Atlético Paraná
Sábado 07 de Enero de 2017

"Es el semestre más importante para todos"

De esta manera definió el DT de Atlético Paraná al cierre de la temporada de la BN. El Gato lucha por mantener la plaza.

El semblante de los protagonistas evidenció el cansancio. La pretemporada es la etapa más exigente del año. Es un período fundamental. Es el proceso donde los jugadores adquieren la base física para encarar la competencia que se avecina. No será un desafío más el que asumirá Atlético Paraná. El Decano tendrá la difícil misión de mantener su lugar en la Primera B Nacional. "Es el semestre más importante de la carrera de todos y especialmente de los jugadores porque es su fuente de trabajo. Qué motivación más grande que esa", definió el DT del Gato, Darío Ortiz, en diálogo con Ovación.
El entrenador del Rojiblanco destacó su conformismo por el profesionalismo que exhibieron sus dirigidos en el período de descanso. "Llegaron con un peso bárbaro, bien entrenados. Ninguno vino excedido, en el test de salto que hicimos han mejorado muchísimo. Son pequeñas cosas que se logran y el que no está en esto no le da importancia, pero nosotros sí porque hay jugadores que han mejorado casi ocho centímetros", resaltó.
Más allá de que el plantel no contó con caras nuevas, Ortiz celebra por contar desde el inicio con tres jugadores que son importantes en la estructura del elenco de barrio San Martín y que en la primera parte de la temporada no realizaron los trabajos de pretemporada."Ahora arrancamos todos de cero, tanto (Ricardo) Stechina como (Mauro) Pajón e (iván) Borghello que en el semestre pasado llegaron sobre el final ahora arrancan de entrada y son considerados casi como refuerzos", destacó.
En la continuidad de su relato, agregó: "Poder llevar a Stechina a pelear por un lugar es importante. Estos dobles turnos nos van a dar la pauta para que llegue de la mejor manera posible como todos los chicos. El Memo (por Borghello) necesita estar el cien por ciento físicamente porque no es un jugador de choque, sino de movimientos, de diagonales. Estamos bien como grupo porque hemos solucionado pequeños detalles que nos van a hacer crecer. Ojalá que el que venga lo haga aportando su granito de arena y su personalidad".
Las negociaciones por la llegada de refuerzos le demandó gran parte de su licencia. "No fueron de las mejores vacaciones que he pasado en los últimos años, pero este trabajo es así. Uno a veces se queja por no tenerlas, pero cuando tiene este trabajo debe estar en contacto con jugadores y su agente especula. No fueron buenas vacaciones, pero es mi profesión. No quiero vacaciones porque cuando las tenés es porque no tenés trabajo. Las vacaciones de los entrenadores son así porque uno tiene que charlar con los dirigentes para ver hasta dónde se pueden estirar. Estamos tratando de ser un poco reservados, para cuando se logren los refuerzos deseados lleguen y se pongan a entrenar. Sé que desde la dirigencia van hacer el esfuerzo".
Más allá de la crisis económica que atraviesa el fútbol argentino la especulación es una conducta que se mantiene firme al momento de gestionar el arribo de nuevos intérpretes. "Se especula, mucho. No solo los jugadores, sino quienes los representan. Se hace difícil hacer una negociación de club a club. Cuando depende de una persona que especula porque quiere ganar más dinero se torna más difícil", cerró.

Comentarios