Solidaridad
Jueves 06 de Octubre de 2016

Entrerrianos solidarios llevaron donaciones a escuelita de Catamarca

Los paranaenses llegaron al paraje Río Grande, situado a 3.500 metros sobre el nivel del mar, para llevar 3.000 kilos de alimentos y ropa

El paraje Río Grande es un remoto poblado de la provincia de Catamarca, situado en las montañas, a más de 3.500 metros sobre el nivel del mar. El lugar se hizo conocido en 2005, cuando Avelino Vega, uno de sus habitantes, caminó más de 10 horas por un sendero de cornisa una gélida noche de invierno. Llevaba a su hijita de 3 años en brazos buscando ayuda, ya que la pequeña estaba desnutrida y padecía una grave cuadro de gastroenteritis. Finalmente el hombre logró que alguien la llevara a un hospital y la niña pudo salvar su vida.

La historia, difundida en los medios nacionales, conmovió al país y fue el puntapié para que años más tarde Marcelo García Méndez y Carina Berta, dos paranaenses solidarios, emprendieran una larga travesía para llevar donaciones a la escuela Nº 156 del paraje Río Grande, que consiguieron a través de la ONG Abrazando al Norte, con sede en Peyrano, provincia de Santa Fe. Los acompañó también el hijo de Carina, de 11 años. "Se armó esta iniciativa para llevar ayuda humanitaria a las escuela 156. El paraje Río Grande es un lugar que está en medio de la Sierra de Buenaventura, en el oeste catamarqueño. Es una comunidad muy chica: en el poblado viven aproximadamente 70 personas", contó a UNO Marcelo, recién llegado de su viaje.

Asimismo, comentó: "A través de la ONG Abrazando al Norte conseguimos que la empresa Inalpa nos donara 3.000 kilogramos de alimentos enlatados de muy buena calidad. También juntamos en Paraná algunas donaciones de gente amiga y llevamos ropa y calzado. Cargamos lo que entró en el auto y otra parte de las cosas fue trasladada desde Rosario a Catamarca por el transporte Expreso Diemar, que no nos cobró nada. Nos quedaron además cuatro bolsas gigantes de ropa que estamos embalando para mandarla en estos días", agregó.

En referencia a la escuela, donde se dicta desde primer grado de Primaria hasta tercer año de Secundaria, comentó que asisten en total 30 chicos: "Hay una directora, un maestro y un profesor. Allí a los alumnos se les da de comer al mediodía y los que viven en los puestos alejados y deben hacer un recorrido a lomo de burro de entre ocho a 10 horas se quedan en el albergue de lunes a viernes y reciben además el almuerzo, la merienda y la cena".


***
Itinerario


Los paranaenses arribaron la semana pasada a San Fernando del Valle de Catamarca, la capital provincial. Luego se trasladaron a Fiambalá, una ciudad turística con aguas termales situada a 80 kilómetros de Río Grande, desde donde gente oriunda del lugar los recibió y los llevó el sábado a Río Grande en una camioneta 4x4 por un sinuoso camino de alta montaña. "Estuvimos todo el día y compartimos distintas actividades con los chicos. Nos invitaron a comer y fue una fiesta. Conocimos parte de sus tradiciones, cuando el grupo de Catamarca que nos acompañó recreó una antigua ceremonia del lugar. Vivimos un montón de cosas lindas", sostuvo Marcelo. A su vez, indicó que tras una entrevista que les realizaron en un medio local los llamaron desde el Ministerio de Educación catamarqueño y fueron recibidos por el titular de la cartera, Daniel Gutiérrez.

"El paraje Río Grande está situado en un lugar muy agreste. Algunos de sus habitantes trabajan en la escuela como docentes o cocineros, hay seis empleados de la Municipalidad de Fiambalá que hacen las refacciones, y el resto vive de la cría de animales domésticos, como cabras y llamas", contó Marcelo, y agregó: "Si bien hay pobreza, no vimos miseria. La gente vive bien. La verdad es que nos encontramos con los chicos bien vestidos, ya que reciben donaciones de calidad".

También indicó que el lugar tiene energía eléctrica, que se obtiene a través de paneles solares y cuentan con comunicación vía satélite. "El gobierno nacional instaló una antena satelital y están todos comunicados por WhatsApp, Facebook y otras redes sociales. Su población no tiene problemas alimentarios", expresó.

Por otra parte, comentó que se reunieron con referentes del lugar para organizar una huerta comunitaria, con un vivero. Se trata de un proyecto que se va a llevar adelante desde la escuela, para que los chicos aprendan a sembrar y obtenga alimentos para su consumo hogareño.

Por último, destacó: "Todo esto fue posible gracias a una suma de voluntades: una amiga de Carina que nos ayudó, la ONG que consiguió las donaciones de Inalpa, el transporte que no nos cobró, el Ministerio de Obras Públicas de Catamarca que puso un camión para llevar parte de las cosas hasta Fiambalá, y mucha más gente que colaboró para que podamos concretar esta acción solidaria", concluyó.


***
"El próximo viaje será en mayo"


Tras agradecer a "todos los amigos que donaron ropa y alimentos, a las empresas de transporte y a tantas personas e instituciones que colaboraron", Marcelo García Méndez contó a UNO que ya están planificando un próximo viaje a Río Grande en mayo del próximo año y la idea es repartir parte de los 3.000 kilogramos de alimentos que consiguieron también entre otras escuelas de poblados de la zona, al igual que las donaciones de ropa que puedan gestionar hasta esa fecha. "Los grupos de Catamarca posiblemente irán también en diciembre para llevar cosas que se necesiten", dijo, y recordó que no se puede viajar a la zona en cualquier época, ya que en la temporada de lluvias, en verano, se dañan los caminos, y en invierno la nieve impide el acceso.



***
"Queremos construir un comedor"


Carina Berta, quien es docente de nivel Inicial en Paraná desde hace 27 años, comentó que los chicos de la escuela Nº 156 de Río Grande desayunan, almuerzan, meriendan y cenan bajo un techo precario, sin paredes, y el frío suele afectarlos en las temporadas de bajas temperaturas. "Por eso nos plantemos como un próximo proyecto recaudar dinero y materiales para hacer una construcción y que tengan un comedor cerrado. Todavía hay que redondear la idea, pero pensamos en conseguir padrinos para ayudar con esta obra", señaló.

Comentarios