La Provincia
Miércoles 22 de Julio de 2015

Envían a jubilados tarjetas de crédito que nunca solicitaron

Al reclamar por recibir el plástico, les dicen que no las usen o las rompan. Luego llega un costo de mantenimiento. Se puede denunciar

A varios jubilados les llegaron a sus hogares, de un tiempo a esta parte, tarjetas de crédito que nunca solicitaron. Al intentar darlas de baja, como respuesta les dijeron que no las usen o que las rompan. Con el tiempo, algunos enviaron el reclamos a través del buzón de mensajes de UNO, les llegó una boleta con un costo de mantenimiento a pagar. Quienes no lo abonaron generaron una deuda y los que sí, lo hicieron por algo que nunca pidieron. 

El hecho, que aún no es del todo claro, es irregular y en Defensa del Consumidor brindaron una serie de pasos que se pueden seguir para realizar la denuncia. Asimismo, la Federación de Jubilados y Pensionados de la provincia tratará el tema en su próxima reunión de comisión directiva. 

Hay quienes recibieron llamados por teléfono donde se les ofreció una tarjeta de crédito y el vendedor justificó, para emitirla, que no tenía costo alguno si no se la usaba. A otros les llegaron los plásticos con sus nombres a los domicilios particulares y en las entidades bancarias que las emitieron, al reclamar, les respondieron que si no la querían las rompieran o las guardaran. 

Sin embargo, y hasta donde UNO pudo averiguar, el no cobro del costo de mantenimiento, en algunas marcas de tarjetas, tiene un plazo determinado que puede ser de uno, dos, seis o 12 meses y vencido este, comienzan a llegar boletas que exigen el pago mensual de un monto por tener una tarjeta a su nombre. El hecho genera malestar e incertidumbre sobre todo en el adulto mayor. 

La presidenta de la Federación, Mirta Bähler, dijo a UNO que un jubilado no puede tener un descuento que no conozca. Contó que hace un tiempo, cuando se renovaron las tarjetas de débito para el cobro de la jubilación, la entidad bancaria quería reemplazarla por una de crédito que tenía un costo. “En aquel momento logramos  que las gestiones se hicieran por separado, una tarjeta iba a ser para el cobro del salario, sin costo, y otra de crédito”, explicó. Luego tuvieron que afrontar otro problema por el procedimiento del envío de las tarjetas, porque se hacían mediante un correo privado. 

“Ahora tendremos que comenzar gestiones por este nuevo planteo. Vemos que varían las estrategias y afectan a los interesados. Esto es nuevo, reciente y en la próxima reunión de la comisión, el tema nos va a ocupar, para hacer el planteo como corresponde. Conocíamos una situación similar a la planteada y ahora aparecen otras nuevas”, sostuvo y agregó que siempre han tenido buena recepción en el banco cuando van por algún reclamos o planteo. 

La secretaria General de la entidad, Lilia Santiago, también explicó: “Últimamente llaman varios bancos por teléfono e insisten en que la tarjeta que ofrecen no tiene costo”.

Las dos destacaron que deberán hacer averiguaciones para tratar de conocer en profundidad el nuevo problema. “La tarjeta es un tema que nunca aflojamos porque siempre encuentran un vericueto más”, destacó Bähler. 

Para aquellos que se encuentran con el problema hay pasos que seguir para hacer el reclamo.

Acercarse a la Federación

Son casi 40.000 los adultos mayores que pertenecen a la Federación de Jubilados y Pensionados de Entre Ríos y en la provincia hay 44 centros distribuidos en el territorio. 

Tanto la presidenta de la entidad como la secretaria general, informaron que aquellos que tengan cualquier tipo de inconveniente con las tarjetas de crédito, deben acercarse al centro más cercano durante la mañana. En Paraná queda en Belgrano 127. 

Hay que ir a Defensa del Consumidor

La titular de Defensa del Consumidor de Paraná, Zulma Cabrera, brindó una serie de pasos a seguir para evitar pagar por algo que no se solicitó. Hay entidades bancarias que inician campañas para la emisión de tarjetas de crédito que en un principio no tienen costo de mantenimientos si no se usan, pero que pasado un período sí. Si no se pagan o se realiza el reclamo correspondiente, se genera una deuda con todas sus implicaciones. 

Frente al envío de tarjetas de créditos que no fueron pedidas, Zulma Cabrera, de Defensa del Consumidor de Paraná, dijo a UNO: “Lo aconsejable, lo primero que se tiene que hacer si no la han aceptado y les llegó igual, es no romperla –por más que sea eso lo que le proponen en la entidad bancaria que la emitió–. No hay que hacerlo porque seguramente les dicen que si no la habilitan no tendrán costos, y si al tiempo les genera algún tipo de boleta que deben pagar, tienen que hacer el reclamo. Entonces deben acercarse al banco, devolverla y dejar constancia de que no la quieren”. Puede haber casos donde el banco no acepte su devolución e insista en su no uso. En ese caso hay que ir a Defensa del Consumidor. 

“Si el jubilado tiene algunos de estos inconvenientes y rompieron la tarjeta, no tendrán pruebas. Lo que les decimos es que no confíen. Ningún adulto mayor quiere tener esta intranquilidad, estas preocupaciones. Por eso, que se acerquen al banco en un día de cobro con la tarjeta y en atención al cliente deben hacer la devolución y asegurarse de que quede constancia de eso”, reafirmó y agregó: “El banco no puede tomar atribución cuando no hay consentimiento de ambas partes, si bien hay varias entidades que actúan así. El sector de adultos mayores es el más vulnerable y hasta le pueden hacer firmar documentos”.

Registrarse en el 146 para evitar trampas 

Zulma Cabrera contó que el año pasado, uno de los mayores inconvenientes fueron la contrataciones de seguros a través de tarjetas de crédito que no habían sido solicitados. Dijo que el registro “no llame” mejoró la situación; al mismo se accede al número de teléfono 146. 

“Aconsejamos a los usuarios de telefonía móvil y fija que se registren para no ser llamados. Muchos adultos mayores se encuentran acorralados cuando los llaman con ofrecimientos de productos que no quieren contratar. Desde que está el registro la cantidad de reclamos bajaron”, destacó Cabrera. 

También se puede registrar en www.nollame.gob.ar. 

Quienes no sepan cómo anotarse se puede acercar a Defensa del Consumidor que serán asesorados.  

 

Comentarios