El Albiceleste pudo aumentar cifras rápidamente cuando Bruselario se anticipó a una mala salida de Rago. A pesar de esta situación, en rendimiento del dueño de casa comenzó a mermar. 

Libertad generaba poco en ataque. La victoria Mondonguera no corría riesgos. Sin embargo un descuido concluyó en el empate. Quiroga envió un centro que Lucas Rivero lo canjeó por el empate. 

Belgrano sintió el impacto. En forma desesperada intentó recuperar la ventaja. Pudo obtenerla en el cierre de la etapa inicial, pero el árbitro omitió un claro penal sobre la humanidad de Bruselario. 

Para el olvido. En la segunda etapa Belgrano no encontró los caminos para ingresar en territorio enemigo. Libertad  replegó sus lineas y esperó el momento indicado para contragolpear.

El local buscó soluciones desde el banco moviendo fichas y dibujo táctico, pero a los intérpretes les costó asimilar el delicado presente que están atravesando. Flores tuvo movilidad, mostró el camino, pero no encontró un socio para romper el cerrojo defensivo del Lobo. 

Con un par de contragolpes la visita complicó. Llegó a anotar un segundo gol que fue invalidada por una supuesta infracción ofensiva. También provocó la expulsión de Bruselario. 

La ansiedad lo desbordó. Por eso no pudo ponerle un freno a un presente que preocupa, y mucho. 

 

Comentarios