Río 2016
Lunes 22 de Agosto de 2016

"Es un orgullo ser concordiense"

Federico Bruno reveló que a cada paso se le acalambraba hasta los dedos de la mano, durante el maratón en los Juegos Olímpicos, pero aseguró: "Si hubiese abandonado me habría arrepentido".

Federico Bruno, el maratonista concordiense que logró llegar a la meta en Río de Janeiro a pesar de no poder correr en condiciones normales, habló este lunes con LT 15 y contó lo que sentía en ese momento que emocionó a todo el mundo.

"Esto recuperándome después de semejante esfuerzo que tuve que hace ayer para llegar a la meta", fue lo primero que dijo durante la entrevista con la emisora de su ciudad natal. "Por suerte fueron calambres nada más, por ahora nada grave. Todavía siento el dolor en los isquiotibiales pero creo que es por los mismos calambres que me queda sensible", explicó.

"Tuve que hacer un esfuerzo enorme, porque ya no había manera de poder seguir corriendo", reveló el deportista entrerriano. "Se me pasaba por la cabeza retirarme, pero pensaba: 'como pueda tengo que llegar; arrastrándome, pero tengo que llegar'. Porque si me hubiese retirado de la prueba me iba a arrepentir. Ya estaba todo perdido, pero no había que perder eso de cruzar la meta", añadió.

"Daba un paso y me acalambraba, hasta la panza y los dedos de la mano", contó Bruno, quien aprovechó la oportunidad para agradecer el cariño de la gente de Concordia. "Siempre me demuestran su afecto, en cada viaje, en los entrenamientos, la gente me toca bocina o me alienta, me dice 'vamos que va a salir todo bien'. Es un orgullo ser concordiense, no tengo palabras para decir qué se siente", concluyó.

Escuchá el audio de la entrevista:
federico bruno.mp3

Comentarios