Ovacion
Viernes 20 de Febrero de 2015

“Es un lindo desafío en lo personal”

Fútbol: Ignacio Bogino, con chances de ser titular ante Boca Juniors. El ex-Patronato ingresaría en lugar de Gastón Aguirre, expulsado ante Banfield en la primera fecha del certamen.

Andrés Martino / Ovación

 


Se fue de Patronato a buscar horizontes de Primera División y lo logró. El rosarino Ignacio Bogino dejó el Rojinegro para jugar en Temperley, elenco recientemente ascendido al círculo privilegiado del fútbol nacional. Se sumó al trabajo de pretemporada, jugó algunos amistosos y llegó el día del debut que lo encontró en la banco de relevos.


Pero, rápido la chance apareció ya que ante Banfield, de visitante, el Gasolero se quedó con un hombre de menos por la expulsión de Gastón Aguirre, un referente. Entonces Rezza mandó al ex-Patrón a la cancha.


Nacho cumplió con la misión, su equipo festejó en el sur y ahora se viene Boca Juniors donde el defensor podría tener la chance de ser de la partida.


Ayer, el ex-Rosario Central y Arsenal de Sarandí, tomó contacto con Ovación y repasó este momento que le toca vivir en Primera A.


“Fue un buen debut en general. Me tocó entrar en un momento complicado del partido. Lo hice cuando nosotros estábamos con 10 hombres y contra Banfield en su cancha. Pero, por suerte pudimos aguantarlo y en el final tuvimos el premio de llevarnos los tres puntos”, fue el análisis de Bogino respecto del cotejo inaugural en el certamen de 30 elencos.            


Temperley es una institución que sufrió una quiebra, revivió de las cenizas y hoy, a base de mucho sacrificio y orden, se codea con los colosos del fútbol nacional. En este sentido Nacho contó a qué entidad llegó: “Es un club muy lindo, que está ordenado y que cuenta con mucha vida social. La gente esta muy entusiasmada por tener el equipo en Primera División. El apoyo se siente mucho en las calles y también en el club”.


El Celeste arribó a un torneo de Primera que sufrió variantes. Ya no es una competencia corta, es larga y con 30 elencos. Así lo observó Bogino: “Va a ser un torneo muy difícil, con muchos equipos en donde el poderío económico se nota. Pero, seguramente, será una linda experiencia para la institución y también para cada uno de los jugadores”.

 


El segundo marcador central, seguramente y si así lo define hoy el orientador del equipo del sur, será de la partida la próxima fecha donde aparece enfrente un grande de verdad: Boca Juniors. “Es un lindo desafío en lo personal. Es el primer partido de local y contra Boca. Las expectativas son muy altas. Esperamos tener un digno partido”.


HOY SALEN LOS 11. La expulsión del defensor y referente del plantel Gastón Aguirre ante Banfield en el inicio del torneo de Primera División le complicó los planes al entrenador del Gasolero  Ricardo Rezza, de cara al choque con Boca Juniors por el segundo acto de la competencia.


Además, el orientador del Celeste no definió si habrá otras variantes en el mediocampo del equipo para recibir, en medio de una gran expectativa, al Xeneize de Rodolfo Arruabarrena.


Por ahora, tendría al reemplazante del Tongas Aguirre (sería el ex-Patronato Ignacio Nacho Boggino quien lleva las de ganar).
Sin embargo, el posible once podrá comenzar a verse en la práctica de la jornada de hoy por la tarde cuando hagan fútbol en el Beranger.

 

 

1 Toque


Sobre Patrón. Patronato debutó ante All Boys de visitante con un empate 1-1. Al respecto Bogino comentó: “No lo vi porque jugamos en el mismo horario. Pero, por los comentarios que me llegaron, los chicos hicieron un muy buen partido. Una lástima que se escapó a lo último. Es igual un torneo largo, hay que hacerse fuerte de local y con el paso de los partidos tomar confianza. Creo que Patronato va a dar pelea. Mis mayores deseos para el club”, cerró.

 

 


Algo de historia del Celeste

 


27 años tardó Temperley en volver a la Primera División del fútbol argentino. Mucho tiempo, muchas dificultades, sufrimiento y alegrías. El Celeste quebró, cerró sus puertas, volvió a abrir, resurgió desde la C y ahora metió un doble ascenso histórico para llegar a la A.


En 1987, Temperley jugó por última vez en Primera. Después llegaron años muy difíciles. En 1989 un juez decretó la quiebra, y el club llegó a la penosa situación de tener que cerrar sus puertas en 1991 y dejar de competir en torneos de AFA.


Sus hinchas no perdieron el amor por el Gasolero. La institución poco a poco empezó a resurgir de sus cenizas. Volvió el fútbol el 24/7/93. Pero bien de abajo: desde la Primera C, una categoría prácticamente amateur por ese entonces.


Posteriormente el equipo del sur bonaerense tuvo años de inestabilidad futbolística con ascensos y descensos entre la B Metropolitana y la B Nacional. Hasta que sio el gran salto con un doble ascenso histórico de la mano de un DT especialista: Ricardo Rezza (lleva tres seguidos y seis en su carrera).


El Cele logró una hazaña deportiva: de la B a la A (dos categorías) en menos de seis meses. Ahora es tiempo de festejar un 2014 inolvidable. En pocos meses será hora de verse las caras con Boca y River.

 

 

Comentarios