La Provincia
Miércoles 15 de Junio de 2016

Entre cuatro oferentes elegirán el nuevo edificio para la Casa del Joven

La semana próxima se definirá cuál es la mejor opción. Todas las propiedades están emplazadas en la zona céntrica. Ya organizan el cambio de domicilio

Entre cuatro oferentes se elegirá el nuevo edificio para Casa del Joven, una  institución abocada a la atención de jóvenes en situación de vulnerabilidad social y que después de varios años de funcionar en la propiedad de calle 9 de Julio 444, se deberá mudar a un nuevo inmueble. En un acto desarrollado el viernes en la secretaría de Salud se realizó la apertura de sobres con las propuestas de los potenciales locadores y ahora el paso inmediato para  concretar el alquiler consistirá en una recorrida por cada una de las  viviendas ofrecidas. Según información que se proporcionó a UNO desde la Dirección del Equipo Técnico de Salud Mental, este proceso administrativo se iniciará la próxima semana con representantes del área que dirige Carlos Berbara y de la Casa del Joven, con el propósito de evaluar las condiciones de infraestructura, comodidades, ubicación y todo lo que respecta al desempeño diario que realizan los especialistas que atienden 120 consultas semanales. Una vez reunida la información de cada una de las propiedades y sus características edilicias, Casa del Joven en conjunto con la Dirección de Salud Mental elevará un informe donde quedarán plasmados los argumentos a favor de algunas de las opciones. En forma paralela, personal técnico de Contrataciones elaborará un segundo informe, con lo que se pretende que la elección sea la más acertada.

Las autoridades políticas destacaron el hecho de que hayan sido cuatro los oferentes que se presentaron a la licitación. 

Desde Salud Mental se indicó que las cuatro casas están ubicadas en una zona céntrica, dentro de bulevares y que el valor de alquiler de tres de las propiedades oscila entre los 22.000 y 30.000 pesos. La restante oferta no habría conformado las expectativas de los interesados, pero la decisión final se tomará en el transcurso de la próxima semana. Con el contrato de alquiler vencido el  31 de mayo, los trabajadores continúan con sus actividades a partir de un acuerdo especial que se alcanzó con la dueña del inmueble. “Hemos trabajado con el doctor Berta que es el asesor legal del Ministerio de Salud, con la propietaria y su asesor legal. Hemos consensuado una extensión por estos días para no tener que llegar al desalojo”, le dijo la semana pasada a UNO Carlos Berbara, director de Salud Mental.

Entre las acciones que se realizaron para atender esta problemática, el funcionario aseguró que se aceleró la gestión del nuevo alquiler, así como también el trámite del expediente que estaba demorado. 

“Con todo el viento a favor, esperemos que en el mes en curso estemos en la nueva propiedad. Esperemos que estos sean los tiempos que manejemos”, planteó Berbara.

Consultado por las características que debía reunir el nuevo edificio el titular de la repartición estimó: “Tienen que ser las mismas condiciones edilicias o mejores”.

Respecto al funcionamiento de los equipos técnicos y las diferentes actividades que se realizan en Casa del Joven, Berbara adelantó que no habrá cambios en el corto plazo. “Se mantendrá el mismo equipo; están haciendo un trabajo extraadministrativo en lo que respecta a la mudanza. Hay que preparar archivos, historias clínicas y demás, para que no se pierda nada. Hay una sola contingencia o plan B, que en el caso de que no surja nada del análisis de las propiedades y nos demoremos por esa cuestión, quizás tengan que continuar por un corto período en otros lugares para darle garantía a los usuarios de que se los va a seguir atendiendo”, especificó.

***
Una fructífera historia


Casa del Joven funciona en Paraná desde hace 28 años con la premisa de equiparar oportunidades entre jóvenes de 13 a 21 años con problemáticas vinculadas a la salud mental. La entidad, que es referente provincial en  la materia, recibe interconsultas de otros departamentos de la provincia y dentro de su órbita se ofrecen talleres, así como también se articulan intervenciones, tratamientos, siendo un espacio de alojamiento, no de residencia, donde padres, hospitales, centros de salud, escuelas, y los mismos chicos, llegan por consultas e inquietudes. Allí pueden acceder a diversos dispositivos grupales y tratamientos individuales.

***
En un proceso de mudanza


Por estos días las autoridades de Casa del Joven ponen todos sus esfuerzos en el proceso de mudanza, que consiste en alistar historias clínicas, archivos y todo el material que forma parte de la labor diaria de psicólogos, trabajadores sociales, psicopedagogos, entre otros profesionales. La expectativa está puesta en conocer la nueva casa que los cobijará, un espacio  al que se deberán adaptar y conocer luego de 28 años de funcionamiento en  el edificio de calle 9 de Julio.

De esta forma se cerrará un período signado por la incertidumbre y la preocupación ante la falta de definiciones políticas  respecto a la continuidad del dispositivo.

Comentarios