La Provincia
Jueves 14 de Enero de 2016

Entre Ríos está entre las cinco provincias con más femicidios

En relación a la cantidad de habitantes es segunda, según datos de la Red Alerta. En 2015 fueron asesinadas cinco mujeres  

En Rosario, ayer, un policía mató a su pareja y se suicidó. No fue el primer asesinato de una mujer en lo que va del año: se sumó a otro ocurrido en la misma localidad el 4, y a los que acontecieron en Banfield, Belgrano y Chicoana, provincia de Salta. El flagelo no cesa, a pesar de los esfuerzos por las ONG para detener estos dramáticos desenlaces, y de un grito colectivo que el 3 de junio de 2015, con la consigna #NiUnaMenos, abrió un postergado debate en el seno de la sociedad argentina y logró hacer visible una problemática que se cobra una vida cada 26 horas.

En 2015 murieron en el país 287 mujeres víctimas de violencia de género. En tanto, en Entre Ríos hubo cinco femicidios el año pasado y tres muertes vinculadas –cuando el agresor asesina a un hijo o algún allegado de quien fue su pareja como modo de venganza–. Falta esclarecer, además, la muerte de Graciela Retamar, quien murió quemada, en un dudoso episodio.

El tema es complejo y requiere un abordaje integral y multidisciplinario, y a nivel provincial son varias las organizaciones que trabajan para erradicar el maltrato hacia las mujeres. Una de ellas es la Red Alerta, que lleva adelante una labor constante y articulada para concientizar sobre la situación que padecen quienes son víctimas y procura impulsar medidas para revertir esta realidad que no se circunscribe a sectores de mayor vulnerabilidad económica. “La última muerte en Entre Ríos fue en diciembre, en Rosario del Tala, pero este año se hicieron públicos casos de violencia física que llevaron a las víctimas a una situación extrema, incluso a estar al borde del femicidio”, señaló a UNO Silvina Calveyra, presidenta de la ONG.

En este marco, reflexionó: “En estos momentos creemos que falta mucho por hacer y vamos a seguir pidiendo la declaración pública en emergencia por violencia de género. Tenemos presentado un proyecto de ley, a través de sugerencia ciudadana. La emergencia pública no solamente habla de la cuestión como catástrofe. Hoy tenemos legislación excelente en el tema, pero sin presupuesto y sin recursos es letra muerta”.

Además de la declaración de emergencia por violencia de género, la dirigente afirmó que seguirán impulsando una batería de medidas que consideran necesarias para evitar nuevos casos.

“Hay que crear casas-refugio; implementar el uso del botón antipánico, que debe ser una medida universal para toda la provincia y no para un mínimo sector –llega a menos de un 2% de la población que padece violencia–; promover medidas de inclusión social, como trabajo y viviendas dignas, y para eso proponemos la firma de un convenio con cámaras empresarias en la provincia para que asignen cupos y empleen a estas víctimas, que muchas veces al no tener un empleo o una obra social no se animan a denunciar porque dependen de su agresor”, enumeró.

También desde Red Alerta reclaman que se fortalezca la aplicación de la Ley N° 26.485 de Protección integral: “Para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”.


Los números de la violencia
Las cifras vertidas por Red Alerta dan cuenta de una situación que reviste un urgente tratamiento de la problemática: entre 2007 y 2015 hubo 69 femicidios en Entre Ríos, de los cuales 19 son víctimas y hechos ocurridos en Paraná (un 26% del total). Asimismo, hubo 13 femicidios vinculados y una muerte dudosa. En este contexto, son 82 los niños y adolescentes que perdieron a su mamá, con el impacto social que ello implica.

Entre 2012 y 2015 hubo 6.278 intervenciones por violencia, de los cuales 3.000 fueron por maltrato psicológico.

Las denuncias por violencia psicológica y maltrato físico y heridas se triplicaron en 2015. En Paraná y Paraná Campaña se efectuaron más de 740 denuncias desde el 22 de setiembre de 2014 hasta abril de 2015. La ONG advirtió además que hubo un importante incremento de otros tipos de violencia, como la laboral (moobing, acoso, discriminación), institucional entre pares, simbólica y mediática.

En tanto, a nivel país, en los últimos siete años hubo 1.808 femicidios. “En la Argentina, una mujer muere asesinada en manos de parejas o exparejas cada 26 horas, y por el impacto social por violencia de género 357 niños quedaron huérfanos, de los cuales 248 son menores”, añadió.

Las provincias que ocupan los primeros lugares son Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y Misiones.
“Entre Ríos ocupa el segundo lugar en víctimas a nivel nacional, si se tiene en cuenta la diferencia en cantidad de habitantes”, dijo Silvina Calveyra.

El trabajo para erradicar este terrible flagelo
“Nos preocupa la ausencia, los silencios en propuestas en los distintos ámbitos de representación gubernamental sea en el orden nacional, provincial y municipal de políticas públicas integrales para prevenir y erradicar las distintas formas de violencia hacia las mujeres y su incidencia territorial, que debe ser a corto plazo. Deben tener en cuenta la necesidad de las mujeres que son víctimas de explotación, abusos, de femicidios y de las más aberrantes vejaciones, para lograr la tolerancia social cero a la violencia en la sociedad en su conjunto”, sostuvo Silvina Calveyra, de Red Alerta, y acotó: “La educación de niños y adolescentes es fundamental para desnaturalizar el patriarcado, que continua imponiendo la desigualdad entre varones y mujeres en asimetrías de poder”.

Por otra parte, hizo alusión a la ley Ley Nº 27.046/14, sancionada el 3 de diciembre de 2014, que establece la obligación de exhibir en lugar visible una leyenda que diga en letra clara y legible: “La explotación sexual de niños, niñas y adolescentes y la trata de personas en la Argentina es un delito severamente penado. Denúncielo” y debe ser expuesta “en aeropuertos nacionales e internacionales, terminales portuarias y de transporte terrestre, medios de transporte público, pasos fronterizos, oficinas públicas de turismo y lugares oficiales de promoción del país”. Y recordó que las empresas de transporte de pasajeros interurbano de jurisdicción nacional están obligadas a emitir un spot contra la trata de personas y un número telefónico donde llevar a cabo una denuncia. “Detectamos que muchas no acatan la medida”, concluyó.


 

Comentarios