Abuso a menores
Jueves 14 de Julio de 2016

Enviaron a la cárcel a los cinco policías sospechados de abuso a dos menores

Permanecerán presos 45 días. Los defensores apelarán la medida. Dos están acusados de violación y tres de partícipes necesarios

"Por el peligro de fuga y la posibilidad de entorpecer la investigación", la fiscal Valeria Vilchez solicitó que los cinco policías acusados del abuso sexual de dos menores de edad fueron enviados por 60 días a la Unidad Penal Nº 1 de la ciudad de Paraná. El planteo fue aceptado por el juez de Garantías Mauricio Meyer, pero por 45 días.

Dos de los uniformados fueron imputados del delito de Abuso Sexual agravado por su condición de funcionario público, mientras que los tres restantes quedaron ligados al legajo como partícipes necesarios.

Hoy, los defensores de los policías los abogados Iván Vernengo, Carlos Albornoz, Hernán Sain y Juan Aguilar evaluarán cada uno por su parte si presentan un recurso de apelación a la medida que dispuso el magistrado.

Si bien la audiencia se realizó a puertas cerradas por tratarse de un delito de índole privada, UNO pudo conocer que la fiscalía argumentó su pedido de prisión preventiva en la posibilidad real de que los efectivos influyan en la investigación, no solo entorpeciendo la tarea de sus pares sino también de los peritos.




Complicados

Mientras se aguardan los resultados de las pericias solicitadas por la fiscalía, UNO supo que las pruebas obrantes en el legajo, que ya cuenta con el testimonio de las víctimas, comprometen a los dos policías que agredieron a las menores de 15 y 13 años.



La noche del abuso

Como informó UNO la semana pasada, el hecho ocurrió el martes 5 a la madrugada. Las adolescentes habían salido ese día del hogar Mujercitas, ubicado en calle 9 de Julio, de Paraná, que depende del Copnaf, y comenzaron a deambular por el predio del Ferrocarril. Allí funciona el destacamento perteneciente al área de Seguridad Deportiva de la Policía de Entre Ríos y, en circunstancias que se investigan, fueron ultrajadas por efectivos que se encontraban de guardia.

El hecho se habría cometido en uno de los vagones abandonados. La situación salió a la luz luego de que una de las víctimas recibiera atención médica en el hospital San Roque. Los médicos hicieron la denuncia y la Policía actuó.



Dos efectivos casi desligados

Dos representados por Carlos Albornoz no fueron identificados en la rueda de reconocimiento que se realizó el martes en Tribunales. Estos uniformados que hoy están en disponibilidad podrían solicitar la reincorporación a la fuerza de seguridad, ya que la fiscal Vilchez no estaría por realizar ningún tipo de imputación. Cabe destacar que por orden del jefe de Policía, Gustavo Maslein se pasó a toda la guardia que trabajó la noche del abuso a disponibilidad.

Comentarios