Mundo
Lunes 25 de Enero de 2016

Entrerriana contó cómo vive la tormenta de nieve en Nueva York

Virginia Marino vive desde hace 20 años en Estados Unidos y relató cómo se afronta el temporal

Virginia Marino, una entrerriana que desde hace 20 años vive en Norteamérica, nos contó vía chat como se vive la tormenta Jonás que azota a una tercera parte de Estados Unidos. Ella vive en Long Island, Nueva York, y no puede salir a la calle.

“No podemos salir, muchos servicios se encuentran interrumpidos y debemos aguardar adentro del hogar hasta que pare un poco la tormenta de nieve”. expresó a UNO Virginia.

“Tratamos de estar tranquilos y solamente esperar, es la primera vez que vivo un temporal de estas características y eso que hace varios años estamos viviendo, con mi familia, en Estados Unidos. Por el momento solo ver películas y estar tranquilos”, comentó la entrerriana.

En la zona el tráfico se encuentra interrumpido y se dio la orden de cerrar puentes y túneles que enlazan la isla de Manhattan con el resto del país. A su vez, hay restricciones en el metro suburbano de la ciudad, el mayor del país y que transporta a diario a unos 6 millones de pasajeros.


Muertos

Por la tormenta Jonas que afecta una parte importante del este de los  Estados Unidos, se han contabilizado, al menos 27 muertos. Los decesos se produjeron en Arkansas, Kentucky, Nueva York, Carolina del Norte, Maryland y Virginia. En estas poblaciones, más de 200.000 hogares quedaron sin electricidad, mientras que 2.200 efectivos de la Guardia Nacional fueron movilizados.

La mayoría de los fallecimientos se produjo por accidentes de tránsito debido a las peligrosas condiciones. 

La histórica tormenta cubrió de nieve el este del país el viernes y sábado, paralizando a ciudades como Nueva York y Washington, afectando a unas 85 millones de personas, la cuarta parte de la población del país. 

Más de 4.400 vuelos fueron cancelados, los aeropuertos de Nueva York, Filadelfia, Washington y Baltimore fueron cerrados, mientras que la capital de Estados Unidos y su principal metrópolis suspendieron todos los viajes.

Los meteorólogos dijeron que la tormenta -apodada “Snowzilla”, mezcla de “snow”, nieve en inglés, y el nombre del monstruo de cine “Godzilla”- dejó 56 centímetros de nieve en Washington.

En tanto, los casi 64 centímetros de nieve que cayeron en el Central Park de Nueva York fueron la tercera mayor acumulación desde que comenzaron los registros en 1869.


Circulación de vehículos

La circulación de vehículos en la ciudad de Nueva York está prohibida desde el sábado por la tormenta de nieve que afecta al noreste de Estados Unidos, según anunciaron fuentes oficiales.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció también que la misma prohibición del tráfico afecta a Long Island, que se extiende al este de la isla de Manhattan.

La decisión fue adoptada teniendo en cuenta que en la zona se espera que caigan a lo largo de estos días hasta 75 centímetros de nieve, en lo que calificó como la peor tormenta de nieve “en varias décadas”.

Cuomo también dijo que los puentes y túneles que enlazan a la isla de Manhattan con el resto del país quedaron cerrados, algo que ya se ha coordinado con el vecino estado de Nueva Jersey.

El gobernador, de cuya administración depende el sistema de transporte público de Nueva York, mencionó también restricciones en el metro suburbano de la ciudad, el mayor del país y que transporta a diario a unos 6 millones de pasajeros.

No circularán vagones de metro que vayan por el exterior de la red por los inconvenientes que están generando en las vías la nieve que cae en la ciudad.

Pocos minutos después de la comparecencia de Cuomo, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, confirmó las medidas y pidió a restaurantes y salas de espectáculos que cancelen sus operaciones y “manden a casa” a clientes y empleados. “Van a estar en una situación difícil si no regresan a casa, que envíen a sus empleados enseguida”, insistió el alcalde.

De Blasio se refirió también a los empleados que hacen entregas de comida en bicicletas, muy populares en Nueva York. “Nadie debería estar montando en bicicleta con este clima”, insistió.

No hay un plazo determinado para que termine la prohibición del tráfico en la ciudad. Los peores efectos de la tormenta terminarán en las primeras horas de hoy.

La posibilidad de adoptar esa decisión la había anticipado previamente Bill de Blasio, quien dijo que la tormenta que sufre Nueva York es una de las cinco peores en siglo y medio. Con esta prohibición, quien conduzca un vehículo sin una razón de emergencia será multado, le podrán retirar la licencia y será convocado ante un tribunal.

Las restricciones en la circulación de personas afectan también a los sistemas de trenes que conectan a Nueva York con los alrededores, que han quedado suspendidos. Todo ello coincide con la cancelación de miles de vuelos en el noreste de Estados Unidos por los efectos del temporal.

La mayor preocupación de las autoridades es que no siga creciendo el número de personas fallecidas, y ante esto es que se dispusieron las restricciones.
 

Comentarios